Destacadas
Tendencia

Padrón de damnificados por sismos, incompleto y poco confiable: ASF

La SEDATU, a cargo de Rosario Robles, solo levantó información en 377 de los 720 municipios y delegaciones listados en las declaraciones de desastre natural y de emergencia extraordinaria

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano no contó con información suficiente ni confiable sobre las viviendas afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, observó la Auditoría Superior de la Federación en la auditoría 1678-DE.

El dictamen, fechado el 24 de octubre de 2018, reporta que las entidades federativas afectadas  por los sismos fueron Oaxaca, Chiapas, Ciudad de México, Estado de México, Guerrero, Morelos, Puebla, Tlaxcala y Veracruz.

Los resultados de la fiscalización mostraron que la SEDATU solo levantó información en 377 de los 720 municipios y delegaciones listados en las declaraciones de desastre natural y de emergencia extraordinaria.

“La dependencia tampoco acreditó el levantamiento de información en la totalidad de las viviendas de los municipios con declaratoria, ya que únicamente obtuvo información del 3.7% de las viviendas (172,026 de las 4,654,095 viviendas existentes) y 4.2% de la población (742,182 de los 17,817,859 habitantes)”, revela el resultado de la auditoría.

“Por lo anterior, la SEDATU desconoció el diagnóstico de los daños en las 2,451,407 viviendas y 8,750,407 personas que habitaban en los 343 municipios que no fueron censados y que contaron con declaratoria de desastre”, agrega el documento entregado a la Cámara de Diputados.

Registros duplicados

En las bases de datos de la SEDATU con el censo y padrón de damnificados, la ASF identificó campos con “datos duplicados que debían ser identificadores únicos, tales como folio, cédula, código de barras, CURP, coordenadas y dirección de las viviendas”.

“En conjunto las tres bases de datos tenían 191,365 registros duplicados en la información de la Ciudad de México, Chiapas, Estado de México, Guerrero, Morelos, Oaxaca y Puebla, los cuales no fueron aclarados por la dependencia, por lo que se careció de información confiable”, señala el informe de auditoría.

En opinión de la ASF, “la SEDATU no contó con un censo y un padrón suficiente y confiable para programar y priorizar los apoyos destinados a la reconstrucción y rehabilitación de las viviendas de la población afectada por los sismos ocurridos el 7 y 19 de septiembre de 2017”.

Gabriel Morales López

Periodista por la UAQ. Master en Periodismo por El Mundo y Universidad San Pablo CEU, becario de la Fundación Carolina 2005-2006. Colaborador en Imagen Querétaro, 94.7 FM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button