DestacadasUpLifeUpTravel

¿Te salió el muñequito en la rosca? La tradición del Día de la Candelaria

Mi querido gastronauta el próximo 2 de febrero se festeja el día de la Candelaria, y con ello tocan pagar los tamales, si es que te salió el muñequito en la rosca (como a mi). El 6 de enero comiendo una rebanadita de rosca “chopeadita” con chocolate caliente, me salió el muñequito y me pregunte ¿Por qué tengo que pagar tamales? Así que me di a la tarea de hacer una búsqueda larga y extenuante para salir de la duda. 

Esta tradición es de origen prehispánico y como varias tradiciones, platillos y costumbres se fundieron con las traídas por los españoles. Para que ellos (los españoles) pudieran “controlar” más fácil a los indígenas tras la colonización, se les ocurrió la genial idea de “mezclar” las costumbres que existían en la antigua Tenochtitlan con las tradiciones españolas.

Por eso no es de extrañarse que el día 25 de diciembre, celebremos el nacimiento del “niño Jesús” justo como otras culturas veneran diversos acontecimientos el mismo día, tales como:

  1. Las Saturnales que son las fiestas paganas que celebraban los romanos en honor a Saturno, el dios de la agricultura y la cosecha.
  2. También los romanos festejaban el “Natalis Solis Invicti o el nacimiento del sol invencible, asociada al nacimiento de Apolo.
  3. Los escandinavos celebraban el nacimiento de Frey, dios nórdico del sol naciente.
  4. Los incas celebraban el renacimiento del dios Sol con una fiesta llamada “Cápac”.
  5. En la cultura mexica celebraban la aparición de Huitzilopochtli, dios del sol y de la guerra.

Otra representación importante a nivel global es el número 12, ya que existen 12 meses en el año, 12 constelaciones del zodiaco y Jesús tuvo 12 apóstoles. Así, el festejo de los reyes magos o la “Epifania de los reyes”, tiene lugar 12 días después del nacimiento de Jesús, o sea el 6 de enero.

La palabra epifanía significa “El sol niño que se manifiesta”. La religión católica tomó este significado y se lo puso al “niño Jesús”, que “se manifestó” y de los tres extremos del mundo conocido mandaron a sus reyes (magos) ante el Rey de Reyes. 

Poco tiempo después termina la cuarentena del parto de la virgen María, ese día Jesús fue presentado en el templo de Jerusalén, por lo que celebramos a “la Candelaria” que significa “la luz de las candelas (velas), que iluminaban el templo.

¿Pero por qué los tamales?

En Mesoamérica el 2 de febrero se conmemoraba el primer día del año azteca en honor a TlálocChalchiuhtlicue y Quetzalcóatl. En las ofrendas a los dioses siempre había tamales, ya que están hechos de maíz por que según la tradición azteca “el hombre está hecho de maiz” y con esto se les agradecía la creación del hombre.

De hecho, según la leyenda del Popol Vuh, el libro sagrado de los mayas, cuenta que después de varios intentos por parte de los dioses por crear al hombre con distintos materiales, el maiz fue el más noble para crear al hombre.

Entonces al mezclarse la tradición de “La Candelaria” (que es la presentación del niño Jesús en el templo de Jerusalén) y las ofrendas por el año nuevo azteca (o sea los tamales), surge la tradición mexicana de celebrar la presentación del niño Jesús, comiendo tamales.

Y así mi querido lector, es como el 2 de febrero me tocará pagar tamales porque me salió el muñequito en la rosca.

Hasta la próxima

Chrystian E. Lardizábal García

Chef ejecutivo y director de operaciones de Lösung Haus. Profesor de la Universidad Internacional de Querétaro. Asesor y consultor culinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button