ComicsDestacadas

Hulk: The End.

Durante algunos años, Marvel lanzó una extraña y esporádica serie de comics en los que se exploraban los últimos días de varios de sus héroes. Algunos de ellos son extraordinarios, como el que hoy cumple 20 años de su publicación, Hulk: The End. Fue publicado hace 20 años, el 26 de junio de 2002.

.

El formato de las historias variaba y en realidad no había una relación más allá del tema. Por ejemplo, Fantastic Four: The End y Marvel Universe: The End contaron con 6 números. El de Hulk, fue producido en un solo número con formato de prestigio, con más páginas y sin anuncios. Algunos otros, constan de un solo número en formato normal de 32 páginas. En esta liga encuentras una reseña del final de The Fantastic Four con el gran Alan Davis, además de la lista completa de los especiales llamados The End, que ha publicado Marvel:

.

El equipo creativo estaba constituido por un par de viejos conocidos de Hulk y de quienes hemos hablado en este espacio: el escritor Peter David, quien generó una de las mejores temporadas en el comic de Hulk durante su larga estancia de 12 años y el dibujante canadiense Dale Keown, cuya estancia fue una de las más celebradas en sus 2 años y medio de duración.

Peter David había explorado el futuro de Hulk en dos ocasiones específicas. La primera fue cuando creó, con el inspirado George Pérez, la historia de dos partes Future Imperfect (Futuro Imperfecto) en 1993 donde, en el futuro, Hulk se convierte en un dictador que domina la Tierra, aniquilando a quien se le opone, bajo el nombre de El Maestro.

.

La segunda ocasión donde vimos un futuro posible de Hulk fue, en el último número de David en ese título, con el dibujante Adam Kubert. Revisaremos esa historia próximamente, pues vale mucho la pena. Aquí analizo brevemente la temporada de ambos:

.

Peter David también exploró la idea de la inmortalidad de “El hombre increíble”. Hulk y Banner no solo tenían distintas personalidades, sino que eran entidades distintas compartiendo -casi- el mismo cuerpo. Aunque Banner envejece más lentamente que el resto de los humanos, el monstruo se mantiene indestructible, pese a su evidente vejez.

En algunos de sus puntos más críticos, la desesperación de Bruce lo lleva a intentar el suicidio, más antes de morir, Hulk toma control y lo salva.

.

En The End, que lleva como subtítulo “The Last Titan” (“El último titán”), un muy anciano Bruce Banner camina en andrajos por los parajes desérticos. Su único compañero es un “vidbot”, una especie de dron que graba toda la actividad de Banner.

El científico cuestiona su longevidad y calcula tener 200 años de edad, más ya ha perdido la cuenta. Las cosas más triviales son memorias lejanas, cada vez más difíciles de recordar y procura, de vez en cuando, profiere palabras en voz alta para no olvidar el acto mismo de hablar.

.

El deseo de Banner es morir, más Hulk no se lo permitirá.

.

Por su parte, el gigante verde está consciente de la existencia de Banner, lo que más odia en su vida. Sin embargo, este enemigo es inalcanzable. Hulk, como siempre lo ha expresado, únicamente desea que lo dejen solo. Finalmente, y después de tantas décadas, está cerca de cumplir su objetivo. Si tan solo pudiera deshacerse de Banner y del vidbot…

Hulk y Banner son los últimos sobrevivientes sobre la Tierra. Ellos, y unos insectos; legiones de cucarachas mutantes que han sobrevivido al holocausto.

.

El planeta ha sido destruido debido a una guerra nuclear; solamente el científico ha podido sobrevivir debido a la mutación provocada por su transformación en Hulk. Su cuerpo humano, aunque frágil, ha sido capaz de adaptarse a las inhóspitas circunstancias. Aun así, algunas enfermedades lo aquejan y cree que el final está cerca.

Banner ha recorrido el continente entero sin encontrar muestras de otro tipo de vida. En ocasiones, debe escapar de las manadas de cucarachas que se alimentan de él. Cuando se aproximan, el ex superhéroe se transforma en Hulk para intentar destruirlas, pero siempre es inútil. Los insectos atacan al monstruo sin piedad y lo devoran hasta dejarlo en los huesos. Solo 18 minutos bastan para que el Goliat recobre su forma.

.

Banner puede ser testigo de todo, gracias a las grabaciones del vidbot. El aparato ha sido dejado en el planeta por un ser milenario cósmico, conocido como The Recorder (El Grabador), con la intención de registrar la extinción de la humanidad.

.

Un día, Bruce Banner siente el final inminente, su corazón está a punto de detenerse. Por fin. En sus momentos finales, invita a Hulk a que se le una, que dejen de existir y se reúnan con sus seres queridos, aquellos que casi han quedado en el olvido, más han resurgido dentro de sus recuerdos en un último momento de lucidez.

Hulk se niega, sabe que si cede, si muere, le habrá dado la razón a la humanidad que lo odió y persiguió por tanto tiempo. Hulk no cederá antes sus enemigos. “Hulk es el más fuerte”. “Hulk quiere estar solo”. Así será.

.

Al día siguiente, Hulk está satisfecho de sobrevivir a la muerte de Banner; el Goliat no quiere morir nunca, no puede dejarlos ganar. Finalmente se ha deshecho del débil de Banner. Hulk, como pocas veces, reflexiona, ahora es genuinamente el más fuerte.

Ahora, Hulk está solo… Hulk siente… frío…

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button