ComicsDestacadas

Nuevo rumbo para The Incredible Hulk.

Actualmente, tiene un imperio en la industria de las figuras de acción, así como una buena parte invertida en la compañía de comics Image y con su creación Spawn -que en 2002 cumplirá 30 años-, Todd McFarlane se mantiene como un gurú en ambos campos. Tan sólo 5 años antes de Spawn, Image y McFarlane Toys, el canadiense se daba a conocer de manera importante con The Incredible Hulk, comic en el que comenzó a imponer sus condiciones. En ese entonces, McFarlane y el escritor Peter David dieron nuevo rumbo a el gigante verde.

.

Antes, contexto: El comic de Hulk tuvo voz durante mucho tiempo con el escritor Bill Mantlo y el dibujante Sal Buscema. En un inesperado movimiento, Mantlo intercambió título con John Byrne, creador, escritor e ilustrador de Alpha Flight. Byrne se encargó de Hulk desde el número #314, de diciembre de 1985.

Debido a problemas creativos, Byrne renunció pronto al comic y su último número fue el #319 (con la boda de Bruce Banner y Betty Ross). Aquí te dejo la nota donde hablo de este evento:

.

Posteriormente se integra el editor, escritor e ilustrador Al Milgrom, más tampoco se mantiene por mucho tiempo en la revista. Milgrom hizo un cambio por demás importante, el regreso del Hulk gris, que era el color original del gigante en 1962. Aquí te dejo otra nota al respecto:

.

Hulk volvió a su color original gris y sufrió cambios de personalidad. Era una atractiva propuesta, más el monstruo tenía dirección, no director. Entonces, se le dio oportunidad al joven escritor Peter David de tomar las riendas del título de manera casi accidental, pues David había tenido problemas al interior de Marvel y estaba parcialmente vetado.

El primer número de David como escritor fue The Incredible Hulk #328 y de manera oficial, desde el #331. Este fue publicado el 10 de febrero de 1987. El escritor se mantuvo durante 11 años casi ininterrumpidos (solamente dos historias no fueron escritas por él durante este periodo). Su último relato apareció en Hulk #467, de junio de 1998.

(Primer número del escritor Peter David en Hulk)

.

Por su parte, Todd McFarlane luchaba por hacerse un nombre dentro de la industria. Después de algunos trabajos en DC Comics (como en Infinity Inc. e Invasion), regresó a Marvel, donde se le había publicado su primer trabajo profesional en Coyote #11, el 12 de febrero de 1985.

McFarlane fue asignado a dibujar Hulk. Junto con Peter David, conformando el primer equipo estable. El primer trabajo del dibujante fue en Incredible Hulk #330, publicado el 6 de enero de 1987, escrito por Milgrom (su último número).

(Primer número del dibujante Todd McFarlane en Hulk)

.

En Incredible Hulk #331, se unen David y McFarlane en lo que resultaría una corta, pero memorable temporada. El ilustrador permanecería hasta Hulk #345 (el #335, fue dibujado por John Ridgway). En el #346, McFarlane solo hizo bocetos que fueron terminados por Erik Larsen.

Después de esa asignación, McFarlane haría historia en otro comic: The Amazing Spider-Man.

(Primer número del equipo David/McFarlane en Hulk)

.

En estos pocos números, ambos creativos agarraron su paso modificando algunos aspectos de la era Milgrom: eliminaron a Rick Jones como el nuevo Hulk, le regresaron su humanidad y volvieron a unir los cuerpos de Bruce Banner y Hulk, permaneciendo de color gris, pequeño y cuyas transformaciones ocurrían solo de noche. Como al inicio, las aventuras de Hulk se desarrollaban en el desierto.

La imagen del Goliat gris se hizo muy popular en poco tiempo, gracias al diseño de Todd McFarlane. Su peculiaridad se acentuó cuando al dibujante se le permitió entintar sus propios dibujos a lápiz. Al ser un ilustrador relativamente novato en la industria, no era una condición que dependiera de él, por lo que usualmente se le asignaban entintadores veteranos para mejorar algunos errores. Sin embargo, McFarlane consiguió la oportunidad y se colocó rápidamente en el gusto de los fans. Su estilo de dibujo no era tradicional y menos dentro del llamado “estilo de casa”.

(Primer número del equipo David/McFarlane en Hulk)

.

Según lo dice el propio Todd, cuando dibujaba a Hulk pretendía hacerlo con una piel similar a la de un rinoceronte. Las texturas jugaban un papel importante en sus ilustraciones y son imprescindibles en su estilo. El éxito le permitía obviar algunos errores anatómicos y narrativos, formando parte de una nueva corriente de dibujantes al interior de Marvel.

McFarlane tuvo las mismas libertades creativas cuando llegó a The Amazing Spider-Man y después, cuando el editor Jim Salicrup creó el comic titulado Spider-Man en el que se le permitió escribir e ilustrar sus propias historias. El siguiente movimiento de McFarlane fue renunciar a Marvel y cofundar Image Comics.

(Samuel Sterns se convierte en un nuevo Leader)

.

La primera historia entintada por el ilustrador canadiense en Hulk es todo un clásico, con una portada icónica que ha sido homenajeada una incontable cantidad de veces. Se trata de The Incredible Hulk #340 y presenta un enfrentamiento contra Wolverine (poco antes, Hulk también peleó contra X-Factor).

Sin embargo, el doble trabajo (lápices y tintas) hizo que McFarlane se atrasara en las entregas, por lo que sólo pudo entintar 3 números.

(Hulk contra -y después con- X-Factor, los X-Men originales)

.

Por su lado, Peter David implementó varios cambios en el comic durante esta temporada, como el regreso de Samuel Stern (el némesis de Hulk conocido como The Leader, con un nuevo y grotesco diseño de McFarlane).

El nuevo Hulk también tiene sentimientos por Betty, más la pareja es separada por la detonación de una nueva bomba gama. El evento es planeado por Stern, quien mata al padre de Betty, el general Thunderbolt Ross y aparentemente a Hulk, quien abandona a Betty y a sus compañeros para vagar un tiempo por el desierto. Posteriormente, llega a Las Vegas, donde se convierte en guardaespaldas de un mafioso. El nuevo Hulk, inteligente y temperamental, se refugia en la ciudad manteniéndose como incógnito. Ahí, asume el nombre de Mister Fixit (traducido vagamente como “Señor Arreglos”).

(Una de las portadas más clásicas del comic)

.

Hulk ganó una fama inusitada en su historia, gracias al ingenio de David. El rápido ascenso de McFarlane le abrió las puertas para ilustrar al héroe más importante de la editorial. y no decepcionó.

Se cumplen 35 años de la llegada de Todd McFarlane (y de Peter David de manera oficial al mes siguiente) con The Incredible Hulk #330.

(Wolverine debutó en Hulk #181, unos 13 años antes. Después, el mutante se unió a X-Men)

.

Antes de irme, te dejo otro vínculo a una nota donde hablo de una de las mejores temporadas de este comic:

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button