DestacadasUpBusiness

Lo bueno es que tenemos salud, pero ¿y las finanzas?

La salud financiera no está de sobra, de hecho sabemos que el dinero no nos da la felicidad, pero ¡ah jijo!, sí saca de apuros, sobre todo en estos tiempos en donde precisamente los imprevistos médicos están a la orden del día.

Primero debes ponerte metas razonables, según BBVA, es importante que de forma periódica, lo más recomendable es que sea anual, puedas dejar claros tus objetivos económicos a corto, mediano y largo plazo, pero con mucha precisión, por ejemplo, guardar 100 pesos a la semana hasta llegar a 6 mil. 

Pero y una vez que tengas el monto total del objetivo, ¿qué haces? Pues en realidad de la mano va un presupuesto, de esos 6 mil  pesos ahorrados, quizá 3 mil los destinarás a la compra de útiles escolares o exámenes médicos, el resto continuará en ahorro.

Y no se trata de dejar de ahorrar, si ya te estaba yendo bien con el hábito de ahorrar 100 pesitos semanales, síguele, porque pian pianito, así cada vez alcanzarás más de lo que te propongas.

Con ello llegarás a fijar un porcentaje de ahorro mensual, este es un hábito sano en la salud financiera, que te permitirá siempre tener una cantidad disponible para imprevistos.

Nunca olvides realizar tu presupuesto mensual de ingresos y egresos y fumiga los gastos hormiga.

Ana Karen Santana

Científica de la comunicación, actriz de teatro y la vida, creyente del poder de la comunicación y la expresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button