DestacadasUpNews

Activistas señalan inconsistencias al contabilizar feminicidios

Graveolens, Colectiva Juntas y Colectivo de Litigio Estratégico, entre otros, dieron a conocer los resultados de la campaña “Yo tampoco quiero morir”, anunciada el 2 de julio de 2019 con el propósito de visibilizar la violencia de género en Querétaro e inspirada en el feminicidio de Nancy Guadalupe en el municipio de Tequisquiapan.

Se concentraron 129 testimonios de violencia provenientes de mujeres de 12 a 64 años; fueron recolectados a través de entrevistas en el municipio de Corregidora, cinco delegaciones de Querétaro y El Marqués, mensajes enviados a Colectiva Mujeres y cinco buzones colocados en el centro de la ciudad. 

Identificaron que los agresores eran la pareja, padre, novio, compañero de la víctima o un desconocido, y la violencia ejercida fue catalogada en cinco categorías: violencia  física, psicológica, sexual, económica y digital.

Las mujeres que decidieron buscar justicia, levantaron su denuncia en la agencia especializada número 4, sin embargo no se dio seguimiento a su caso, mientras que quienes decidieron no reportar, dijeron tener desconfianza y miedo de que el agresor no fuera a prisión.  

Las representantes de los colectivos expusieron que además, las cifras que ofrecen la Fiscalía y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) no corresponden entre sí, pues en los casos de feminicidios, pues de 2015 a 2019 este primero reportó 8 casos mientras que el SESNSP reportó 31.

Comentaron que los errores al cuantificar son un obstáculo para que las mujeres puedan acceder a la justicia, pues los programas para atender las problemáticas se basan en esos indicadores y que las medidas actuales son insuficientes para erradicar la violencia contra mujeres. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close