ComicsDestacadas

Uncanny X-Men: un nuevo comienzo.

El mismo día de agosto de 1991 se publicaron dos importantes comics de Marvel. El primero de ellos fue X-Men #1, con su portada “A” (con las imágenes de Jean Grey, Storm, Archangel, Charles Xavier y Beast). El segundo comic fue Uncanny X-Men #281, que aparecía oficialmente sin su escritor estrella, Chris Claremont, quien había formado parte de los créditos, de manera ininterrumpida, desde el #94 de 1975. Para Marvel y sus lectores, Uncanny X-Men era un nuevo comienzo.

Aquí te dejo un link para la nota donde hablamos acerca de X-Men #1 y su récord de ventas:

Fue el 13 de agosto cuando Uncanny X-Men tuvo su renovación. La portada que presentaba la nueva etapa, al nuevo equipo creativo y su nueva alineación, era desplegable y se podía apreciar a los nuevos integrantes de Uncanny X-Men. Mientras que X-Men #1 tenía al equipo Azul, Uncanny contaba las misiones del equipo Dorado. Las alineaciones se habían mantenido más o menos en secreto, posible en gran parte porque no había internet público.

En el interior, el comic presentaba a dos de las grandes estrellas de Marvel del momento haciendo el argumento general: Whilce Portacio y Jim Lee, quien se convertía en la cabeza de ambos títulos.

(Archangel, Iceman, Jean, Storm y Colossus son los integrantes del equipo dorado de X-Men)

.

Jim Lee (sin relación con Stan Lee), había sido el dibujante estrella de Uncanny X-Men durante un corto periodo y había cambiado a X-Men para su lanzamiento. Whilce Portacio sería su reemplazo en Uncanny. Ambos pertenecían al mismo estudio, Homage, por lo que eran compañeros y amigos.

Whilce Portacio inició trabajo en Marvel como entintador de comics, tales como la primera miniserie de Longshot, Alien Legion y Alpha Flight (entintando a Jim Lee). Posteriormente, tuvo la oportunidad de hacer lápices completos, hecho que le ganó notoriedad. A los pocos meses, Portacio ya era uno de los dibujantes más cotizados de Marvel. Tuvo una corta estancia en el comic de Punisher, del número 8 al 19, durante poco menos de un año. Después ilustró unos pocos números de X-Factor, del #62 al #69, antes de saltar a Uncanny X-Men.

(The Reavers son atacados por los enormes Sentinels en Australia)

.

El estilo altamente dinámico del dibujante filipino, sus diseños de página fuera de lo común, con un equilibrio entre las ilustraciones y los espacios en blanco, aunado a un sentido estético muy particular, eran algunas de las características que ayudaron a mantener a Uncanny X-Men en la cúspide. Art Thibert sería el entintador.

Jim Lee y Whilce Portacio tenían claro el peso que llevaban sobre sus hombros, ya que no era fácil sustituir a Chris Claremont, quien había desarrollado el universo expansivo de X-Men. Para aminorar la carga, reclutaron a otro escritor y artista muy relacionado con los X-Men, John Byrne, quien tuvo una de las mejores temporadas en el título al cocrear la Saga de Phoenix con Claremont, a Kitty Pryde y proponer la saga de dos partes, Días del futuro pasado (Days of Future Past).

(The X-Men acuden al llamado de ayuda de Emma Frost, cuando Fitzroy ataca)

.

Byrne haría los diálogos para los personajes, tanto en Uncanny como en X-Men (desde el #4). El equipo sonaba ideal; sin embargo, Portacio y Lee tuvieron una serie de retrasos en la entrega de su trabajo, por lo que Byrne tenía que compensar el tiempo pedido y escribir apresuradamente; después de sólo 5 números, renunció (en X-Men sólo escribió dos). El guionista sustituto fue Scott Lobdell, joven escritor, que sería en poco tiempo el narrador titular de los mutantes.

En Uncanny X-Men #281, el Equipo Dorado (Storm, Jean, Iceman, Colossus y Archangel) acuden a la ayuda de Emma Frost y el Hellfire Club, sus mortales enemigos. Conocemos a dos nuevos villanos mutantes: el hijo de Sebastian Shaw, Shinobi, y al misterioso Fitzroy. Shinobi es “Rey” de un desconocido nuevo grupo: The Upstarts (los Advenedizos). Fitzroy compite por el liderazgo.

En Australia, The Sentinels destruyen a The Reavers, seres no mutantes, aumentados cibernéticamente y enemigos de los X-Men. The Reavers han derrotado a los héroes anteriormente e incluso dejaron al borde de la muerte a Wolverine.

(Donald Pierce es teletransportado desde Australia a New York, llevando consigo a sus atacantes)

.

The Sentinels toman por sorpresa a los Reavers, destruyéndolos por completo. Su líder, Donald Pierce, también integrante del Hellfire Club, es otro de los objetivos, pero huye en busca del mutante nativo australiano, Gateway, cuyo poder es el de teletransportar a otros y le exige que lo envíe a donde se encuentra el responsable del hecho.

Por su parte, Fitzroy ataca el Hellfire Club en New York a la mitad de una fiesta para gente de las altas esferas. Emma Frost ha recurrido a Charles Xavier y The X-Men pues se ha enterado de un posible ataque después de que su líder, Sebastian Shaw, fuera asesinado misteriosamente (el asesino es su propio hijo). Los X deciden ayudar apoyados por The Hellions, equipo de jóvenes mutantes que estudian en la escuela de Frost.

(Los Sentinels asesinan a Pierce y a Emma Frost, mientras Fitzroy mata a algunos Hellions)

.

El nuevo enemigo, Fitzroy, ataca sin avisar, al tiempo en que Donald Pierce aparece desde Australia. Para mala suerte, tres Sentinels alcanzan a brincar con él, destruyendo todo a su paso.

Los robots, bajo el mando de Fitzroy, son de una muy alta tecnología que les permite regenerar partes perdidas, son de menor tamaño y no sólo atacan mutantes, sino a cualquier objetivo que se les ordene. Los Sentinels atacan y destruyen a Pierce, matan a algunos Hellions y a Emma Frost (también conocida como The White Queen).

(Aparentemente, Jean muere en el ataque)

.

The X-Men alcanzan a repeler el posible ataque en contra de los civiles, más en un último avance, los robots asesinan a Jean Grey. Y es así como termina el capítulo. Al mes siguiente se conoce la continuación, que incluye la presentación de un nuevo mutante… Bishop.

Uncanny X-Men #281, con parte de la nueva estructura de los comics de X-Men, cumple 30 años de su publicación.

(El senador Robert Kelly acusa a The X-Men del ataque en el club de New York)

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button