ComicsDestacadas

El origen definitivo de Batman.

1986 fue uno de los mejores años para DC Comics. En diciembre del anterior terminó el proyecto más ambicioso de la editorial en toda su historia: Crisis on Infinite Earths. En la nueva docena de meses, estaban ya en posición para presumir su vasto catálogo de héroes. Algunos de sus héroes tuvieron nuevos relatos acerca de sus inicios, como el que se considera el origen definitivo de Batman.

.

1986 fue el año en que inició Watchmen; se lanzó la miniserie Legends (que reorganizaba y proyectaba su nueva continuidad); se presentaron a varios héroes como parte oficial del universo DC, tales como Blue Beetle y Shazam; este último contó con su propia miniserie, así como Cosmic Boy, ambos, como resultado de Legends. Aquí, la nota donde abordamos Legends:

.

Varias nuevas series habrían de estrenarse, como The Flash, una peculiar versión de Justice League y Green Lantern dejaría de enfocarse sólo en Hal Jordan para darle espacio a otros Linternas.

Superman tendría un nuevo origen y sus comics serían reorganizados. Wonder Woman tenía algunos problemas para arrancar, más sólo era cuestión de tiempo. Este es el link donde hablamos de Wonder Woman y su nuevo inicio:

.

El segundo trimestre de 1986 fue muy especial para Batman, pues se estrenó la miniserie escrita y dibujada por Frank Miller: Dark Knight. Esta cambió la visión del Caballero Obscuro y tuvo un impacto en la industria que aún se percibe.

Dark Knight representaba el final en el futuro para Batman, al estilo que Alan Moore y Curt Swan lo habían hecho con Superman el año anterior. La versión de Miller era mucho más obscura.

.

Cuando se planteó contar de nuevo el origen de Batman, Frank Miller se ofreció. Y era la opción perfecta. Si ya había establecido el omega para el detective, resultaría poético que narrara también el alfa. La pregunta era, ¿podía Miller repetir el éxito de Dark Knight? 35 años después, podemos aseverar con confianza que así fue.

A diferencia de los demás héroes, Batman no necesitaba de muchos cambios en su historia. Los elementos primordiales seguían siendo los mismos. Lo que deseaba DC era contar con más detenimiento el origen del personaje, al tiempo que hacía sus motivaciones más creíbles.

.

La escritura narrativa y dramática de Miller era perfecta para la historia. La visión del artista y escritor contaba con las cualidades específicas que se buscaban. Sin embargo, para ese tiempo Miller daba preferencia a escribir, sobre todo después del agotador trabajo que representó Dark Knight.

En Marvel, la última temporada de Miller en Daredevil fue ilustrada por David Mazzuchelli, artista que ya estaba asignado al título desde meses antes. El trabajo que hicieron en conjunto recibió excelentes críticas, por lo que continuaron su colaboración, ahora en la casa de enfrente.

.

Batman: Año Uno es una historia de 4 partes que se publicaron en el comic de mismo nombre, del número 404 al 407. Las fechas fueron del 13 de noviembre de 1986, al 12 de febrero de 1987. Habían pasado más de 6 meses desde que culminaron la historia Born Again para Daredevil en Marvel. Aquí te dejo el enlace para leer acerca de ella:

.

Batman: Year One narra los primeros días del héroe en Gotham, así como los del detective Jim Gordon, recién llegado a la ciudad. Gordon llega por tierra. Bruce Wayne, por aire. Dos distintas personas con vivencias y visiones muy diferentes pero que, con el tiempo, no sólo compartirán objetivos, sino que desarrollarán una amistad.

Wayne reaparece con 25 años de edad y después de 12 de haberse exiliado. Sanar, entender, conocer el significado de la vida y de la muerte. Tanto él como Gordon deberán luchar por la justicia a contracorriente, en una de las ciudades más corruptas. Batman en las calles, Jim al interior de la policía.

.

Batman: Año Uno es una historia de esperanza teñida de tonos grises. Esto es a propósito y de manera literal. Es un relato al estilo de las viejas películas noir, con una sensación de blanco y negro sin que lo sea realmente. La paleta de colores de Richmond Lewis es discreta y dosificada. No hay colores brillantes ni muy llamativos. Tal es el ambiente de Gotham. A la vez, esos tonos sutiles son muestra de que la esperanza es latente, nunca se apaga por completo.

Aún considerado el inicio definitivo de Batman, Year One es motivo de estudio y una recomendación para todo aquel que desee hacer comic o comprender su estructura. Las composiciones de Mazzucchelli y la economía de sus trazos nos permiten centrar la atención donde es requerida. Estético y funcional.

.

En el frente de las palabras, Miller es poético en sus descripciones y, a la vez, decisivo y directo. Comprendemos a Batman a través de su entorno, de su gente, de su ciudad, de sus motivaciones, de su dolor y determinación.

Varias de las adaptaciones que hemos visto en otros medios, toman a Año uno como su inspiración. Uno de los relatos esenciales del Caballero de la Noche, cumple 35 años de su inicio.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button