DestacadasUpLifeUpTravel

Viajes multidestino… Los tips para elegir transporte entre ciudades

En artículos anteriores hicimos un ejercicio apegado a la realidad para demostrar que no es cuento aplicarte con algunos truquitos, diseñar un traje hecho a la medida y ahorrarte varios “centavitos” en el intento y entonces, ¿Qué puede faltar?  Hoy tocaremos un punto que se convierte en uno de los grandes “cocos” para hacer travesías “multi-destino”, ya sea que recorras varias ciudades en el mismo lugar o te avientes un trayecto largo entre países; es decir, la interrogante suele ser ¿Cómo me muevo entre ciudades y pueblitos? ¿Me conviene un tren, me muevo en coche o contrato un tour?

Habíamos comentado con anterioridad que no hay una forma correcta de viajar, incluso cometer errores se vuelve parte de las mejores vivencias. Sin embargo, para decirte cuál podría ser el mejor transporte entre ciudades, tendríamos que hablar concretamente de cada destino; a “ojo de buen cubero” puedo adelantarte que en Europa te recomendaría ampliamente desplazarte en tren, en América, por el contrario, quizá el auto… pero más allá de mis razones (que son particulares) sería mejor desglosar las virtudes en cada opción para que puedas elegir que se apega mejor a tus gustos y necesidades:

Automóvil (entiéndase cualquier vehículo donde tú vayas al volante)

Ventajas

Su mayor virtud es la flexibilidad, esa capacidad de hacer un “alto” donde te plazca, en el horario que más te acomode sin prisa. Por esta misma razón, puedes ir disfrutando el camino, encontrar un letrero llamativo de un pueblito que no tenías idea de que existía en el mapa y hacer una escala para maravillarte con algo nuevo.

Los costos del transporte los puedes dividir entre la cantidad de pasajeros dentro del vehículo, en realidad, es un arma de doble filo, ya que, si viajas solo, los gastos corren exclusivamente por tu cuenta. Una consideración para contemplar podría ser descargar aplicaciones donde publicas tu destino final con otros usuarios y cobras una módica cantidad por dar “aventón” a alguien, es un ganar-ganar.

Cuentas con cajuela, comodidad, privacidad para tu equipaje, tecnología y también puedes elegir la música.

Desventajas

Considerar los gastos extra como gasolina, seguros y quizá sorpresas menos encantadoras como una vulcanizadora; según algunas encuestas, un 75% de los conductores no saben cambiar una llanta, así que si eres parte la estadística… tranquilo, tu secreto está a salvo con nosotros.

El estacionamiento, no todos los hospedajes cuentan con uno y cuando hagas visitas turísticas, debes considerarlo dentro de tus tiempos y gastos. 

Y no menos importante, manejar por varias horas consecutivas puede resultar cansado, lo que se traduce en prolongar el viaje para que puedas disfrutar del recorrido sin estar a la carrera.

Tren o autobús

Ventajas

Precios accesibles para llegar a los destinos, al tratarse de un medio que lleva a más pasajeros.

Los traslados son mucho más relajados, descansados y no te perderás en el camino puesto que no vas al volante.

Las páginas oficiales de las compañías de tren o autobús son maravillosos sitios para hacer la ruta por adelantado, observar horarios, precios y no habrá gastos ocultos como llantas ponchadas.

Desventajas

Lo que compras es lo que te llevas, así que cuando adquieres un boleto para ir de “Aquí” a “Allá”, es justo lo que tienes, si viste un sitio con un castillo mágico y quieres bajarte, tendrás que comprar otro boleto o añadir ese costo extra en tu itinerario (si lo que compraste no se ajusta a esa escapada repentina).

Los horarios no son flexibles, si el tren o bus sale a las 10:00 horas, prepárate con suma puntualidad. 

Esto es válido únicamente en trenes: pagarás tarifas un poco más costosas por elegir primera clase y si eliges ahorrar tiempo en trenes de alta velocidad, aplicará el refrán “el tiempo es oro” y las compañías lo saben, esas horas extra en tu ciudad favorita las agregarán a tu cuenta. En cambio, en los autobuses, no tienes esta posibilidad y se traduce a una larga jornada sentado en muchas ocasiones.

Vuelos cortos

Ventajas

Rapidez en viajes que pueden durar de 8 a 14 horas en coche, tren o autobús.

Las tarifas (a veces) pueden ser competitivas en relación con otros medios de transporte.

Desventajas

Perder algunas horas el aeropuerto con la documentación obligada de viajes nacionales o internacionales (2 a 3 horas).

Pierdes todas las vistas panorámicas que ofrece un transporte terrestre.

Tours

Ventajas

Básicamente hacen una mezcla de todas las opciones anteriores, sin embargo, te ahorras romperte la cabeza creando la mejor ruta.

Ofrecen generalmente transporte reducido tipo Vans, para mayor comodidad de los usuarios.

Cuentas con chofer y muchas veces guía turístico.

Desventajas

Te dejan caer una comisión en tu cuenta por haber hecho tu tarea.

Hay poca flexibilidad en tiempos y paradas, al tener un horario programado el viaje se convierte en un tema colectivo para satisfacer los gustos de todos los involucrados.

Recuerda que es importante llegar al destino, pero en esta ocasión, podemos enfatizar que es igual de significativo disfrutar del camino. 

Etiquetas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close