DestacadasUpNews

Pandeo de vigas por deficiencias en pernos causó el colapso en la Línea 12, asegura dictamen final

El colapso en un tramo elevado de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México (CDMX), ocurrido el pasado 3 de mayo, se debió al pandeo de un par de vigas por falta de pernos funcionales en una longitud significativa, así lo indicó la empresa DNV, encargada del peritaje.

En conferencia de prensa, el gobierno de la Ciudad de México presentó este martes el dictamen técnico final que la empresa noruega entregó a la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil. El documento fue presentado por la titular del organismo, Myriam Urzúa Venegas, y el secretario de Obras y Servicios de la CDMX, Jesús Antonio Esteva Medina, así como por el director general de DNV y la gerente del proyecto.

“El pandeo de las vigas ocasionó que parte del tramo elevado perdiera su estructura compuesta. Como resultado, la estructura compuesta estaba operando como dos vigas independientes, una de concreto y otra de acero, que experimentaron condiciones de carga para las que no estaban diseñadas”, señala el documento en el resumen ejecutivo.

El dictamen indicó que lo anterior creó condiciones que llevaron a la distorsión del marco transversal central y la iniciación y propagación de grietas de fatiga que redujeron aún más la capacidad de la estructura para soportar la carga.

Entre los factores que contribuyeron a la falta de funcionalidad se incluyen pernos con soldaduras deficientes, pernos faltantes y pernos mal colocados. En cuanto al colapso, los factores incluyeron deficiencias en las propiedades metálicas de las vigas y en el diseño del marco transversal que no cumplió con los estándares de diseño.

Esteva Medina detalló que la estructura ya se encontraba en mal estado antes del terremoto de 2017, aunque no fue posible detectar entonces las deformaciones a simple vista. En dictámenes preliminares, la empresa pericial encontró también inconsistencias en los concretos empleados en el tramo.

Tras el colapso que ocasionó la muerte de 26 personas y un centenar heridas, el gobierno capitalino inició los trabajos de reconstrucción de la llamada “Línea Dorada”. Las mismas empresas encargadas de la construcción de la línea se ocuparán de las reparaciones, las cuales incluyen tanto el tramo elevado como el colapsado y el subterráneo.

Guillermo Castillo

Periodista por la Universidad Autónoma de Querétaro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button