ComicsDestacadasMovies

2017, el final para Wolverine.

Para ser una película tan oscura, Logan es estupendo cierre para una exitosa franquicia cinematográfica. Fue en 2017, el final para Wolverine y -casi- el universo fílmico de X- Men.

.

Fue gracias a X-Men que el género de superhéroes en el cine ganó tracción y se estableció como toda una fuerza. Más allá de los héroes de DC, no existían personajes salidos de las páginas de comic que se arraigaran en el gusto popular. Por otra parte, las películas de Marvel tendían a ser fracasos y la compañía era famosa por ellos, por sus desafortunadas producciones que incluso podían terminar enlatadas, como el caso de Fantastic Four de Roger Corman.

X-Men demostró que había factibilidad para que los aventureros de comic llegaran a las salas de cine. La tecnología estaba en un buen punto y los equipos de producción se tomaban los proyectos muy en serio, ya no pensados para un auditorio simple, más que para uno infantil.

.

17 años después, y tras 8 filmes, era tiempo de dar cierre a una franquicia famosa que ya mostraba señales de desgaste.

Una de las grandes virtudes de las producciones de la 20th Century Fox, fue la selección del elenco con actores que ganaron notoriedad y se hicieron de una reputación. El ejemplo más evidente es el del actor australiano Hugh Jackman quien, al interpretar al X-Man más famoso de todos, Wolverine, tuvo un enorme auge en su carrera. Te dejo una nota donde hablamos de los 20 años de X-Men:

.

Wolverine, por varias razones, es el mutante más popular en cualquier medio en el que se ha presentado: comics, animaciones, videojuegos y cine. Fue por ello que el mutante canadiense tuvo su propio micro universo fílmico.

Para la tercera y última entrega de Wolverine se optó por una visión muy distinta, orientada a los adultos y ubicada en un deprimente futuro.

Los futuros distópicos son cotidianos en los comics de X-Men, por lo que era una idea natural para la última cinta de Wolverine.

.

La historia presentada en cine está basada ligeramente en una saga de comic, Old Man Logan (El viejo Logan). Está presenta un panorama nada alentador para los mutantes y el resto de los héroes de Marvel. Su contraparte fílmica, escrita y dirigida diestramente por James Mangold, es una visión tétrica para los mutantes. Al final del camino, no fueron el siguiente paso evolutivo para el hombre, sino un fenómeno aislado que se extingue como fogata.

El declive mutante es provocado en parte por el hombre que luchó durante décadas por la unión entre el homo sapiens y el autodenominado homo superior, Charles Xavier.

(El en filme, se presentan algunos comics apócrifos creados especialmente para la historia)

.

El filme plantea una interesante idea. ¿Cuáles serían los efectos naturales de la edad en los mutantes? Estamos acostumbrados a verlos en el mejor de sus momentos, en la plenitud de la edad. Con el tiempo, ¿qué enfermedades podrían desarrollar?

En el caso de Xavier, la crueldad y mayor de las ironías es la demencia. Para Wolverine, es el deterioro físico y el paulatino envenenamiento a causa del metal Adamantium con que sus huesos están revestidos. Por cierto, una duda se ha planteado desde hace mucho. Si todos los huesos de Logan son de Adamantium, ¿por qué sus dientes no? Porque los dientes no son propiamente huesos.

(El en filme, se presentan algunos comics apócrifos creados especialmente para la historia)

.

Las actuaciones de Hugh Jackman y de Patrick Stewart son memorables y dignas de reconocimiento. La maestría con que Stewart proyecta al patriarca de los X-Men en sus peores momentos, es emotiva y muy humana. Al mismo tiempo, imprime tenues toques de humor con los que se gana la simpatía del auditorio.

Pese a la decadencia que se percibe en el filme y en la ruina de la academia para mutantes, Logan y Charles se han convertido en una verdadera familia, en padre e hijo. Los lujos, las mansiones y los jets quedaron atrás, solo permanecen los andrajos, la vida día a día y la convivencia cotidiana; el objetivo ya no es el bien de la humanidad, sino el de obtener los medios para llegar al día siguiente. Y de esos, quedan pocos.

En este artículo, hablo tanto del comic como de la película que inspiró:

.

Dos personajes que contribuyen a la trama son Caliban, personaje que en los comics pertenece a la tribu conocida como Morlocks y cuyo poder es el de detectar a otros mutantes. En algún tiempo fue uno de los jinetes de Apocalypse. Caliban fue interpretado por Stephen Merchant.

El segundo personaje es un pequeño clon de Wolverine llamado X-23, también conocida como Laura Kinney y que apareció por vez primera en la animación de X-Men: Evolution de 2003 (y después, en el comic de Marvel, NYX #4). Dafne Keen dio vida a Laura. Mangold tenía planes para hacer una secuela con la joven, más esta fue cancelada cuando Disney adquirió a la Fox.

.

Como dato adicional, el número en X-23 se refiere a las veces que se ha intentado clonar a Wolverine en la búsqueda de una copia perfecta.

Los villanos, Donald Pierce y The Reavers, también surgen en los comics de X-Men y están muy ligados a Wolverine. En cine, la relación es más superficial.

La última entrega en la vida de Logan es mucho más violenta y sangrienta, no se anda por las ramas. ¿Qué se puede esperar de un ser cuyo poder es regenerar cualquier herida y cuya ofensiva es por medio de seis garras de indestructible metal que salen de sus antebrazos? Y si hay un ser más violento que Logan, es su pequeño clon quien no tiene aún un código de ética.

.

El sombrío mundo de Logan, por fortuna, no es definitivo. Si algo nos han enseñado los comics (y la ciencia ficción) es que es que existen una interminable cantidad de futuros posibles, filosofía que aplicamos a su versión en cine. El final de la saga es poético, pero muy poco optimista pese a su magnífica realización.

.

Técnicamente, el término a la franquicia de X-Men por parte de la Fox, se dio con X-Men: Dark Phoenix, un filme un poco deslucido y con la muy retrasada New Mutants, que adoleció de un paupérrimo presupuesto. Cronológicamente, es Logan la que pone el sello al universo que conocimos durante casi 20 años. Será ahora, como parte de Marvel, que volvamos a ver a los mutantes.

Logan se estrenó el 3 de marzo de 2017 y cumple 5 años.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button