DestacadasUpNews

Diana Kennedy, una inglesa enamorada de la cocina mexicana

Aunque hay muchos investigadores galardonados a nivel nacional, donde su principal trabajo es la conservación de las raíces culinarias mexicanas, siempre será de agradecer a todos los individuos que a pesar NO haber nacido en tierras aztecas, sienten muy dentro de sí, la necesidad de conservar y divulgar los conocimientos gastronómicos autóctonos con la finalidad de que no se pierdan en el tiempo, plasmándolos en múltiples bibliografías. Hoy hablaremos de la gran dama de la cocina mexicana, la señora Diana Kennedy.

Diana vio la luz en su nacimiento un 3 de marzo de 1923 en Loughton, Essex en el Reino Unido. A los 19 años formó parte del Women’s Timber Corps (WTC) una organización civil británica sobre el manejo forestal, creada durante la Segunda Guerra Mundial ya que muchos hombres habían ido a la Guerra. Kennedy no asistió a la universidad debido a dicho evento bélico.

En 1953 emigró a Canadá donde vivió tres años, allí trabajó vendiendo vajillas de porcelana. Durante un viaje a Haití, en 1957 en pleno proceso de revolución, conoció al que sería su esposo, Paul P. Kennedy, corresponsal de “The New York Times” en México, America Central y el Caribe. Su primera visita a México fue el 13 de octubre de 1957 cuando decidieron casarse por estos lugares y después se trasladaron a vivir algunos años a Nueva York.

En 1966 falleció su esposo en Nueva York, por causa del cáncer. Para 1969 empezó a impartir cursos en su departamento en Upper West Side, con el apoyo del editor de la sección culinaria del “The New York Times”. Desde entonces motivada por el editor Craig Clayborne y derivado de sus investigaciones sobre cocina mexicana, publica su primer libro “The cuisines of México” en 1972.

Enamorada de la cocina mexicana y su cultura de mercados, se traslada a México para llevar a cabo una investigación más extenuante, ya que ella pensaba que dicha investigación era lo que la separaba de otros autores de libros de cocina, debido a que se tomaba el tiempo para explorar México y hacer una mejor investigación de campo para entender las raíces de la gastronomía mexicana.

Y siempre ha sido el mismo modus operandi, ha visitado todo México, ha viajado desde Chihuahua hasta Yucatán, en carro y autobús inclusive ha llegado a comentar en entrevistas que se ha tenido que trasladar en burro para llegar a los rincones más recónditos del pais y así poder conocer de primera mano su gran acervo cultural culinario.

Desde entonces, Diana Kennedy ha publicado una novena de libros sobre la cocina mexicana, algunos de los cuales han sido traducidos al español. Por poner unos ejemplos:

  1. The cuisines of México
  2. The tortilla book
  3. The Art of Mexican Cooking
  4. Mexican Regional Cooking
  5. My Mexico: A Culinary Odyssey with More Than 300 Recipes

Su inspiración inicial es la obra de la maestra mexicana Josefina Velázquez de León, quien fuera en vida una cocinera, escritora e investigadora. Pero gran parte de su estilo de escritura se lo atribuye al trabajo de la autora inglesa de libros de cocina, Elizabeth David.

Y aunque usted y yo querido lector pudiéramos considerarla como una gran escritora, ella misma no se considera así, sino más bien como alguien que documenta lo que ha visto en más de cincuenta años de viajes por México. Diana es una investigadora que se da el tiempo para poder platicar con los grandes cocineros de todos los rincones del pais y plasmar su visión de las técnicas y usos de los diversos ingredientes nativos.

Sus aportes la han convertido en una de las máximas autoridades en la cocina tradicional mexicana, y no sólo por el uso de ingredientes y técnicas autóctonas y originales, sino en la preservación de varios ingredientes y técnicas que se van perdiendo conforme los habitantes cambian de un ambiente rural a uno principalmente urbano.

Por lo que puedo ver“, dice Kennedy, “Escribo la historia oral que está desapareciendo con el cambio climático, la agroindustria y la pérdida de tierras de cultivo. En el pasado la gente tenía un sentido del gusto y el sentido de dónde provenían. Ellos eran conscientes de lo que estaban comiendo y lo que consumían y por qué no desperdiciarlo”.

En la introducción de su magnífico libro “Oaxaca al gusto”, Kennedy escribe: “Tratar de registrar las comidas étnicas, así como las recetas más sofisticadas de los centros urbanos, representa un enorme desafío y responsabilidad… Estoy segura de que si hubiera sabido lo que implicaría viajar casi constantemente durante todo el año, y a menudo incómodo, la investigación, registro, fotografía y luego cocinar y comer más de trescientas recetas, yo nunca hubiese tenido el coraje de iniciar el proyecto en primer lugar”.

Por todo esto la señora Diana Kennedy, ha sido galardonada con múltiples premios, nacionales y extranjeros, sería una lista muy larga si enlistamos todos, por lo que le contare los que a mi parecer son los más importantes.

Reconocimientos

1971.- Medalla de Plata de la Secretaría de Turismo de México por su promoción de la cultura mexicana a través de la comida.

1980.- Presea especial Amando Farga Font de la Asociación de Escritores de la Comida Mexicana.

1981.- La Orden del Águila Azteca del Gobierno de México.

2000.- Medalla de Oro de la Asociación de Restauranteros de México.

2002.- Miembro de la Orden del Imperio Británico por el Gobierno Británico por ampliar las relaciones culturales entre México y el Reino Unido.

2003.- Presea especial de Life Achievement de la Asociación Internacional de Profesionales de la Cocina.

2012.- Medalla de Oro del Vatel Club de México.

2013.- El Molcajete de Plata por la Asociación Mexicana de Gastronomía, Cofradía de Gourmets de la Zona Rosa y el Club de Industriales.

Y del 2013 a la fecha tiene un su haber un sin número de reconocimientos por institutos gastronómicos de todo el país.

Actualmente a sus 97 años vive en Zitácuaro Michoacán, donde se encuentra “Quinta Diana” un hermoso sitio que se está transformando en el “Diana Kennedy Center, para la preservación de la cocina mexicana”, el cual funciona como un centro educativo tanto para la instrucción de cocina como para las prácticas de sostenibilidad agrícola.

Y es así querido lector como llegamos a la conclusión de esta pequeña reseña a esta gran personalidad de la conservación de nuestra cultura gastronómica mexicana. Hasta la próxima

Chrystian E. Lardizábal García

Chef ejecutivo y director de operaciones de Lösung Haus. Profesor de la Universidad Internacional de Querétaro. Asesor y consultor culinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button