DestacadasUpTravelUpWorld

Explorando la espiritualidad a través de los viajes

Hay un famoso eslogan que reza “En gustos se rompen géneros” y hablando de eso, hemos comentado en otros relatos que viajar se puede ajustar básicamente a cualquier presupuesto y prioridad.

Es por ello, que en este artículo profundizaremos en un área poco explorada dentro de los blogs de viajeros y que tiene como propósito acercarse a la espiritualidad con base en la fe; el 12 de diciembre se celebra en México a la Virgen de Guadalupe, motivo por el cual (independientemente de las creencias o dogmas que se tengan) hablaremos del turismo religioso en nuestro país y algunos de los lugares más emblemáticos en el planeta.

Para no ir tan lejos, en Querétaro poseemos un acervo religioso importante, tenemos las misiones de la Sierra Gorda, 5 iglesias en pequeños pueblos que están rodeados por majestuosos paisajes llenos de vegetación; si bien, no es al atractivo principal de nuestro bello Estado, sin duda alguna, merece la pena que te acerques a ellas si planeas quedarte durante varios días por el centro del país. 

Existen muchos más lugares llenos de culto y misticismo en nuestra querida República Mexicana; sin embargo, la Basílica de Guadalupe es uno de los lugares más visitados en la Ciudad de México, y cabe destacar que en el mundo entero, la cantidad de asistentes durante estas fechas ronda la cifra de 10 millones, en el transcurso del año ¡puede tener cerca de 20! Esto se traduce en una similitud con la Ciudad del Vaticano, que tiene casi 19 millones de turistas anuales.

Para visitar el santuario de Nuestra Señora del Tepeyac, se puede llegar fácilmente en cualquier medio de transporte, el idóneo es el metro por su rapidez y costo. La entrada es gratuita y solamente ocupas dinero en caso de usar los sanitarios, comprar comida o recuerdos; los cuales puedes bendecir con un sacerdote en el costado del recinto. También puedes visitar los alrededores, subir el Cerro del Tepeyac o escuchar una misa.

Como hemos hecho mención, el Vaticano es uno de los lugares más famosos; hogar del Papa, nación de gran riqueza monetaria, cultural y religiosa, su historia precede a esta ciudad y no es solamente por el cristianismo, sino por sus obras artísticas renacentistas, ejemplo de ello, es la Capilla Sixtina de Miguel Ángel dentro del Palacio Apostólico y sus museos llenos de arte e historia; sin duda alguna, es una visita obligada en la vida.

Jerusalén, tierra santa, es el punto que combina el judaísmo, cristianismo e islam; un destino que ofrece en su arquitectura una mezcla cultural a través del tiempo y se mantiene vigente en el presente. Dentro de los sitios de interés se encuentran: La Basílica del Santo Sepulcro, el Muro de las lamentaciones, la Explanada de las mezquitas y el Monte de los Olivos.

India, para finalizar, posee una reputación donde puedes encontrar un “despertar espiritual”, las principales religiones que convergen son el hinduismo y budismo. Varanasi es la capital del hinduismo en el país, por ejemplo, y se pueden observar templos antiguos y modernos de singular belleza. Por el otro lado, para los budistas, Sarnath representa un destino importante, pues fue en este sitio que Buda comenzó a esparcir sus conocimientos después de alcanzar la iluminación.

Existen en el mundo más rincones llenos de magia, dispuestos a llevarnos a un nuevo nivel del consciencia; viajar en si, es un “despertar”, es una oportunidad para abrir nuestra mente a nuevos conceptos: jugamos a tener alas y volar (aunque sea en avión), atravesar el cielo y la tierra, a viajar en el tiempo y desafiamos los límites geográficos y de nuestra propia esencia, esta es la forma más parecida de jugar a la “Creación” y ha sido (para mí) la mejor forma de conocer que siempre existe “algo más allá de mi conocimiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button