ComicsDestacadas

El Padrino, a 50 años.

Pocas películas mantienen la misma fuerza que cuando se dieron a conocer. Y un puñado de estas incrementa su valor. El Padrino, a 50 años, es buen ejemplo de ello.

Resulta un poco difícil verlo a la distancia, más el filme de Francis Ford Coppola tuvo un impacto cultural significativo. Su ascendencia italiana lo llevó a redimir la imagen del inmigrante ignorante, en específico del italiano, que era habitualmente estereotipado y caricaturizado.

.

El nivel de realismo por parte del director y de los actores tuvo una inmersión minuciosa. Asimismo, el libro y guion de Mario Puzzo fue un documento invaluable que no solo reprodujo parte de la forma de ser del italiano, sino que aportó a su propia cultura.

The Godfather, para empezar, fijó ciertos términos. Como el que da nombre a la novela y/o filme. El “padrino” no existía como figura jerárquica en las organizaciones criminales. Por ejemplo, fue después que se estrenó el filme que se comenzó a utilizar la frase “le haré una oferta que no podrá rechazar”.

.

En ese tiempo, la figura protagónica de valores ambiguos se hizo cotidiana en el cine. Los personajes ya no eran buenos o malos, blancos o negros, sino que eran presentados en distintos tonos de gris. Dentro de sus propios parámetros existen códigos de honor y se establecen límites (aunque estos se diluyen cuando se da la sucesión en el poder de los Corleone, de Vito a Michael).

El aspecto técnico es otro elemento de valor en el filme. Como la fotografía de Gordon Willis, que tuvo mucho de circunstancial debido a la poca luz con que se filmaron varias de las secuencias.

.

Desde el inicio, El Padrino cautiva. La primera secuencia, a una sola cámara en un dolly back, nos muestra a una de las tantas personas que acuden a Corleone buscando favor en el día de la boda de su hija Connie. Según la tradición, un hombre no puede negarse en ese día tan importante por lo que, además de una fiesta familiar de amigos y conocidos, se convierte en una especie de junta de negocios. Pese a lo que se remarca en varias ocasiones, los negocios tienen mucho que ver con lo personal y con la familia. El secreto radica en la  paciencia y en saber mantener la sangre fría.

Bonasera, dueño de una funeraria, expone a Corleone la situación de su hija en una secuencia que dura dos minutos y medio sin un solo corte y si desplazamiento de los actores. Es cuando Bonasera se levanta y se acerca hasta Don Vito para susurrarle, que se hace el primer corte.

.

La siguiente escena nos explica perfectamente todo lo que debemos entender en la historia, cómo opera El Padrino y más o menos a lo que se dedican.

En un guiño premonitorio, justo antes de que don Vito diga a Bonasera que tal vez un día requiera de sus servicios, vemos en segundo plano y fuera de foco, a Santino Corleone (James Caan), el primogénito y sucesor natural de Vito.

.

La elección del elenco es perfecta, existe una gran cantidad de personajes y la mayoría tiene su momento para brillar, desde el impulsivo Santino hasta el tibio Fredo Corleone, interpretado por John Cazale, considerado por muchos como uno de los mejores actores de su generación y a quien no pudimos ver en más producciones debido a su prematura muerte.

Por cierto, para ser considerado uno de los personajes del cine por excelencia, debido a la excelente interpretación de Marlon Brando, Vito tiene una corta participación con menos de una hora en pantalla. Y no aparece en las secuelas.

.

La duración del filme fue otro elemento poco convencional; usualmente, las películas se cortaban con un promedio de dos horas. Además, en varios países se acostumbraba el “intermedio”, un momento de  entre 5 y 10 minutos en que la película se paraba en las salas de cine a fin de que la audiencia pudiera ir al baño y/o a la dulcería a renovar sus provisiones.

El Padrino llega a la marca de dos horas con 57 minutos, demasiada larga para los estándares de la época. Tan solo la secuencia de la boda se toma casi media hora. Esto sirve para demostrar la importancia de la familia, además de que es una buena manera de reunir a todos los personajes importantes y conocerlos en un hábitat determinado.

.

Es conocido el hecho de los problemas que tuvo que sortear Ford Coppola para poder terminar la película. Los estudios se negaban rotundamente a que Al Pacino interpretara a Michael Corleone, pues deseaban a un actor “conocido”. A su vez, tampoco querían que Marlon Brando fuera el Don, ya que tenía reputación (ganada a pulso) de ser problemático.

Varias veces estuvieron a punto de despedir a Ford Coppola y de suspender la producción por diversos motivos.

.

Todo se ha dicho acerca de esta película, tanto por parte de la gente que intervino en ella, como por los espectadores. En el año de su 50 aniversario, 2022, y aún con el mundo sumergido en una pandemia, la cinta ha logrado tener nuevamente un lugar en las salas de cine de todo el mundo con el fin de que las generaciones que no tuvieron la oportunidad de verla en el cine, puedan hacerlo.

The Godfather se estrenó el 24 de marzo de 1972 en Estados Unidos.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button