UpLifeUpShow

Canciones Dedicadas Equivocadamente.

Clásicos del pop y rock que nos han engañado durante años.

Estaba escuchando una canción que me gusta mucho y me di cuenta que, aunque conozco la letra, la connotación con la que la tengo registrada en la mente tiene un tinte romántico. Durante mucho tiempo, han existido canciones que son dedicadas o incluso bailadas en bodas, pero cuyas letras tienen un significado distinto al que se interpreta por la melodía. Por ejemplo, parejas bailan Hotel California de The Eagles cuando esta es una historia de terror. ¿Y luego por qué es va como les va? Broma. Aquí algunos ejemplos:

ONE DE U2. DEL DISCO ACHTUNG BABY DE 1991.

Otra canción considerada romántica, One es tal vez la más representativa de U2 y la más dedicada de este grupo en todo el mundo. Sin embargo, la letra tiene otro significado. No se trata de ser “Uno”, sino de separarse. Y en realidad es un reclamo. “¿Acaso te defraudé? ¿O dejé mal sabor en tu boca? Actúas como si nunca hubieras tenido amor, y quieres que me vaya igual”. Y continúa la confrontación: “Bueno, es muy tarde esta noche para arrastrar el pasado hacia la luz. Somos ‘uno’, pero no somos lo mismo; tenemos que cargarnos a nosotros mismos”. Y en realidad, la letra es fulminante: “¿Pedí demasiado? Más que mucho. No me diste nada, ahora es todo lo que tengo. Somos ‘uno’, pero no somos lo mismo. Bien, nos lastimamos y lo volvemos a hacer”.

GOODBYE STRANGER DE SUPERTRAMP. DEL DISCO BREAKFAST IN AMERICA, 1979.

Una de las canciones más comerciales de Supertramp, también incluye la voz de sus dos cantantes: Roger Hodgson en los coros (haciendo falseto) y Rick Davis, en las estrofas. Davies también es el autor de la misma. Goodbye Stranger habla acerca de las relaciones de una noche y de no amarrarse emocionalmente. De pasarla bien y dar vuelta a la página. “Ahora, creo que lo que dices es la indiscutible verdad, pero tengo que hacer las cosas a mi propia manera, para mantenerme en mi juventud.” El coro es demasiado claro: “Adiós, extraña, ha estado bien; espero que encuentres tu paraíso. Intenté ver tu punto de vista, espero que todos tus sueños se cumplan. Adiós, Mary, adiós, Jane ¿Nos volveremos a ver? No sientas arrepentimiento, no sientas pena. Ven mañana, no sientas dolor”.

Una parte peculiarmente divertida de esta canción es el coro hacia el final, en el que ambos cantantes hacen frases y se convierte casi en un diálogo externo/ interno: “Dulce devoción (Adiós, Mary), No es para mí (Adiós Jane), Dame movimiento… (¿Habremos…) para liberarme (…de vernos nuevamente?). En la tierra y el océano (No sientas arrepentimiento) muy lejos (No sientas pena) es la vida que he elegido (Ven mañana) cada día (No sientas dolor).

EVERY BREATH YOU TAKE DE THE POLICE. DEL DISCO SYNCHRONICITY, 1983.

Tal vez la canción más dedicada de esta lista, durante más de tres décadas. Every Breath habla en realidad de acosar a alguien, de una obsesión enfermiza. La letra es bastante clara aunque la romántica melodía puede confundir un poco: “Cada respiro que des, cada movimiento que hagas, cada promesa que rompas, cada paso que des… te estaré vigilando”. Si lo lees sin escucharla, cambia, ¿no? Y qué tal esto: “¿No puedes ver que me perteneces? Cómo duele mi pobre corazón con cada paso que das.

I’M NOT IN LOVE DE 10CC. DEL DISCO THE ORIGINAL SOUNDTRACK, 1975.

En la lista de canciones dedicadas equivocadamente, tenemos, por ejemplo, a 10 CC con I’m Not In Love.

Para empezar, nunca se ha sabido a qué se refieren con esos 10 Centímetros Cúbicos (en cuanto al nombre del grupo). Pero bien, el ritmo y melodía de esta canción podría parecer de amor cuando no lo es tanto.

En realidad habla acerca de alguien que está enamorado, pero intenta no demostrarlo. “No estoy enamorado, así que no lo olvides. Es tan sólo una fase tonta por la cual estoy atravesando”.

Sin embargo, las evidencias muestran otra cosa: “Y sólo porque te llamo no quiere decir que ‘ya la hiciste’, no te confundas. No estoy enamorado, es ‘porque sí'”, y “tengo tu foto en mi pared, cubre una fea mancha está ahí así que no me pidas que te la regrese. Sé que sabes que no significa mucho para mí”.

Gran canción que, además, cuenta con sonidos innovadores de tipo electrónico y con ritmo de bossa nova, inspirado por Garota De Ipanema de Tom Jobim.

“Si te llamo, no hagas alharaca, no le digas a tus amigos acerca de mí”.

NORWEGIAN WOOD (THIS BIRD HAS FLOWN) DE THE BEATLES, DEL DISCO RUBBER SOUL, 1965.

Esta canción es importante en muchos sentidos. Primero, porque es la primera del rock y pop donde se emplea una cítara, lo que abrió las puertas para todo tipo de fusiones culturales. La idea fue de George, mientras que la composición es de John. La canción no habla de amor ni de un “Bosque Noruego”, como se tradujo durante años aquí en México por parte de la disquera. “Madera Noruega” es la historia de una venganza: “Una vez tuve una chica… ¿O debería decir ‘ella me tuvo a mí’? Me mostró su cuarto, ‘¿No está padre? Es madera noruega’”. La historia continúa: “Ella me dijo que trabajaría en la mañana y comencé a reír; le dije que yo no y me fui a dormir en la tina. Y cuando desperté… estaba solo. ‘Esta ave se ha ido’. Así que inicié un incendio. ¿No está padre…? Es Madera noruega”.

(GOOD RIDDANCE) TIME OF YOUR LIFE DE GREEN DAY. DEL DISCO NIMROD, 1997.

Esta canción, clásico de más de 20 años, es incluso conocida y buscada como “Time of Your Life” o “El Momento de Tu Vida” cuando en realidad se antepone el “(Buen Viaje)” de manera despectiva. No es una canción para desear bien a alguien en sus futuros proyectos, sino para denotar que no importa que se vaya: “Otro punto decisivo, una bifurcación fija en la carretera. El tiempo te agarra por la muñeca y te dirige a dónde ir”. El coro complementa: “Es algo impredecible, pero al final está bien. Espero que hayas tenido el momento de tu vida”.

HOTEL CALIFORNIA DE EAGLES. DEL DISCO HOTEL CALIFORNIA, 1976.

La letra es una historia aunque tiene varios elementos vagos. Se ha asociado fuertemente al ocultismo y sí tiene elementos, pero también funciona como una historia de terror. El Hotel California es un lugar al que se ingresa, pero del que ya no se sale: “Bienvenido al Hotel California, un lugar encantador. Hay mucho espacio en el Hotel California, cualquier época del año, lo puedes encontrar aquí”. Aunque el coro parece inofensivo y es una invitación, también sabemos que las cosas pueden ir mal: “Estaba pensando para mí, ‘esto puede ser el cielo o esto podría ser el infierno”; entonces ella prendió una vela y me mostró el camino, había voces en el corredor que parecían decir ‘Bienvenido al Hotel California…’”. Finalmente, la historia se torna en algo lúgubre: “Lo último que recuerdo es que corría hacia la puerta. Tenía que encontrar el pasadizo de regreso al lugar donde estaba antes. ‘Relájate’ dijo el hombre nocturno, ‘Estamos preparados para recibir; puedes dejar la habitación cuando quieras, pero nunca te podrás ir’”. La canción en sí, está llena de simbolismos y referencias.

BORN IN THE U.S.A. DE BRUCE SPRINGSTEEN. DEL DISCO BORN IN THE U.S.A., 1984.

Esta canción fue muy criticada en México cuando se dio a conocer y se tocaba en las estaciones de radio. “Es malinchismo”, se decía. Incluso gente en Estados Unidos tomó este tema como un himno patriótico; sin embargo, nada más alejado de la realidad. “Nacido en Estados Unidos” es una denuncia por parte de Springsteen, quien desde el inicio de la canción habla acerca de alguien que nace sin oportunidades, en pueblos o condados pobres. “Nacido en Estados Unidos…”. “Me metí en un embrollo en mi ciudad natal, así que me pusieron un rifle en mis manos y me enviaron a una tierra extranjera para matar al hombre amarillo”, una clara referencia a la guerra de Vietnam. “Con la sombra de la penitenciaría, con la llama apagada de la refinería”, es una denuncia a que muchos veteranos de guerra, al regresar a su país, terminan en prisión, sin oportunidades, o despachando combustible. Pero podrían considerarse afortunados ya que, después de todo, regresaron con vida. El Jefe pone otro ejemplo: “Tuve un hermano en Khe Sanh combatiendo al Viet Cong. Ellos siguen ahí, mientras que él se ha ido. Él tenía una mujer que amaba, en Saigón, ahora tengo una fotografía de él en sus brazos”.

MY SWEET LORD DE GEORGE HARRISON. DEL DISCO ALL THINGS MUST PASS, 1970.

Este fue el primer sencillo de Harrison como solista y tal vez, el más conocido. Existe también la creencia errónea que George no tuvo una buena carrera tras The Beatles. Todos los miembros fueron exitosos. Lo que sucedió es que no estaban interesados en hacer carrera a nivel internacional y se mantenían en el mercado sajón. En el caso de esta canción, se creé que tiene una connotación católica o cristiana. En realidad, Harrison habla de varias religiones. Recordemos que fue él quien introdujo el contenido oriental a las letras y música del cuarteto. Por eso la canción incluye varios mantras como “Hare Krishna” y “Aleluya”, implicando que la finalidad de las religiones es llegar al mismo Ser: “Mi dulce Señor (Aleluya)”,  “Mi Señor (Hare Krishna),”, Mi Señor (Hare Rama)”.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Trabajando en medios de comunicación desde hace rato. Suena bastante trillado pero... apasionado del mundo del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo) y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lily Ledy- sí, ya sé, estoy ruco-).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close