DestacadasMusic

50 años: Fragile de Yes.

Es uno de los mejores discos del rock y uno de los menos comerciales. Sus canciones no se escuchan muy frecuentemente en la radio y no tuvieron videos promocionales. Más su influencia permanece a 50 años: Fragile de Yes.

.

El grupo en sí tiene más de 50 años de vida y cuenta con varias alineaciones, casi siempre manteniendo integrantes clásicos. Aquí te dejo un enlace con otra magnífica producción de Yes:

.

El 26 de noviembre de 1971 se dio a conocer el cuarto disco de estudio de la banda británica que se desenvuelve en el género del rock progresivo. Durante algunos años, el quinteto había forjado su fama en su país y la región entera.

La música de Yes era más complicada en su estructura que la comercial, además de que su duración no obedecía a los estándares. Tampoco se detenían en pensar en eso, ellos deseaban crear música.

.

Fragile es un disco de mucha influencia en el rock, ya sea progresivo o no, e incluso músicos rockeros-blueseros como Joe Bonamassa han interpretado sus clásicos en concierto.

Como dato curioso, en la película de Escuela de rock (School of Rock, 2003), el maestro sustituto, Dewey Finn (interpretado por Jack Black), pone como tarea escuchar a sus estudiantes discos representativos del rock. Fragile se encuentra entre la selección:

.

Fragile es importante en la historia de Yes por varios motivos, como el hecho de ser el primer álbum en el que participa el tec ladista Rick Wakeman, quien sustituyó al cofundador Tony Kaye. En este momento, nació una de las alineaciones preferidas de Yes: Jon Anderson (voz), Chris Squire (bajo y coros), Steve Howe (guitarra y coros), Bill Bruford, (batería) y Wakeman. Esta conformación sólo produjo una placa más, Close to the Edge , de 1972 (y el en vivo, Yessongs, 1973).

La producción también es la primera en presentar el arte realizado por el pintor Roger Dean, quien también creó el logotipo del conjunto y que se aprecia en la portada. El arte surrealista y muy imaginativo de Dean llegó a ser un sinónimo del arte en el rock y tuvo una muy larga asociación con Yes, así como con otras agrupaciones o músicos individuales.

El poco tiempo que tenía el quinteto para preparar el álbum, tuvo una agradable consecuencia. Fue un accidente que dio un gran resultado. Fragile está compuesto por 9 canciones y tiene una duración total de 40 minutos con 38 segundos.

De estos, 4 tracks son composiciones grupales, mientras que las restantes son creadas por cada uno de sus integrantes.

.

El álbum inicia con “Roundabout”, que podría ser la canción más conocida del grupo (a excepción de “Owner of a Lonely Heart”, que sí fue éxito radiofónico). La composición de Anderson y Howe fue el único sencillo de la producción. Inicia con un arreglo de guitarra clásica, mismo que da paso a los demás instrumentos en una composición de 8 minutos y medio.

Una cualidad de estas canciones, es que cada uno de sus músicos crea una línea melódica independiente. Al combinarse, dan un sonido muy especial. La variación es una de sus características y es normal escuchar a Wakeman o a Howe cambiar de modelos de guitarras y teclados. Esto es más evidente en los conciertos.

Por su lado, la batería de Bruford, con mucha influencia del jazz, da la sensación de ir a un tiempo distinto al de sus compañeros. Squire toca una línea de bajo tan expresiva que parece ser una guitarra eléctrica.

.

Continúa “Cans and Brahms”, track instrumental adaptado por Wakeman y con su base en la Sinfonía Núm. 4 de Johannes Brahms en su tercer movimiento. Wakeman utiliza sonidos electrónicos, haciendo suya la composición, pero respetando la intención del autor.

.

“We Have Heaven”, es una yuxtaposición vocal -o canon- de Jon Anderson, quien también toca la guitarra acústica. Al estilo del progresivo, el track termina con una serie de efectos de sonido que simulan una puerta cerrando y alguien que se aleja corriendo, para dar paso a un viento gélido, introducción a…

.

“South Side of The Sky” (de Anderson y Squire), una de las composiciones en las que tocan todos, es un relato trágico en 8 minutos acerca de una expedición al polo que sale mal resultando en la muerte de los exploradores. La narración es en primera persona y no podemos evitar pensar en la historia del Capitán Robert Scott y su expedición al Polo Sur.

Este rock, pasados los 2 minutos, da paso a un puente musical liderado por el piano y que actúa como parte del relato mismo. Es sutil, caótico, y cada una de sus notas se percibe como pequeños trozos de hielo en el oído. Casi 3 minutos después, se retoma el relato para finalmente desvanecerse como la vida misma.

.

Continúa otra composición individual, “Five Per Cent for Nothing”, de Bill Bruford, en la que el baterista se luce en el instrumento. Dura solamente 35 segundos y también se puede escuchar teclado, bajo y guitarra eléctrica. El título hace referencia sarcástica a que los miembros de Yes recibían ganancias de un 5%, básicamente por no hacer nada, sólo ser parte del grupo.

.

“Long Distance Roundaround” es la única composición grupal de corta duración (3:28) y fue el Lado B del sencillo “Roundabout”. Como las demás, cada instrumento tiene autonomía y es digno de analizarse por separado.

.

“The Fish (Schindleria Praematurus)” está ligada a la anterior y es una creación de Chis Squire. Reconocido por su técnica y talento para tocar el bajo, este track se ejecutaba con frecuencia en vivo, resultando en largas improvisaciones que solían terminar con aplausos de pie por parte de la audiencia. También cuenta con guitarra de acompañamiento, batería y la voz de Anderson.

.

“Mood for a Day” es otro de los temas imprescindibles en los conciertos. Es una bella composición en guitarra española por parte de Steve Howe, que provee una atmósfera nostálgica y relajada, creando un ambiente íntimo.

.

Fragile cierra con “Heart of the Sunrise” (Anderson, Squire, Bruford) y es, convenientemente, la más larga de la placa. Esta llega  a los 11 minutos con 15 segundos. Tiene una larga introducción instrumental de alta velocidad para después cambiar radicalmente, bajando el ritmo y dejar casi a capela la voz de Anderson. Los demás se van reincorporando poco a poco.

El disco termina con un reprise –y continuación- de “We Have Heaven” para desvanecerse.

En conjunto, Fragile podría ser algo así como un bebop en el rock, mezcla de estructura, inspiración e improvisación. Si no existen muchas bandas que imiten a Yes es porque no son fáciles de copiar.

En 2021, Fragile cumple 5 décadas de existencia. A continuación está la liga para escucharlo completo:

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button