DestacadasUpSpecials

El atroz asesinato que sacudió a Hollywood: a 52 años de la muerte de Sharon Tate

La madrugada del 9 de agosto de 1969, el terrible homicidio de la actriz estadunidense Sharon Tate conmocionó al mundo entero y se convirtió en uno de los crímenes más famosos del espectáculo. Con apenas 26 años y embarazada por primera vez, la joven esposa del director de cine Roman Polanski fue brutalmente asesinada en su casa a manos de cuatro sectarios liderados por uno de los asesinos seriales más reconocidos de la cultura popular: Charles Manson.

La pareja vivía en una mansión del lujoso barrio de Beverly Hills, en Los Ángeles. Antes que ellos, vivía el cantante y productor musical Terry Melcher, quien acababa de rechazar producirle el material al joven roquero Charles Manson. Ahogado en ira y frustración, Manson envió a cuatro miembros de su secta para sorprender a Melcher. Sus nombres: Tex Watson, Susan Atkins, Linda Kasabian y Patricia Krenwinkel.

Lo que no sabían Manson ni sus cómplices era que la casa tenía nuevos dueños. Durante la madrugada, lograron entrar a la mansión, cortaron las líneas de teléfono y sorprendieron a la actriz y a varios de sus amigos mientras dormían. Ese día, Polanski no estaba en la vivienda, ya que se encontraba en Londres preparando los detalles de su nueva producción cinematográfica, El Día del Delfín, la cual jamás se rodó.

“Soy el demonio y he venido a hacer lo que hace el demonio”, fue lo último que escuchó Sharon Tate, quien en dos semanas daría a luz a su primer hijo. La actriz, junto con sus compañantes Jay Sebring, Voytek Frykowski y Abigail Folger, fueron apuñalados hasta la muerte. La brutal escena que encontraron las autoridades asemejaba a un ritual satánico, tan sangrienta que parecía sacada de una pesadilla.

La revista Life dedicó en la época un extenso artículo sobre los asesinatos, con fotografías de la escena de los crímenes.

Tres meses después, la policía capturó a los cuatro autores materiales de la masacre, así como a Charles Manson, líder de “La Familia”, cuyos miembros continuaron cometiendo asesinatos, incluso años después del crimen contra Tate.

Manson, un hombre demente, inmisericorde y ruin, tenía la repulsiva idea de que había sido elegido para liderar una nueva sociedad. Junto con sus cómplices, fue sentenciado a cadena perpetua en octubre de 1971. Murió el 19 de noviembre de 2017 en una prisión de Bakersfield, California, convirtiéndose probablemente en el más infame y oscuro icono de los asesinos seriales.

El aberrante acontecimiento sacudió a Hollywood y supuso un antes y un después en la percepción de las personas en el mundo del espectáculo, etiquetadas habitualmente como seres indolentes e intocables. Polanski se volvió a casar en 1989 con la actriz francesa Emannuelle Seigner, con quien aún sigue, y actualmente es uno de los directores más aclamados de la industria.

El caso continúa vigente en la cultura popular y ha sido referenciado en incontables ocasiones en películas, documentales y libros. La cinta más reciente alusiva al crimen fue la de Había Una Vez en Hollywood, dirigida por Quentin Tarantino en 2019 y protagonizada por Brad Pitt y Leonardo Di Caprio. Sin duda, un hecho que corrobora que el horror de la realidad superará siempre a cualquier historia de ficción.

Guillermo Castillo

Periodista por la Universidad Autónoma de Querétaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button