DestacadasMusic

The Who… ¿Quién sigue?

Who’s Next fue un producto de sus circunstancias. Supuestamente debería ser una especie de continuación a Tommy, uno de los grandes álbumes en la historia del rock y el que colocó a The Who como una banda a reconocer. Pete Townshend tenía en mente crear una nueva obra conceptual de ciencia ficción llamada Lifehouse. Varias canciones fueron creadas para tal efecto, más el proyecto en sí no se concretó.

.

Lo complejo de la idea que Townshend deseaba transmitir lo llevó a una frustración extrema y a una crisis nerviosa, por lo que Lifehouse se quedó en el tintero. Como ya existía material en transición, se le dio cause para crear un disco convencional de rock en su estructura, más no así en su composición.

.

Aún con todos los cambios, lo que se convirtió en Who’s Next resultó ser un disco excepcional y uno de los mejores en la historia de The Who.

.

De los 9 tracks contenidos en la producción, 5 llegaron a ser clásicos. Tuvo 3 sencillos: “Won’t Get Fooled Again”, “Baba O’Riley” y “Behind Blue Eyes”. Los dos primeros podrán ser reconocidos por los seguidores de los programas de televisión CSI, pues son los temas oficiales de entrada de CSI: Miami y CSI: New York, respectivamente (las cuatro series utilizaban temas de The Who).

El tercer sencillo, “Behind Blue Eyes”, fue regrabado por el grupo Limp Bizkit en 2003 sin hacerle cambios significativos, dándolo a conocer a toda una nueva generación de fanáticos del rock.

.

Los otros dos temas, “The Song Is Over” y “Getting in Tune” han sido utilizados en distintos medios y son esenciales en la discografía del cuarteto británico.

Característica en las composiciones de The Who, es la batería de Keith Moon quien, pese a su muerte temprana, es uno de los más influyentes en dicho instrumento. Moon no se limita a acompañar y marcar los tiempos, sino que es una voz más en las canciones, es predominante sin quitar protagonismo y es una de las causas del sonido fuerte y con carácter del grupo.

.

Por un lado, es una lástima que Lifehouse no haya llegado a existir, pero por el otro, permitió dar vida a Who’s Next. Lo que probablemente habría sido una gran historia narrada a lo largo de dos discos, se sintetizó a sólo 9 tracks (algunos temas truncos se dieron a conocer posteriormente) y sí dan una clara idea de lo que se pretendía ser el ambicioso proyecto. “Getting in Tune”, “Pure and Easy” y “Behind Blue Eyes”, aunque mantienen autonomía, forman parte de una narración integrada. Tanto Who’s Next como el frustrado Lifehouse inician con “Baba O’Riley”; asimismo, es claro que el final es contado a través de “The Song Is Over”.

La historia que habla acerca de un futuro en el que no existe la música rock dentro de una sociedad fallida y reprimida, permea por medio de cada uno de sus componentes. “Behind Blue Eyes”, por ejemplo, es la visión del villano, desde una perspectiva interesante: todos somos los héroes de nuestras propias historias. “Nadie sabe lo que es ser el hombre malo, ser el triste, más allá de los ojos azules. Nadie sabe lo que es ser odiado, estar destinado a decir mentiras”.

.

Si continuamos con la especulación, también es probable que, de haber existido Lifehouse, The Who no habría creado Quadrophenia, otra ópera rock y, pese a no ser tan comercial, es una de sus grandes obras.

Para cerrar, Lifehouse fue más o menos recreado en el box set del año 2000 llamado Lifehouse Chronicles. Así que no todo está perdido. Y la recompensa, al final del día, es la existencia del álbum que hoy celebramos, a 50 años de su publicación, el 14 de agosto de 1971.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button