DestacadasUpLifeUpTravel

Y ahora… ¿qué sigue? Haciendo el presupuesto de viaje

Ya conoces todo sobre hospedajes, te volviste experto en cacería de vuelos y ahora ¿qué sigue?, es la pregunta del millón (bueno, en realidad no), pero te preguntas cuánto te costará realizar el sueño, cómo planearás tus gastos para cumplir esa ilusión que durante mucho tiempo te ha tenido casi en el desvelo.

Y es que no es lo mismo querer dormir en un hotel cinco estrellas donde te abren hasta la puerta del coche, que alojarse en un hostal donde seguramente tendrás que compartir la habitación y hasta los baños.

La realidad es que no existe una forma “correcta” de viajar, simplemente se trata de organizar las prioridades de acuerdo con tus gustos y agenda; por ejemplo, puedo decirte con franqueza que en mi caso, no escatimo en alimentos, soy algo conocido como “Foodie Traveller”; lo cual significa que me encanta probar la oferta culinaria, degustar nuevos sabores, ya sea en puestos callejeros o en menús más elaborados donde los restaurantes recomendados cocinan con ingredientes de la localidad, y así como lo imaginas, una gran parte de mi presupuesto se destina a saborear la comida que ofrece la región; pero en gustos se rompen géneros, hay quien prefiere gastar más en habitaciones lujosas, recuerdos y un sinfín de cosas.

Entonces, por ¿dónde empiezo?… La brújula que traza el camino y el primer punto a cubrir, el más importante por supuesto, es seleccionar el destino. Ya sea nacional o internacional, habíamos platicado que planear con anticipación un viaje puede ayudar a disminuir los costos iniciales, principalmente porque tienes todo ese tiempo para cazar excelentes ofertas.

Al realizar este paso, abres un abanico de oportunidades para documentarte mejor sobre todas las actividades y experiencias que podrías llegar a vivir en el sitio que fue de tu elección.

Acto seguido, determina el tiempo que durará tu viaje. No es lo mismo visitar un pueblo mágico, una playa o algún lugar nacional durante un puente laboral que salir del país; visitar el extranjero tomaría (por lo menos) de 7 a 15 días para recorrer algunas ciudades en las naciones vecinas, de 15 a 30 días para aventurarte en países más remotos o en otros continentes; obvio, no pretendemos limitarte, tu viaje puede ser tan largo como puedas y a donde quieras; únicamente te damos sugerencias de acuerdo a las experiencias que hemos platicado con otros viajeros. Es importante que tomes en cuenta esto, ya que sienta las bases para trazar un presupuesto diario con relación al tiempo elegido.

Pues ¡ya! ¿no?, basta de palabrería y ve directo al grano… ¿qué debo considerar en mi presupuesto diario?

Te podemos platicar que son varias categorías, sin embargo, las más importantes a considerar y que son el pan de cada viaje son las siguientes:

  1. Transporte redondo desde el lugar de residencia: vuelo, auto, tren, barco o cualquier medio que te permita llegar, (una amiga intento hacer un viaje internacional en bicicleta).
  2. Hospedaje.
  3. Alimentos y algunas colaciones entre comidas, sobre todo por la gran cantidad de esfuerzo físico que se realiza.
  4. Transporte en la localidad (metro, autobuses, taxis y/o Uber) para moverte de manera interna.
  5. Atracciones (museos, monumentos, excursiones, autobuses o bonos turísticos).
  6. Ocio (bares, cafecitos, diversión nocturna o espectáculos).
  7. Souvenirs (si eres de los que quiere cargar hasta el perico) y
  8. Un pequeño porcentaje para gastos extra (porque siempre salen) y en otros artículos platicaremos más de esto.
  9. Quizá agua, este es un albur, porque hay muchos lugares, por ejemplo, Europa donde el agua es potable desde la tubería, así que con una botella de plástico te basta, pero en Asia es un rotundo no y debes comprar botellas.

Y ¿cómo sé cuánto debo asignar a cada rubro? Bueno, esta es la parte turbulenta para muchos, hay que leer (y bastante). El “Señor Google” es un personaje amistoso dispuesto a compartir su conocimiento, hay mucha gente que documenta y transmite en foros y blogs cuánto gasta en cada área cuando sale de visita.

En Update México te estaremos platicando las anécdotas que hemos vivido en varios destinos y cuánto podrías contemplar, monetariamente hablando, siendo mochilero, viajero medio y viajero de lujo.

Por último y no menos importante, procura contratar un seguro de gastos médicos para viajeros, si cuentas con alguna tarjeta de crédito revisa las cláusulas de tu contrato, muchas veces incluyen una suma que te permite prescindir de contratar uno y viajar sin preocupaciones.

Alguna vez nos sucedió, estando en España con mis hermanos, que mi hermana se enfermó de los riñones, terminamos visitando como atracción principal la sala de urgencias de un hospital a mitad de la noche, afortunadamente mi hermano vivía en ese entonces por allá y eso nos facilitó contar con la atención médica; sin embargo, he escuchado casos a través de algunos amigos, donde hospitalizarte por un par de días termina dando como resultado una deuda interesante que te arruina el viaje por completo.

Este es un tema que podríamos platicar en varias sesiones y por supuesto que lo iremos abordando de manera más puntual conforme vayamos hablando de los itinerarios que hemos realizado, por el momento, dejamos la idea general para que puedas ir vislumbrando cualquier oportunidad que veas cerca. Nos vemos en el siguiente artículo.

Etiquetas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close