DestacadasUpSports

Adiós Tokio, ¡Hola París!

El fuego encendido durante 16 días se extinguió con un espectáculo en el que los anfitriones enaltecieron el esfuerzo de los atletas, su música y danzas tradicionales.

Tras dos semanas y media de competencias, Japón pasó la estafeta a París en el estadio Olímpico de Tokyo que, como en la apertura, lució vacío en las tribunas debido a la pandemia por el Covid-19.

Los japoneses, que se ubicaron en el tercer sitio del medallero, iniciaron su ceremonia con el desfile banderas para dar paso a la entrada de los atletas, esta vez mucho más informales y desenfadados que en la apertura.

Los efectos de luz y sonido que incluyeron el Himno a la Alegría, pusieron a bailar a los cientos de deportistas que días antes se convirtieron en los héroes y heroínas de sus países.

Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) y Sebastian Coe, titular de World Athletics, fueron los encargados de premiar a los medallistas de maratón en ambas ramas, previo a la entonación del Himno Olímpico.

Francia, próxima sede olímpica en tres años, entró en escena con La Marsellesa interpretada en escenarios icónicos como el Museo de Louvre, la Torre Eiffel y los Campos Elíseos.

“Ustedes hicieron mágicos estos Juegos, nos inspiran porque se adaptaron a los cambios por la pandemia. Estas semanas de competencia nos dio esperanza, solidaridad y paz. Estos fueron unos Juegos sin precedente, lo hicimos juntos”, dijo Bach, al clausurar oficialmente la justa veraniega.

El espíritu olímpico ya viaja a París…arigato Japón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button