DestacadasMusic

The Number of the Beast cumple 40 años.

Uno de los álbumes más importantes del rock y del heavy metal es The Number of the Beast, grabación perteneciente al quinteto inglés, Iron Maiden. Representa el tercer material de la banda y un gran éxito comercial. The Number of the Beast cumple 40 años.

Fue el 22 de marzo de 1982 cuando la placa se dio a conocer, precedida por el single “Run to the Hill”, del 12 de febrero.

.

Después del homónimo Iron Maiden (1980) y de Killers (1981), la agrupación se estabilizó con la llegada del vocalista Bruce Dickinson, quien sustituía a Paul Di’Anno, después de las dos producciones anteriores. Aunque muchos preferían la interpretación de Di’Anno, fue con Dickinson que alcanzaron la imagen definitiva y, precisamente, con esta producción, provocadora, pero muy bien estructurada.

La placa también es la segunda del guitarrista Adrian Smith y la última del baterista Cliff Burr (quien sería sustituido por Nicko McBrain, quien se mantiene hasta la fecha).

.

El track que da nombre a la producción, “El número de la bestia”, fue el segundo sencillo y un tremendo éxito de ventas. La letra está inspirada en la película Damien: Omen II (La profecía 2 de 1978) y en un sueño que tuvo el fundador, bajista, tecladista y compositor principal de Maiden, Steve Harris.

Varios movimientos religiosos y muchos padres consternados prohibían que los niños escucharan este tipo de composiciones, alegando que Maiden, así como la mayoría de los grupos de rock, eran satánicos. La censura solo ayudó a generar mayor expectación por el heavy metal y hacer de los grupos, auténticos millonarios. Se llegaba al extremo de comprar discos solo para quemarlos o destruirlos, como si de esta manera se fueran a extinguir. Lo que generaba es que las disqueras imprimieran más copias para satisfacer la demanda.

.

Bandas como Maiden capitalizaban la publicidad extra y la sumaban a los espectáculos o sus conceptos, como la famosa mascota, Eddie, que acompaña todos sus discos y giras. Había gente que afirmaba que Eddie se les aparecía como un demonio y que era real. Durante los ‘80s, este tipo de historias proliferaron con varios elementos, como las tablas ouija, juguetes como Strawberry Shortcake (Rosita Fresita) o The Smurfs (Los Pitufos).

La temática del álbum tiene que ver más con la historia y la ciencia ficción. “Run to the Hill”, con su lírica de desesperación, habla de la conquista realizada por el hombre europeo en tierras norteamericanas lugar al que llegó para aniquilar a los nativos, obligándolos a huir de sus tierras milenarias.

“Invaders”, habla de la conquista vikinga por distintas regiones del mundo, implacables y feroces.

.

Para echar leña al fuego, el último track del álbum se titula “Hallowed Be Thy Name”, (“Santificado sea tu nombre”), en referencia a la oración católica Padre Nuestro (o Padrenuestro). Esta es utilizada como la plegaria de un condenado a muerte en su último día de vida. La canción aborda temas religiosos y filosóficos; no especifica si el condenado es inocente o no, exponiendo a quien escucha al propio juico y/o prejuicio.

The Number of the Beast es una producción de alta calidad, de esas que conviene disfrutar en sus partes, desde la elástica voz de Dickinson, hasta los prodigiosos solos de guitarra. Uno de los grandes clásicos del rock.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button