DestacadasUpNewsUpSports

Se cumplen 35 años de la tragedia que enlutó a los Gallos Blancos

Imagen de los Jugadores que perdieron la vida de Izquierda a Derecha Gerardo Orona, Agustín Jiménez y René Montalvo

Un saldo de 3 futbolistas muertos y 8 lesionados graves, y varios poli contundidos, fue parte del saldó que enlutó a las familias del fútbol en Querétaro.

El día de hoy se cumplen 35 años  de la tragedia automovilística que enlutó al estado queretano, fue precisamente  la mañana del  domingo 10 de mayo,  cuando el equipo de segunda división Gallos Blancos de Querétaro regresaba del estado de Tamaulipas, después de jugar su primero de 2 juegos  de final, donde buscaban ascender a primera división, cuando se generó la tragedia en el  kilómetro  67 de la carretera que conduce  de la ciudad de  Matehuala a  la ciudad de San Luis Potosí, cuando el autobús en el que viajaban  volcó, todo ello por las malas condiciones  del clima, así como el exceso de velocidad fueron parte de los factores que produjeron el  fatal accidente.

Después de derrapar el autobús Marca Dina que transportaba al equipo Gallos Blancos , volcó para volver a quedar sobre su mismo eje.

En su momento se culpó al  conductor del autobús marca DINA, se argumentó que minutos  antes de salir de Ciudad Victoria , había tenido serias diferencias  con el D.T. de Gallos Luis Alvarado , todo ello,  por haber llegado tarde, y  posteriormente había manejado  como desesperado. A decir de los propios jugadores  comentaron que kilómetros antes del suceso  intento  rebasar a un automóvil sin conseguirlo, lo volvió intentar con los mismos resultados  y en la tercera oportunidad  el camión derrapó y volcó, lo que ocasionó que los jugadores  Gerardo  Orona, René Montalvo y Agustín  Jiménez salieran disparados de la unidad con la mala fortuna de que el pesado vehículo les cayera encima.

Una de las fotografías más desgarradoras, muestra a un aficionado de Gallos Blancos tapando el cuerpo de Agustín Jiménez con la Bandera de su equipo.

Minutos después del accidente llegaron propios aficionados de la porra de Gallos que venían en autobuses  diversos, así como otros  conductores que pasaban por la zona fueron los primeros en auxiliar a los queretanos, que con el asombro en sus rostros y la incredulidad no daban crédito a lo que sucedía, posteriormente con ambulancias de la Cruz Roja y del IMSS fueran llevados los lesionados más graves a los hospitales de la capital de San Luis Potosí.

A la distancia el rostro de incredulidad de los aficionados de Gallos Blancos que veían, como Socorristas de la Cruz Roja recuperaban el cuerpo de René Montalvo para trasladarlo en una ambulancia al SEMEFO.

Dentro de los lesionados  se encontraba el masajista  Francisco Murillo “ Borolas” y los jugadores  Alfonso Salinas, Salvador “Zurdo” Ochoa, Ignacio Vargas, Arellano, el D.T. Luis Alvarado, Joel Anguiano y  Jesús Martínez.

En el contexto, es importante recordar que el equipo  de la UAQ, había llegado a  la final de la segunda división e intentaba ascender a la máxima categoría, ello después de que consiguió  su  boleto en  el estadio Cancún 86 al empatar  1-1 con gol del defensa central Agustín Jiménez  cuando enfrentaron a los Pioneros de Cancún, y con ello se daba la llave para enfrentaría  a los Correcaminos de la Universidad de Tamaulipas que habían obtenido su boleto,  luego de vencer 1-0 a los Loros de Colima.

Tabla de posiciones de la fase final que les dio su pase a la final tanto al equipo de Gallos Blancos de la UAQ, así como a Correcaminos de la UAT.

Con el pase a la final, la afición estaba volcada con su equipo, mientras la porra queretana organizaba el viaje en autobús para acompañar a su equipo en el juego de ida, el equipo hacia lo propio  El 7 de Mayo  viajaban  en vuelo chárter desde la ciudad de México  con destino a Ciudad Victoria, a destacar que en el aeropuerto ya los esperaba  una cálida recepción  por una comitiva universitaria encabezada por el rector  de la UAT José Adame y el rector de la UAQ  Braulio Guerra Malo así como el Gobernador del estado Mariano Palacios Alcocer.

Del juego se puede argumentar que ante un estadio que tuvo un sobrecupo que registraba aficionados hasta en el techo, allí  los queretanos lograron mantener el 0-0 y dejar todo a la vuelta en juego que estaba programado tentativamente para el 16 de Mayo en  el estadio Corregidora, pero se tuvo que reprogramar por las múltiples lesiones de los jugadores albos.

En el juego de ida, con un sobre cupo en el estadio que registró aficionados hasta en los techos del inmueble, el equipo de Querétaro lograba un marcador a favor 0-0 y con ello definir todo para el juego de vuelta.

Para el 12 de Mayo la ciudad se paralizó para despedir por diferentes calles del primer cuadro de la ciudad a sus jugadores fallecidos, ante la consternación  la impotencia y el dolor, los 3 jugadores  recibían el  reconocimiento a su paso en las diferentes carrosas que los conducían al panteón.

 Hoy a 35 años del fatídico accidente,  sigue  muy presente en la afición del equipo de Querétaro, el lamentable suceso que golpeó en lo más profundo a toda  la familia futbolística, en Querétaro, México y el Mundo.

La imagen muestra al equipo que disputó la final de ida en Ciudad Victoria en Mayo de 1987.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button