ComicsDestacadasUpNews

El Halloween más largo para Batman.

Basta una frase de inicio para que esta historia nos sitúe en un entorno… No dice “I belive in America” (“Creo en Estados Unidos”), sino “I believe in Gotham City” (“Creo en ciudad Gotham”). No es la adaptación fílmica de El Padrino, pero el sentimiento es similar. Se trata del Halloween más largo para Batman.

.

Tampoco es Amerigo Bosanera quien emite la frase con la que inicia el filme (más no el libro) de Coppola, sino el propio Bruce Wayne. Esa frase no sólo es referencia al mundo de los mafiosos de Mario Puzzo, pues tendrá resonancia durante el largo año en que se desarrolla The Long Halloween, obra del escritor Jeph Loeb y el artista Tim Sale que se publicó durante 13 capítulos individuales (a partir del 16 de octubre de 1996 y hasta el 22 de octubre de 1997). Para mayor practicidad, actualmente se puede conseguir en un solo volumen, ya sea en pasta blanda o pasta dura. O si eres de los aventurados, puedes cazar cada uno de sus 13 números.

“Yo creo en…” es un mantra repetido por Batman en varios momentos clave de la historia, sobre todo en los más complicados y en lo de mayor duda. ¿En qué se cree cuando se acaban las salidas…?

.

Se dice que la mayoría de las adaptaciones de comics de Batman al cine, la televisión, animación o videojuegos, parten de Año Uno (Year One) o El Caballero de la Noche Regresa (The Dark Knight Returns), ambos del genio de Frank Miller. Sin embargo, la trilogía de cine de Christopher Nolan toman gran parte de su inspiración de The Long Halloween. El director lo admite, así como el productor y guionista David S. Goyer, cuyas palabras aparecen en el prólogo de algunas ediciones recopilatorias de dicha historia.

.

Si preguntas entre la comunidad comiquera, The Long Halloween será una de las historias que salga a relucir cuando se hable de algunos de los mejores relatos del hijo pródigo y obsesivo de Gotham. Y, de hecho, esta historia está inspirada en la antes mencionada Año Uno de Miller (con arte de David Mazzuchelli). Es prácticamente una continuación al clásico de Miller.

.

Como su nombre lo indica, se trata de una aventura que se desarrolla a lo largo de un año, de un muy “largo Halloween”. Como apunté, es una secuela a Year One, que se ubica en el primer año de actividad de Batman. No es tanto una historia de terror como lo podría sugerir su nombre, sino sus puntos de partida y de término (en unos días hablaré de Year One con motivo de su 35 aniversario).

.

Batman se encuentra de regreso en Gotham, creando su reputación como vigilante de la noche y sus aliados son pocos, el recién nombrado comisionado policial James Gordon y el fiscal Harvey Dent. Se reúnen por primera vez y forjan una alianza.

.

Por otro lado, la posición privilegiada de Bruce le permite ubicarse en lugares estratégicos. La gente lo busca para entablar negocios, como en el caso de Carmine “El Romano” Falcone, “Intocable Señor del Crimen de Gotham City”, quien lo invita a la boda de su sobrino, John Vitty. Por alguna razón, Vitti ha cambiado de postura recientemente, no sólo ha desistido de testificar ante la corte en contra de su tío con el fin de hundirlo, sino que ha accedido a que Falcone patrocine su boda.

.

Como en “El Padrino”, estos eventos multitudinarios son propicios para atender algunos negocios. Pero, a diferencia de la obra de Puzzo, Bruce Wayne rechaza la oferta de Falcone. La posición económico social de Wayne le permite dicho lujo sin temer amanecer en las profundidades de algún río.

Durante la boda, Bruce se topa con dos intereses distintos: con Selina Kyle, Catwoman, y el intachable Harvey Dent, a quien le “piden amablemente”, que abandone el lugar.

.

Pese a la atracción que existe entre Kyle y Wayne, deben hacer a un lado las preferencias personales para dar paso a su “trabajo”. Ambos se topan como sus alter egos buscando información con relación a Falcone. Cabe mencionar que los dos desconocen las identidades secretas del otro.

Desde ese momento, y pese al poco tiempo que llevan de conocerse en ambas identidades (el primer encuentro se dio en Year One), crean una especie de sociedad por conveniencia. Catwoman ayudará a Batman según su conveniencia a lo largo de esta historia de tipo noir.

.

El coqueteo es parte del atractivo de este relato. Así como el misterio que surge cuando un misterioso asesino comienza a cobrar vidas durante los días feriados. La prensa -como sucedió con Jack “El Destripador”-, lo bautiza como Holiday (Día de fiesta). ¿Su primera víctima? El recién casado Johnny Vitti, quien es asesinado en su bañero la noche de Halloween. Así comienza el Halloween más largo para Gotham.

Cada fiesta: Día de Gracias, Navidad, Año nuevo, Día de San Valentín y otros, serán los momentos exactos en que este sujeto misterioso deje su marca, principalmente matando gente muy cercana a Carmine “El Romano” Falcone, “Intocable Señor del Crimen de Gotham City”.

.

Loeb y Sale crean un relato que sumerge, que invita a participar del misterio y a descifrar sus incógnitas. Recordemos que, en cada obra, ya sea del comic, el cine u otro medio, es el cuentacuentos quien nos llevará de la mano, poniéndonos pistas y haciéndonos creer que somos nosotros quienes resolvemos las interrogantes.

.

Loeb crea un balance perfecto entre lo real, lo irreal y lo surreal del mundo de Batman, mezcla personajes fantásticos, como Joker, Scarecrow, The Riddler, Poison Ivy y Solomon Grundy, dentro de un entorno criminal urbano como lo es Falcone, su hermana Carla Vitti, su rival Salvatore “El Jefe” Marioni y otros más, el bajo mundo de la ciudad más peligrosa del Universo DC.

.

Cada episodio de esta historia presenta, además, a un villano de la galería de Batman. Además de los arriba mencionados, podemos citar a Calendar Man, aptamente nombrado Julian Day (Día juliano –o, si lo hubieran traducido en la antigua Editorial Novaro, Julio Díaz-) quien, brindará una ayuda extra a Batman para dar con la identidad del homicida serial, al estilo de “El silencio de los Inocentes” (Silence of the Lambs). Pero Day no es Hannibal Lecter ni Batman es Clarice Sterling; su sociedad, si bien similar, de desempeñará de manera distinta.

.

The Long Halloween una historia de Batman, sí, pero de igual manera es de Jim Gordon, Selina Kyle y Harvey Dent. Es una narración de caos e incertidumbre donde lo único que puede percibirse con claridad es el inminente destino del fiscal Harvey Dent, inapelable. La duplicidad de su ser es algo latente, mucho antes de que se encuentre con su destino. Es la trágica figura de la vida perfecta que puede acabar repentinamente; a la vez, es una muestra de que, tanto la prosperidad extrema como las crisis severas, sacan a relucir la esencia de cada persona.

Harvey debe tomar uno de dos caminos; su característica es la dualidad, mucho antes de que llegue el momento de su transformación. Y tal vez buenos detectives como Gordon o Batman debieron haberse percatado, más su amistad con el fiscal los hace pasar por alto un par de pistas. Error de novatos y de humanos.

.

Finalmente, el arte de Tim Sale es tan hermoso como perturbador. El artista es capaz de envolvernos en el relato, así como de hacernos detener para admirar su trabajo. Sus perspectivas, sus ángulos de cámara, sus acercamientos, son plasmados con maestría. A su vez, Sale nos deja pistas en su dibujo, deseoso de que las vayamos recolectando para armar nuestro criterio en torno al caso.

.

El estratega detrás de la creación de Long Halloween es la leyenda del comic, Archie Goodwin, escritor y editor de DC quien fue el que sugirió a Loeb que retomara el mundo planteado por Miller en Year One y el mundo de los mafiosos de Gotham. Lo mismo hizo Chris Nolan para su trilogía.

.

Como buena noticia, en 2021 se ha publicado una nueva historia por el mismo equipo creativo y como continuación directa. Se dice que hay planes para continuar con futuras entregas. Asimismo, existe otro clásico de Loeb y Sale que merece ser leído, Dark Victory, de estructura similar.

.

The Long Halloween es una historia apta para esta temporada. O para cualquier otra fecha significativa, tal como lo resalta el asesino de los días festivos, Holiday. Y no está por demás: al terminar de leer esta narración que cumple 25 años y en estas fechas, tal vez sea mejor cerrar bien la puerta con llave.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button