DestacadasUpNews

Iniciará Querétaro estrategia de entrenamiento social para reabrir actividades esenciales

El gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, anunció la puesta en marcha de una estrategia de entrenamiento social mediante la cual se acompañará el regreso a las actividades esenciales bajo estrictos protocolos de salubridad y guías de actuación debidamente acreditadas ante autoridades federales y estatales.

En un mensaje dirigido a las y los queretanos, reiteró que en el estado no se levantarán las medidas de aislamiento social ni se iniciará una nueva normalidad el próximo 1 de junio.

Dijo que para caminar coordinados en esta decisión, evitando al máximo el riesgo de contagios de COVID-19, se requiere de un eficiente entrenamiento social que incluye cinco pasos fundamentales: identificar los riesgos, diseñar tu propia estrategia, cambiar hábitos y modificar espacios, ensayar antes de salir y seguir instrucciones.

El mandatario estatal anunció que para tal efecto se pondrá en marcha una vocería dedicada a brindar a la ciudadanía  instrucciones y acompañamiento puntual, lo cual “nos ayudará a ganar habilidades que nos pondrán un paso adelante para regresar a la nueva normalidad, aprendiendo a vivir con el virus entre nosotros, sin contagiarnos”.

Domínguez Servién calificó su mensaje de este miércoles como el más importante de todo el periodo de la actual pandemia; “es un llamado directo a salvar vidas mediante la unión sólida entre sociedad y gobierno”, dijo.

Y es que el jefe del Ejecutivo estatal alertó que el índice de duplicación de casos en Querétaro lleva varios días con tendencia al color naranja y puede seguir avanzando hasta llegar al rojo, si no se toman las medidas necesarias.

Advirtió que en ese punto se tendría que detener cualquier preparativo para regresar a la nueva normalidad, y los trabajos y acciones se enfocarían entonces hacia el objetivo de detener el contagio.

El gobernador Francisco Domínguez fue claro: “Estamos al borde de un gran riesgo. A pesar del esfuerzo realizado por el personal de salud, a pesar de la responsabilidad de un gran número de familias queretanas; si dejamos de atender las medidas sanitarias, si nos relajamos como sociedad, llegará el momento en que no contaremos con camas y respiradores disponibles en los hospitales”.

Apuntó que en ese supuesto, el estado no tendría la capacidad de ofrecer atención médica a todos los contagiados que lo requieran.

“Por eso hoy dirijo este llamado a unificarnos en un propósito como estado: emprender acciones para que esta amenaza no se convierta en una crisis. Aún podemos salvar vidas y evitar que nuestro sistema de salud se desborde. Aún podemos evitar una crisis que frene nuestros planes para lograr reactivar la economía”, sostuvo.

El gobernador recordó que desde hace algunas semanas instruyó a las secretarías de Gobierno, Desarrollo Sustentable, Trabajo y Turismo para que, bajo la supervisión de la Secretaría de Salud, fortalezcan su coordinación con los sectores productivos.

Destacó que el estado es pionero en la generación de protocolos que serán supervisados para asegurar un regreso cauto, gradual y seguro.

Sin embargo, “no voy a poner en riesgo el esfuerzo y los logros alcanzados por miles de queretanas y queretanos que actuaron responsablemente. Seguiré tomando todas las decisiones que sean necesarias, partiendo de las recomendaciones del Comité Técnico en salud, evaluando una y otra vez la curva de contagios y nuestro comportamiento como sociedad”, aseguró.

Mencionó que el gobierno federal ya decidió avanzar a la siguiente etapa y se comenzarán a reactivar, de manera gradual, las actividades designadas como esenciales en el acuerdo de su Consejo de Salubridad General: la construcción, la minería, el sector automotriz y la industria aeroespacial.

Domínguez Servién indico que en Querétaro son cerca de 100 mil trabajadores los que laboran en esas cuatro industrias, por lo que su reactivación gradual generará fuertes presiones de movilidad y aún mayores para el sistema de salud estatal.

Por tanto, “la preparación para el retorno gradual de ninguna manera debe significar bajar la guardia, sino todo lo contrario: se mantendrán los filtros sanitarios atendidos por el personal de la Secretaría de Salud y auxiliados por los cuerpos de Protección Civil, Policía Municipal y Policía Estatal en las principales vías de la entidad”.

Apuntó que cada queretana y queretano que pierde la vida a causa de Covid-19 abre una herida profunda y permanente en el corazón de la sociedad del estado y es un recordatorio de que nada será igual.

“Regresar depende de todos; regresar depende de enfocarnos en nuestra voluntad de vivir; regresar depende de nuestra capacidad de organizarnos. Entendamos que nuestro esfuerzo en el presente, es nuestra libertad en el futuro”, exhortó.

El gobernador queretano puntualizó que quedarse en casa, reforzando las medidas de higiene y entrenándose, es la mejor manera para detener el ritmo de contagios.

El gobierno no puede solo -reconoció-, “requerimos de la corresponsable y atenta participación de todas y todos los ciudadanos; depende de todos nosotros asegurar que hasta el último queretano reciba la atención médica requerida para salvar su vida”.

El mandatario estatal refrendó por último su convicción y orgullo por el hecho de que las familias queretanas son el recurso más fuerte, más grande y con mayor capacidad de respuesta que tiene el estado.

Etiquetas

Gabriel Morales López

Periodista por la UAQ. Master en Periodismo por El Mundo y Universidad San Pablo CEU, becario de la Fundación Carolina 2005-2006. Colaborador en Imagen Querétaro, 94.7 FM.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close