DestacadasUpNewsUpSpecialsUpWorld

¿Quién es la spacewoman Wally Funk?

Para Wally Funk la vida siempre fue una posibilidad en el viento, pues soñar a volar fue la fantasía que la ha acompañado cada día desde que tiene uso de razón. La niña que jugaba a ser Superman y hoy es toda una astronauta a los 82 años.

Hija de un padre soñador y cauteloso por cuidar que los deseos de su pequeña no se frustraran, de una madre que también soñaba con ser piloto aviador, sin embargo y curiosamente no recibiría apoyo suficiente para lograrlo, sin embargo estaría dedicada a buscar cualquier oportunidad para hacer que Wally le permitiera vivir a través de sus logros.

Desde niña construía con madera vieja, pequeños aviones que con ayuda de su padre, eran su juego en el techo, se ponía su capa de Superman y jugaba a volar por el cielo. Tiempo después, logró prepararse profesionalmente y asistir a la Universidad Estatal de Oklahoma, la mejor escuela de vuelo en Estados Unidos en aquellos años, ahí fue cuando se enteró del proyecto de la Fundación Lovelace, aplicó y entró.

Wally Funk tiene un acumulado más de 19 mil 200 horas de vuelo.

Con fondos particulares del médico aeroespacial y presidente del Comité Especial Asesor sobre Ciencias de la Vida de la NASA, William Randolph Lovelace II, el programa Mercury 13, que de forma secreta fue creado en 1960, reconocía la capacidad sobresaliente de las mujeres sobre los hombres para realizar viajes al espacio, por peso, estatura, talla, aptitudes físicas y psicológicas, mismas que fueron tácitamente desestimadas cuando el machismo era aún más poderoso que la razón.

El programa con el que la primer mujer astronauta llegaría al espacio, después de varios meses d preparación fue cancelado, sin posibilidad alguna de darle oportunidad objetiva a quien no fuera hombre. Mercury 13 además había provocado una serie de protestas de Lovelace y las mujeres que no estaban de acuerdo con la cancelación de sus posibilidades.

La NASA ya no permitió el reclutamiento de mujeres para vuelos especiales sino hasta 1978, para entonces, Funk ya era considerada no apta por la edad, pese a que solo unos años atrás, cuando tenía 23 años fue la más joven en pasar las pruebas para el Mercury 13, sin embargo no dejó de insistir e intentar entrar a cada convocatoria.

Hoy voló junto a Bezos, el dueño de Amazon que le guardó un lugar gratis para ir al espacio, rompió un récord, pues será recordada a partir de esta fecha como la persona más mayor, hombre o mujer, en ir al espacio, desbancando incluso a John Glen, quien lo hizo a los 77 años y quien por cierto, fue uno de los que le puso el pie en 1963, cuando declaró en el Congreso americano que las mujeres no merecían, por mero orden social, la oportunidad de ir al espacio.

Wally Funk tiene más de 19 mil 600 horas de vuelo acumuladas, ha entrenado a más de 3 mil personas y jamás dejó de soñar con ir a volar más allá de la línea de Karman, para ver con sus propios ojos la curvatura de la Tierra.

Ana Karen Santana

Científica de la comunicación, actriz de teatro y la vida, creyente del poder de la comunicación y la expresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button