ComicsDestacadas

Uncanny X-Men, cerrando ciclos.

No todo es para siempre, incluyendo en el mundo de los comics. En 1992, una de las más extensas temporadas para los mutantes de Marvel cambiaba de rumbo a velocidad vertiginosa. Para encontrar una nueva dirección, era necesario concluir varias historias. En ese momento, se encontraba The Uncanny X-Men cerrando ciclos, relaciones sentimentales y rivalidades.

.

Chris Claremont fue obligado a renunciar después de 16 años de narrar las aventuras de The Uncanny X-Men y de otros comics, como Excalibur, The New Mutants y Wolverine. Era el arquitecto principal. El liderazgo de ambos comics de X-Men se cedió a Jim Lee y a Whilce Portacio, dos de los más famosos artistas de comics norteamericanos. Sin embargo, pocos meses después, ambos renunciaron para cofundar Image Comics, junto a otros 5 dibujantes de Marvel. Te dejo una nota donde abordamos el tema a fondo:

.

Después de que varios comics se quedaran sin equipos creativos, el editor de los “títulos X”, Bob Harras, recurrió a dos escritores de relativa corta trayectoria. Fabian Nicieza se haría cargo de X-Men, el comic que había sido estrenado menos de un año antes y Scott Lobdell haría lo propio con Uncanny X-Men.

El plan de Chris Claremont contemplaba, al menos, hasta el número 300 de Uncanny X-Men, aunque se sabía que tenía planes para varios años. Debido a su abrupta salida, muchos argumentos quedaron abiertos. Marvel decidió dar fin a varios de ellos, así como los iniciados por Lee y Portacio.

.

Lobdell conocía bien la fórmula empleada por Claremont en sus comics; era importante la la acción, pero también el desarrollo de los personajes. La transición de escritores, si bien se percibía, transitaba de manera natural.

El último comic de Whilce Portacio para Marvel, fue Uncanny X-Men #290, la segunda de dos partes. La historia ya es de Lobdell, mientras que Portacio aún hace los lápices. Las tintas son de Scott Williams, quien también partió para Image.

.

El último relato de Portacio -y el primero de Lobdell-, cierra ciclos y relaciones personales.

Forge y Storm se enamoran después de pasar 1 año atrapados en el reino de The Adversary, durante la serie “Fall of the Mutants”. Sin embargo, en últimas fechas ya no han tenido tiempo a solas; Forge resiente la lejanía de Storm debido a que es líder de uno de los equipos de X-Men. Además, Ororo pasa demasiado tiempo ayudando ajustarse a Bishop, mutante proveniente del futuro. Te dejo una nota donde hablamos de él:

.

Portacio da cierre a una historia que él propuso para X-Factor #63 y #64, cuando entró para hacer el arte (y del cual salió para ingresar a Uncanny). Involucra a Iceman y su novia Opal Tanaka. En la primera entrega, a Bobby Drake le toca ser centro de ataques racistas a causa del clan de los Cyburai, guerreros japoneses que cortejan a Opal.

En la siguiente ocasión, es Opal quien se enfrenta al racismo del padre de Iceman, cuando se encuentran en una cena. La familia es motivo de un nuevo ataque por parte de los Cyburai. Es uno de los pretendientes de Opal, Hiro, quien le salva la vida a costa de la suya. La tragedia inicia una fractura en la relación de Bobby y Opal.

.

Mystique se encuentra refugiada en la mansión X y su naturaleza conflictiva genera malestar entre algunos miembros. La mutante ha desarrollado problemas mentales debido a la característica de su poder. Los cambios continuos de forma física la han llevado a confundir su verdadero ser. Forge, Bishop y Storm, discuten a causa de Mystique.

Por otro lado, el recién encontrado hermano de Piotr Rasputin (Colossus), Mikhail, comienza a demostrar trastornos en su personalidad por haber pasado tantos años perdido después de que se le creyera muerto en una misión como astronauta. Esto tendrá serias repercusiones.

.

Storm se aleja por unas horas para considerar si quiere casarse con Forge, quien le propone matrimonio al final del número anterior. Por su parte, Forge, desesperado ante la incógnita, pide a Jean que lea la mente de Ororo y le diga si también lo ama. Jean se niega y le dice que no le corresponde a ella decirle la verdad. Forge asume lo peor.

Bishop confronta de nuevo a Mystique, quien es más errática a cada momento. Forge llega para ayudarla.

.

Cuando Storm regresa a la mansión, ve que Forge está preparado para irse; este retira la propuesta de matrimonio, pues asegura que Ororo nunca dejará a los X-Men, su verdadera vida. Forge se va con Mystique con el fin de buscarle ayuda profesional.

Destrozada, Ororo se dice a sí misma que había regresado para aceptar la propuesta de Forge.

.

Así se cierra la relación entre Storm y Forge, iniciada en la historia conocida como “Lifedeath”, en Uncanny X-Men #186 (de 1984, por Chris Claremont y Barry Windsor-Smith). En esta, Forge hace que Storm pierda sus poderes (recuperados en “The X-Tinction Agenda”, de 1990):

.

Todo esto era parte de la mutación en los comics de mutantes. En unos cuantos meses llegó el siguiente crossover (entre X-Men, Uncanny X_Men, X-Factor y X-Force), “The X-Cutioner’s Song”. De este hablaremos pronto.

Uncanny X-Men #290, el cierre para Whilce Portacio y Scott Williams en Marvel, cumple 30 años de haber sido publicado, el 5 de mayo de 1992.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button