DestacadasUpWorld

El separatismo catalán se monta en la epidemia de Covid-19

El movimiento separatista en Cataluña ha aprovechado la crisis generada por el Coronavirus para reforzar su estrategia política en contra del gobierno de España. 

Así lo revela un estudio elaborado por el investigador Nicolás de Pedro, Senior Fellow de The Institute for Statecraft de Londres y publicado por el Instituto de Seguridad y Cultura, una asociación española sin fines de lucro que promueve la prevención del extremismo violento. 

El estudio realiza un análisis de contenido de los mensajes publicados por altos cargos del gobierno de la Comunidad Catalana, la Generalitat, así como de los medios públicos catalanes durante la epidemia en curso. 

La estrategia de comunicación del movimiento separatista, a través de medios internacionales como la BBC y las redes sociales, busca fijar el discurso de que Cataluña y España son dos entidades en conflicto. 

“Se busca pasar así de un conflicto interno entre catalanes a una cuestión entre Cataluña y España concebidas como dos entidades ajenas y que precisan de mediación internacional por unos supuestos déficits democráticos del Estado español”, advierte Nicolás de Pedro.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en entrevista con la BBC el 19 de marzo, acusó al gobierno Español de dificultar las medidas de confinamiento en la comunidad de Cataluña, aún cuando ya había disposiciones en ese sentido dictadas desde La Moncloa el 14 de marzo. 

Las estrategias discursivas de los voceros, medios de comunicación y altos cargos del gobierno catalán es culpar “a los madrileños de la propagación del coronavirus” y acusar a las fuerzas de seguridad, como la Guardia Civil, de retener material sanitario dirigido Cataluña. 

Así, buscan caracterizar al gobierno español como indolente ante la muerte de los catalanes y colocar a Cataluña como víctima, apunta el estudio.

La Generalitat está tratando de fijar “en el imaginario nacionalista una narrativa insidiosa de tono conspirativo que puede envenenar la convivencia cívica, tratando, al mismo tiempo, de difundirla internacionalmente”, indica el estudio del Instituto de Seguridad y Cultura.

Esta estrategia de desinformación supone un desafío estratégico para la democracia española pues la desconfianza hacia las instituciones provoca víctimas y “hará mucho más costosa y difícil la superación de la crisis que afrontamos”, explica el informe. 

Etiquetas

Gabriel Morales López

Periodista por la UAQ. Master en Periodismo por El Mundo y Universidad San Pablo CEU, becario de la Fundación Carolina 2005-2006. Colaborador en Imagen Querétaro, 94.7 FM.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close