Destacadas

Prevención y paz en Corregidora

Ante jóvenes del COBAQ de Bravo, Sebastián Marroquín, hijo de Pablo Escobar, dejó su testimonio sobre la violencia que le tocó vivir, y cómo decidió reinventarse para llevar un mensaje de paz.

En su mensaje, el presidente municipal de Corregidora, Roberto Sosa Pichardo, expresó la necesidad que hay, por llevar un mensaje entre los jóvenes, para que puedan tomar las decisiones correctas.

“Valoren su vida y la de sus familias, tengan presente las repercusiones que puede tener una mala decisión en su vida, tienen todo por delante, cuentan con mi gobierno para ser grandes ciudadanos”, acotó el edil.

Con estas conferencias, se busca que los jóvenes logren ser conscientes sobre el alcance que puede tener una decisión en sus vidas, y que tengan las herramientas para elegir entre una vida de trabajo y preparación para ser buenos ciudadanos y profesionistas y que conozcan de cerca el testimonio sobre lo que puede derivar con el acceso a las drogas, al contrabando y la forma fácil de hacer dinero.

“Lo único que les puedo decir es que se preparen, que no piensen en otra cosa más que en estar viendo siempre para adelante, el desarrollo de este municipio viene para arriba y los va a necesitar a ustedes jóvenes, van a venir muchas empresas, industrias y gente interesada en talento como ustedes”, agregó Roberto Sosa.

De acuerdo con el testimonio que lleva Sebastián Marroquín, hijo de quien fue uno de los narcotraficantes más peligrosos en la década de los 80, son las acciones las que realmente importan en la vida de una persona.

En su testimonio explicó que el hambre y la violencia fueron constantes en su vida y dijo a los jóvenes que más allá de cuánto dinero se gane y en cuánto tiempo, lo realmente importante es cuánto puedan disfrutarlo en el tiempo.

Subrayó que el derecho de la paz es el más importante para los seres humanos, y reiteró las consecuencias que tuvo en su vida la violencia en la que vivía, por lo que busca invitar a la juventud a que tome reflexione, sea consciente y no se atreva a repetir esas historias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button