DestacadasUpKnife

¿La gastronomía en verdad tiene rostro de mujer?

Mi querido gastronauta de #Updatemx hoy si me permite, quiero sumar fuerzas por el día de la mujer y creo fuertemente que apoyar la causa es hacer evidente algo que les está pasando a las mujeres día con día en el gremio gastronómico, y esto es la desigualdad de género. Esto es algo que sucede no solo en el ramo de la gastronomía sino que también es muy frecuente en muchos campos del desarrollo humano.

Por ejemplo, en la educación es muy común encontrar minoría de docentes femeninas en las nóminas de las escuelas de cocina. Ahora que si hablamos de los restaurantes dependerá del tipo de servicio ofrecido, pero en la mayoría habrá poca representación de mujeres, a menos claro que sea lugares “específicos” donde se utiliza a la mujer como atractivo físico/visual y que no solo tienen que soportar ese trato, sino que también hago notar que las mujeres en promedio ganan un 30% menos que los hombres.

La gastronomía nos debe mucho en el tema de la inclusión, debido a que no se les da la vitrina necesaria a proyectos de emprendimiento de cocineras o empresarias restauranteras de la misma manera que se hace con sus contrapartes varones. Aquí me permito hacer una acotación, me refiero al género, mas no al talento que tienen. Insisto que es imperativo y urgente dar valor al rol que tienen las mujeres en el campo de la alimentación que permeen a futuras generaciones de emprendedoras.

En Latinoamérica, y en México particularmente, la mujer es quien dirige la cocina en casa, es a quienes voltean a ver aquellos “gángsteres” para apoderarse del conocimiento milenario de los fogones de nuestras cocineras tradicionales. Ellas son las responsables de transmitir identidad y tradición, con la capacidad de proponer desde una faceta culinaria, un nuevo futuro para sus comunidades.

En estos lugares la mujer ha usado la herramienta gastronómica como forma de vivir, subsistir y resistir, como herramienta para perpetuar la cultura y la identidad culinaria mexicana.

¿Saben a quiénes les debemos que la gastronomía mexicana haya sido reconocida como patrimonio mundial ante la UNESCO? A mujeres, que con sus recetarios han marcado la memoria histórica de nuestro amado país.

El gremio gastronómico mexicano (y del mundo cabe resaltar) necesita hacer un alto y hablar más sobre la igualdad de género en un sector en el que la brecha es cada vez más amplia. Y no solo se debe hablar, se debe actuar al respecto. Es necesario.

Es importante abrir espacios de dialogo, para empoderar de manera correcta a la mujer. Visibilizar y reconocer el trabajo de tantas mujeres ligadas a la alimentación, en el mundo laboral y poder encontrar una forma que nos permitan derribar los muros de la desigualdad, donde los hombres en muchas ocasiones salen ganando más que las mujeres, y no me refiero al factor económico.

Es imperativo desarrollar un sector gastronómico más inclusivo, seguro y respetuoso, que haga una autocrítica en términos de contratación femenina y que planifique acciones que promuevan, no solo un cambio en la contratación, sino un cambio importante, basado en el respeto y la tolerancia.

Hoy es un día de sumar, no de felicitar, hoy es un buen día para valorar la labor de las mujeres, que no solo trabajan duro sino que también se deben enfrentar a todo lo tienen en contra. Hoy es un buen día para iniciar el apoyo de los próximos 364 días de conmemoración, creando lugares seguros y justos, inclusivos y de crecimiento, lugares donde el gremio reconozca que sin las grandes figuras femeninas del arte culinario, la cocina mexicana simplemente, no existiría. Y si, la gastronomía tiene rostro de mujer.

Hasta la próxima

Chrystian E. Lardizábal García

Chef ejecutivo y director de operaciones de Lösung Haus. Profesor de la Universidad Internacional de Querétaro. Asesor y consultor culinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button