DestacadasUpGrade
Tendencia

Se cumplen 50 años de la llegada del hombre a la Luna.

“Un pequeño paso para el hombre…”

“Un pequeño paso para el hombre…”

Cuando vemos en retrospectiva, parece natural pensar que el hombre conozca tanto acerca del cosmos, pero hace poco más de 50 años, ninguna persona había salido de nuestro planeta.

El Siglo XX fue un parteaguas para la civilización humana: desde la proliferación del automóvil hasta el internet, pasando por la migración a las grandes ciudades. Era natural que se quisiera explorar la llamada “Última frontera”.

(“El Aguila ha aterrizado”)

La carrera espacial –o mejor dicho, competencia- entre Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) se disparaba al tiempo que amenazaba la Guerra Fría. Las grandes potencias presumían los avances tecnológicos y armamentistas que los ponían por encima de los demás países.

La delantera la llevaba la madre Rusia. Y por mucho: lanzó el primer satélite artificial, el Sputnik I. Enviaron al primer ser vivo al espacio, la legendaria perra Laika (Ladradora en ruso), en 1957. Construyeron el primer vehículo capaz de salir de la Tierra, el Luna 1. Enviaron la primera nave que se posó en otro planeta, Venus, el Venera 1. Enviaron la primera sonda a Marte, el Mars 1. A bordo del Sputnik 5, mandaron a los primeros seres vivos en ir y regresar con vida. Por si fuera poco, pusieron al primer hombre en órbita: el cosmonauta Yuri Gagarin, a bordo del Vostok I, el 12 de abril de 1961.

Ni Dwight Eisenhower ni John Kennedy deseaban ponérsela fácil al sucesor de Iósif Stalin, Nikita Kruschev, en la conquista del espacio, por lo que se delegaron enormes recursos para la creación y desarrollo económico de la National Aeronautics and Space Administration (NASA). Después de todo, la URSS pensaba en la carrera espacial desde antes de la Primera Gran Guerra.

Para finales de la década, Estados Unidos estaba en condiciones de lanzar su misión más ambiciosa hasta el momento. La nave era el Apollo 11 (que quiere decir que hubo 10 cohetes previos con el mismo nombre; en la primera versión, murieron sus tripulantes).

El presidente en funciones era Richard Nixon, quien vio el despegue desde la Casa Blanca en 16 de julio de 1969. Se realizó una ambiciosa transmisión por televisión, irónicamente, vía satélite que fue visto por millones de personas.

Gran tensión se vivía, la exposición masiva tampoco debía sufrir fallas, a riesgo de convertir a Estados Unidos en el hazmerreír del globo terráqueo. La misión tenía una probabilidad de éxito del 50%. Era obvio que no podían revelar esa información. Pero todo resultó, la misión tuvo éxito y ayudó a colocar a E.U. como la máxima potencia mundial.

El 20 de julio de 1969 el Apollo 11 aterrizaba en nuestro satélite natural. El primero en descender fue el comandante de la misión, Neil Alden Armstrong, y pronunció la memorable frase “Es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”. Le siguió Edwin “Buzz” Eugene Aldrin, junior, quien en la actualidad cuenta con 88 años de edad. Armstrong murió en 2012, a los 82. Por su parte, Michael Collins también salió de la nave, pero no puso pie en la superficie lunar.

 

400 mil kilómetros e innumerables problemas debieron ser superados para poder decir que el primer viaje a la Luna, en el que la humanidad había pisado por vez primera una superficie no terrestre, había sido un éxito.

Hay quien niega que este viaje se haya realizado y se cree que es un engaño por parte de la NASA, filmado en un set de televisión, dirigido por Stanley Kubrick; se dice que resulta extraño que las estrellas no se vean y que la bandera estadounidense ondee ya que en el espacio no hay corrientes de aire.

Estos mitos han sido desmentidos incontables veces mas aún persisten defensores de esta teoría de la conspiración. Lo cierto es que cada día hay mayores avances científicos que nos ponen en una situación de ventaja, si tan sólo lográramos dominar lo negativo de nuestra naturaleza, podríamos pensar en llegar a otras galaxias.

Decía Stephen Hawking que la civilización humana ha llegado más allá del punto de exterminio, que los logros espaciales han asegurado la supervivencia al poder encontrar y –en el futuro- viajar y habitar otros planetas. El camino es largo, pero ya se dio un primer pequeño paso.

Y si bien todo partió de una malsana competencia, nunca es tarde para rectificar el camino.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Trabajando en medios de comunicación desde hace rato. Suena bastante trillado pero... apasionado del mundo del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo) y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lily Ledy- sí, ya sé, estoy ruco-).

Artículos relacionados

omentarios

    1. Cierto. Y en verdad hay gente que lo cree. Piensan que el hombre nunca ha salido del planeta y basta ver la enorme cantidad de videos al respecto en Youtube. Supongo que ignoran cómo funciona un satélite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close