ComicsDestacadas

The X-Men… comenzar de nuevo.

La Masacre Mutante ha terminado. Los Marauders, incluyendo a Sabretooth, han logrado escapar. Las bajas causadas a los Morlocks y a los X-Men son considerables. Para nada se puede asumir como una victoria, aunque dicen que victoria es la batalla que te permite ver un nuevo día. Los mutantes han sido diezmados y para The X-Men es… comenzar de nuevo.

(Juggernaut contra Dazzler)

.

Te dejo la nota donde hablo del primer evento mutante y contexto de lo que hoy abordamos:

.

La mitad del equipo de X-Men se encuentra hospitalizado. Kurt (Nightcrawler), Kitty (Shadowcat) y Piotr (Colossus), están en terapia intensiva. Los miembros restantes, Storm, Wolverine, Rogue y la recién ingresada Psylocke, así como la exlíder de los Morlocks –y rival habitual de los X-Men- Callisto, se recuperan en la mansión.

(Dazzler sabe que está poseída por Malice, más no puede hacer nada)

.

La aliada mutante y estrella de rock, Lila Cheney, se comunica con los X para pedirles ayuda. Durante un concierto, Dazzler, otra amiga de ellos y quien es cantante en la banda de Cheney, ha perdido el control de su poder. Todo resulta ser una manipulación de Malice, mutante que cuenta con el poder de poseer el cuerpo y mente de otros.

Malice es detenida, pero no sin antes provocar que la sociedad crea que The X-Men son criminales. Los mutantes en general, ya son vistos como una amenaza por lo que son discriminados y perseguidos. Una crisis al interior del equipo surge, pues se encuentran derrotados moralmente. Dazzler se une a lo que queda del equipo.

(Storm, Rogue y Psylocke hacen reparaciones)

.

The X-Men reciben a un nuevo miembro, Longshot, humanoide sintético, refugiado y sin memoria, proveniente de la dimensión del villano Mojo.

Entre los X-Men no hay confianza, ya que pocos se conocen entre sí. Deciden transportar a los heridos a la Isla Muir, en Escocia, complejo científico que alberga el laboratorio genético de Moira McTaggert. A la vez, la locación les servirá de refugio, pues los Marauders pueden atacar de nuevo y los X-Men no están preparados para resistir un nuevo embate.

(Callisto y Wolverine entrenan)

.

Nightcrawler, Shadowcat y Colossus son instalados en la enfermería de Muir. Los primeros dos lo ignoran, pero no volverán a ser parte de The X-Men. En lugar de ello, permanecerán en Europa. Junto con Rachel Summers (la nueva Phoenix e hija de Cyclops y de Jean en un futuro alterno), Captain Britian (hermano de Psylocke) y la mutante Meggan, formarán Excalibur.

Por su parte, Colossus regresará a las filas de X-Men tras su convalecencia.

(Kurt, Kitty y Piotr son transportados a la Isla Muir)

.

Las piedras angulares de la agrupación, Wolverine y Storm, se han vuelto despiadados y deben luchar contra ello; a la vez, intentan mantener la cohesión del equipo.

Banshee y Moira dan albergue a The X-Men. Banshee, antiguo miembro, entrenará a los nuevos mutantes para que aprendan a trabajar en conjunto.

(Banshee entrena a los nuevos integrantes de X-Men)

.

Uncanny X-Men #217, publicado el 10 de febrero de 1987, es donde podemos leer los fundamentos de la nueva encarnación de los X-Men. Después de pasar un breve tiempo en Muir y Escocia, el grupo se establecerá en Australia (esto lo veremos en una próxima ocasión).

Chris Claremont, escritor del título desde 1975, se destacaba por crear personajes y cambiar por completo el panorama. En sus historias no se sabía qué esperar de los mutantes; nadie estaba a salvo. Como en esta ocasión. En tan sólo 7 meses, la alineación de héroes cambió casi totalmente. Rogue, Storm y Wolverine fueron los únicos miembros antiguos que permanecieron en el comic.

(Excalibur es formado por Meggan, Captain Britain y los ex X-Men Phoenix II (Rachel Summers) Shadowcat (Kitty Pryde) y Nightcrawler)

.

La estabilidad de X-Men también sufrió, ya que los mutantes tuvieron que huir, viajando por tres continentes. Pasarían varios años antes de que regresaran a los Estados Unidos.

De manera coincidente, la cuestión artística también tuvo cambios en muy poco tiempo. El dibujante principal, John Romita Junior, dejó la publicación. Su último número completo fue el 210; al siguiente, solo hizo bocetos y los terminados fueron hechos por Bret Blevins en lápiz y por Al Williamson en las tintas.

.

X-Men #212 fue dibujado por Rick Leonardi, mientras que el gran Barry Windsor-Smith ilustró el 214. X-Men #215 fue hecho por Jackson Guice con tintas de Dan Green. Green se convertiría en una de las constantes del título, dando mayor cohesión al constante cambio de dibujantes. Otra de lass piezas importantes en X-Men era el letrista Tom Orzechowski, quien trabajó por décadas en ese comic.

Se había planeado que el dibujante británico Alan Davis se convirtiera en el dibujante oficial de la publicación después de Romita Junior, más al último minuto optó por no aceptar la asignación. Aun así, Davis ilustro dos números, el 213 y el 215. Después de eso, se unió a Claremont como dibujante oficial de Excalibur. Y para aquellos que se quedaron con las ganas de verlos trabajar juntos en Uncanny X-Men, esto se cumplió durante algunos meses, casi dos décadas después.

.

El siguiente ilustrador en incorporarse a Uncanny X-Men fue la joven promesa Marc Silvestri, quien se convertiría en toda una estrella del comic.

Terminamos así hablando de esta corta, pero muy intensa etapa de transición. En la siguiente entrega hablaremos del siguiente paso para los X-Men y su vida en Australia.

El último número de la transición iniciada con The Mutant Massacre, en Uncanny X-Men #217, cumple 35 años de su publicación.

(Además de Rogue, Dazzler, Lonsghot y Psylocke se unen a X-Men)

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button