DestacadasMusic

Pink Floyd: Meddle.

“Uno de estos días, te cortaré en pequeños pedazos…”. Con este mensaje de bienvenida comienza el sexto álbum de estudio de Pink Floyd: Meddle.

“One of these Days” es el track inaugural del material que se dio a conocer hace 50 años, el 31 de octubre de1971.

.

La composición, atribuida a los cuatro integrantes del grupo de rock progresivo británico, es una pieza instrumental muy popular entre sus fans y una de las composiciones más importantes hasta ese momento en lo que a presentaciones en vivo se refiere.

.

De casi 6 minutos, “One of these Days” también tiene la peculiaridad de contar con la voz del baterista, Nick Mason, quien emite la violenta frase. De hecho, es la única voz que contiene.

Otro dato curioso, es que el bajo es tocado tanto por Roger Waters como por el guitarrista David Gilmour. Fue el segundo quien creó el riff en su instrumento. Posteriormente, se grabó con dos bajos eléctricos a los que se les puso efecto para así, darle mayor potencia y profundidad a la grabación.

.

La producción llegó en un momento de transformación para la agrupación. Atrás habían quedado los días de Barrett y la sicodelia; la experimentación los lleva a componer baladas y hard rock, sin apropiarse de ninguno de estos géneros. La finalidad de Floyd era simplemente la creación, así como el escultor permite que la piedra sea la que guíe su mano.

Otros tracks, no tan populares, integran la primera parte de Meddle, o Lado “A”. “A Pillow of Winds” es una balada de Waters y Gilmour, las canciones de amor no eran comunes en los tópicos floydianos y se pueden contar con los dedos de una mano.

.

Meddle continúa con “Fearless”, acústica de tipo folk que nos recuerdan un poco a The Grateful Dead. Este track habla de combatir la adversidad y de tomar el control de las situaciones. Casi al final, se interpone la grabación de un grupo de gente coreando en un estadio, el que ahora es considerado himno del equipo de futbol, Liverpool: “You’ll Never Walk Alone”. La composición fue adoptada después de que fuera grabada en 1963 por el grupo de pop local, Gerry and The Peacemakers.

.

“San Tropez” es una canción compuesta y cantada por Roger Waters. Es la única canción de este disco en ser cantada principalmente por Waters; las demás tienen como vocalista a Gilmour, mientras que “Echoes” incluye la voz del tecladista Rick Wright. El track es una referencia al poblado portuario de Saint-Tropez, en la Costa Azul o Riviera Francesa.

.

La última grabación del Lado “A” de Meddle, es una de las joyas entre los bootlegeros (término que se refiere a quien colecciona grabaciones no oficiales de sus grupos favoritos, filtraciones de estudio de tomas distintas a las conocidas o conciertos que no fueron editados para su venta; así como canciones que no fueron terminadas).

Ese es el caso con “Seamus”, una muy peculiar composición que hace referencia a un perro Border Collie, propiedad del líder del grupo Humble Pie, Steve Marriott. Seamus se escucha en la grabación aullando a la par del blues acústico. Otras versiones se filtraron bajo el nombre de “Mademoiselle Nobs”. “Nobs” era una recreación sin letra de “Seamus” con modificaciones instrumentales, en la que la protagonista vocal era una perrita borzoi. La versión en video se incluye en el concierto Live in Pompeii .

.

Meddle es una réplica estructural de su antecesor, Atom Heart Mother, en el aspecto de que, una cara del álbum se compone por varias canciones, mientras que por el otro, contiene un sola composición. “Atom Heart Mother” era una suite orquestal aderezada con los instrumentos eléctricos del grupo. En contraste, “Echoes” son sólo ellos cuatro, creando pasajes musicales y atmosféricos, inquietantes, evocativos de la soledad y la desesperación.

Te dejo un enlace a la nota donde hablamos del interesante disco, Atom Heart Mother:

.

“Echoes” podría ser una composición poco digerible y mucho menos amigable para alguien que no esté familiarizado con el sonido Floyd de esta etapa. Son 23 minutos y medio de música que nos sumerge y nos invita a imaginar. Obviamente, no tiene una estructura comercial y difícilmente se ha propagado por algún medio de difusión público. Sin embargo, es una de las favoritas de los seguidores de Floyd.

La creación de “Echoes” inició con una serie de improvisaciones que se conocieron colectivamente como “Nothing” (Nada), partes de la 1 a la 24. A estas se les fue dando orden.

.

La banda tocaba en vivo algunos extractos antes de que estuvieran terminados; esta era una práctica común para ellos, varios de sus tracks se dieron a conocer primero en los conciertos y llegaban a cambiar de nombre ya en sus discos. En este caso, se presentaba también como “The Son of Nothing” (“El hijo de nada”) o The Return of the Son of Nothing” (“El regreso del hijo de nada”). En inglés, se hacía un juego de palabras, pues “son” suens similar a “song”, lo que podría traducirse como  “La canción de nada” o “El regreso de la canción de nada”.

La portada del disco fue creada por Storm Thorgerson y su estudio, Hipgnosis. Sin embargo, el resultado no fue de su agrado. La imagen es la fotografía de una oreja debajo del agua. Las olas que se ven representan las ondas de sonido. Meddle significa interferir, por lo que el título infiere una interrupción en la comunicación.

En su interior, el álbum cuenta con una fotografía de los cuatro integrantes; fue la última producción que tuvo una foto de los miembros de Pink Floyd hasta A Momentary Lapse of Reason, de 1987.

Mucho se podría escribir acerca de Meddle, pero es mejor aún disfrutar cada una de sus notas, que ya cumplen 50 años.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button