DestacadasUpWorld

La ultraderecha y Bolsonaro ganan en Brasil

Con el 55% de los votos y el 99% escrutado, el ex militar Jair Bolsonaro candidato de ultraderecha gana la presidencia de Brasil, frente al progresista Haddad, quien fue agraciado sólo con el  el 44%.

Una nueva era comienza en Brasil

Jair Messias Bolsonaro, asumirá el cargo hasta el 1º de enero en el 2019, con él al mando del gigante país de América del Sur, se terminará una era de 13 años de políticas de izquierda para los cariocas, la que comenzó con Lula da Silva, continuó con Dilma Roussef, y al ser esta destituida, siguió con dos años de gobierno temporal con Michel Temer, gracias al Partido de los Trabajadores.

De acuerdo con las propuestas de campaña, el Partido Social Liberal, del que emerge el ahora nuevo presidente de Brasil, pretende una replanteamiento del Estatuto de Desarme, mismo que aprobaron gobiernos anteriores y que limita en ciertos puntos a los ciudadanos para portar un arma, para este partido, las armas “son instrumentos, objetos inertes que pueden usarse para matar o para salvar vidas”, dependiendo de su uso y manejo,  pueden ayudar a reducir los homicidios. Con esta medida, Bolsonaro siempre declaró que cada ciudadano tiene derecho a portar un arma y así salvaguardar su legítima defensa.

“Tenemos que garantizar y reconocer que la vida de un policía vale mucho”, siempre declaró Bolsonaro, argumentando que también se trata de proteger a los policías y que “en el ejercicio de su actividad profesional” sean protegidos por el sistema jurídico a través de inmunidad, así en caso de que un policía durante una operación cometa un crimen, éste no será condenable, ya que  lo habrá cometido en el ejercicio de su actividad profesional.

Además, propuso y pretende terminar con la sexualidad precoz y el adoctrinamiento con materias como Organización Social y Política Brasileña y Educación Moral y Cívica, además de garantizar que a dos años de su toma de protesta, habrá por lo menos una escuela militar en cada ciudad.

Para los “sin tierra” también habrá cambios, pues el ocupar o invadir una propiedad como en México conocemos a los “paracaidistas”, serán llevados con la justicia y enfrentarán penas a la par de los terroristas, es decir hasta 30 años de cárcel.

En cuestión de territorios e indígenas, “ni un milímetro más de tierras indígenas”, como su programa siempre especificó, pues hay temor a que estos territorios se conviertan en una especie de países independientes dentro de esa misma nación. Con ello se incluye la medida de análisis para incluso revocar algunas o hasta las 129 que ta se han otorgado en administraciones anteriores.

Sobre los refugiados y la ola de venezolanos en busca de una oportunidad en aquel país, declaró en campaña que “Brasil no puede ser un país de fronteras abiertas”, además de mencionar la creación de campos de refugiados venezolanos.

Aunque seguramente también, otro de los polémicos temas que seguramente dará un giro a las decisiones al respecto será la de las castraciones químicas, pues con ello se tomarán medidas para combatir el número de violaciones, su aumento en realidad, y las desigualdades de género que prevalecen para los ciudadanos brasileños.

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close