UpLifeUpShow

Grandes Comics de Stan Lee- Parte 3.

Parte –CASI- final del rápido conteo con algunas historias importantes por Stan Lee.

Hace unos días perdimos a Stan Lee, escritor y cocreador de innumerables personajes para la compañía Marvel Comics; falleció el 12 de noviembre a los 95 años a causa de la neumonía. Ahora continuamos con esta breve lista de algunos trabajos importantes y lo que es en sí, un resumen de los primeros años de Marvel. Pensé que podría terminar en esta ocasión, pero no fue así, por lo que concluiré en la próxima entrega.

Aquí el link del listado anterior:

Grandes Comics de Stan Lee -Parte 2-.

Tales to Astonish #27 (Primera Aparición: Hank Pym, enero 1962).

El doctor Heny Pym es un caso especial en Marvel. Stan Lee, su hermano Larry y Jack Kirby lo crearon como uno más de los múltiples personajes que aparecían en las antologías y que no volvían a ser utilizados. En su caso, la primera historia data de cuando apenas comenzaban a resurgir los superhéroes de la compañía (el mes que apenas se publicaba Fantastic Four #2). El trío creó a un científico que perfecciona una fórmula que ayuda a reducir su tamaño dramáticamente, pero queda atrapado en esa forma y casi es devorado por las hormigas. Al final, Pym decide deshacerse del suero. La historia es más en la línea de La Dimensión Desconocida.

Tales to Astonish #35 (Primera Aparición: Ant-Man, septiembre 1962).

Meses después, el trío de creadores recuperaban al personaje para convertirlo en superhéroe. Kirby diseñó un traje (similar al que había creado para su propuesta rechazada de Spider-Man) y Henry Pym se unía a la alineación de nuevos héroes de Marvel.

Tales to Astonish #44 (Primera Aparición: The Wasp, junio 1963).

Casi un año después de su regreso, Hank Pym conoce a Janet van Dyne, en una historia creada por Stan Lee, Jack Kirby y el guionista Ernie Hart. Janet adopta el alter ego The Wasp y, junto con Hank, son miembros fundadores de The Avengers. Incluso es ella quien bautiza al grupo. La diversidad era un punto importante en esas primeras historias de Marvel y Stan sabía que necesitaba personajes femeninos protagónicos. Después de todo, DC tenía a Wonder Woman.

Tales to Astonish #49 (Primera Aparición: Giant-Man, noviembre 1963).

Finalmente, Lee y Kirby crean una nueva identidad para Henry “Hank” Pym, Giant-Man, pues era necesario que el héroe tuviera mayor rango que sólo reducir su tamaño. Las identidades de Pym serían varias más en el futuro, pero Lee y Kirby dieron inicio a sus transformaciones.

Tales of Suspense #39 (Primera Aparición: Iron Man, marzo 1963).

Iron Man es un caso muy peculiar, pues intervinieron muchas manos en se creación. Creado por Stan Lee y Jack Kirby, el Vengador Dorado debutó en Tales of Suspense #39. Pero la historia fue dibujada por Don Heck y el diálogo corrió a cargo del hermano menor de Stan, Larry Lieber, quien por cierto, también bautizó a Tony Stark. Es por ello que Heck y Lieber también se consideran creadores del personaje. Y si a esto sumamos que, meses después, Steve Ditko rediseñó el traje de Kirby para dar la imagen definitiva a Iron Man, terminamos con cinco creadores.

Sgt. Fury and his Howling Commandos #1 (mayo 1963).

Como hemos mencionado a lo largo de este serial, Marvel y sus creadores abarcaban varios géneros en el comic, desde el romance hasta el policiaco, aunque todos estos quedaron sepultados tras la nueva llegada de los superhéroes. Sin embargo, una temática que todavía explotarían era el de guerra (y algunos westerns). Jack Kirby había participado activamente en la Segunda Guerra Mundial e incluso tenía fama de “duro” y temerario. Sus experiencias le permitían plasmarlas con gran realismo en papel. Es así que él y Stan deciden crear un nuevo título de guerra: Sergeant Fury y sus Howling Commandos, un grupo de soldados que eran una familia en el campo de guerra. Humanos cuyas proezas eran dignos de leyenda. Los personajes eran de varias nacionalidades y su líder, Nick Fury. Pero con el tiempo, este personaje sufriría una transformación. Pasaría de la guerra al espionaje.

Strange Tales #135 (Primera Aparición: S.H.I.E.L.D., agosto 1965).

El personaje de Nick Fury es reutilizado para explotar en comic un género que estaba muy de moda, el del espionaje, en parte gracias al James Bond de Ian Flemming y a la serie de televisión, El Hombre Nuclear (The Man From U.N.C.L.E.). Fury era idóneo y se convierte en la cabeza de una agencia de espionaje internacional: S.H.I.E.L.D (Supreme Headquarters, International Espionage and Law-Enforcement Division). Por cierto, el Nick Fury original es caucásico y no afroamericano, como se puede ver en las imágenes. Además de ser la cabeza de la organización, Fury es ascendido a Coronel. ¿Su enemigo principal? La organización terrorista denominada Hydra.

Strange Tales #110 (Primera Aparición: Doctor Strange, julio 1963).

Otros de los grandes personajes de la compañía y que hoy en día es conocido por todos, pese a que durante casi toda su historia fue un personaje secundario, es Doctor Strange, concebido por el gran Steve Ditko y desarrollado por Stan Lee. Incluso, Stephen Strange debutó en la última historia del número 110 de Strange Tales:

En tan sólo 5 páginas, los creadores presentan un nuevo mundo lleno de misticismo y magia.

X-Men #1 (septiembre 1963).

Este es un caso muy singular. Para 1963, ya ha había sido creada la parte principal del universo Marvel, aunque faltaban piezas esenciales. El incremento de manera geométrica en el trabajo representaba un gran esfuerzo para sus principales creadores. Stan Lee dice que ya no se le ocurrían tan fácilmente los orígenes para nuevos superhéroes en ese entonces y que pensó en seres que nacieran ya con habilidades. Así nació el concepto de los “mutantes”, individuos que desarrollan poderes al llegar a la pubertad. Esto los separa del resto de la humanidad, quienes los ven como fenómenos que deben ser neutralizados.

Sin embargo, Lee y Kirby permanecieron pocos números haciendo el título y pese a contar buenos equipos creativos, la gente perdió interés en el comic y tras un tiempo fue puesto en “coma”. Ya no se producían historias nuevas, sino que se reimprimían los que habían sido publicados.

En tan sólo unps pocos números, Lee y Kirby se las ingeniaron para dar cabida a los principales conceptos que se siguen utilizando hoy en día, como los Sentinels, Juggernaut, The Savage Land, Magneto y…

X-Men #4 (marzo 1964).

The Brootherhood of Evil Mutants hace su primera aparición en la cuarta edición de X-Men. Liderados por Magneto, el grupo estaba compuesto por The Toad, Mastermind y dos personajes sumamente importantes: Quicksilver y Scarlet Witch, quienes al poco tiempo se integrarían a otro famoso equipo de Marvel.

Avengers #1 (septiembre 1963).

El mismo mes que debutó X-Men, otro comic llegaba a los puestos de periódicos y farmacias, The Avengers. El primer verdadero intento de Marvel por competir con Justice League de DC. Así como ellos, Stan Lee y Jack Kirby reclutaban a algunos de sus personajes más importantes como un equipo: The Wasp, Ant-Man, Hulk, Iron Man y Thor se unen para derrotar a Loki. Tras esta aventura y apenas al siguiente número, Hulk abandona el equipo en malos términos. Pasarían varias décadas antes de que el Goliath Verde volviera a integrarse a sus filas y fue prácticamente hasta que se le incluyó en la película de 2012.

Al perder a uno de sus miembros más fuertes, The Avengers debían tener un reemplazo. Y quién mejor que…

Avengers #4 (marzo 1964).

En esta aventura, Stan Lee recupera a uno de los personajes más importantes de la Era Dorada del comic: Captain America. Creado por Jack Kirby y Joe Simon en 1940, Steve Rogers fue uno de los héroes más significativos aunque durante un buen tiempo fue olvidado por completo. Casi 25 años después, Cap regresaba a un comic de Marvel, esta vez para quedarse como uno de los estandartes de la compañía.

Avengers #16 (mayo 1965).

Casi dos años después de su lanzamiento, Stan Lee hace un atrevido movimiento en el título de Avengers: se deshace de todas las estrellas para quedarse con una nueva alineación que muchos podrían considerar de “segundones”. Sin embargo, con el tiempo, los nuevos integrantes se convertirían en imprescindibles: Wasp, Giant-Man, Iron Man y Thor cedían su lugar a Hawkeye, Scarlet Witch y Quicksilver, liderados por Captain America. Otro dato importante es que los tres novatos eran criminales reformados.

Daredevil #1 (abril 1964).

Tal vez el último superhéroe importante de la primera camada de Marvel fue Daredevil, creado por Stan Lee y Bill Everett (famoso creador de Namor). Marvel ya estaba en posibilidades de debutar a sus personajes en títulos propios y recurrió a Everett para desarrollar su idea sobre el primer personaje ciego. Jack Kirby colaboró con Bill para su creación, pero por desgracia, Everett sólo pudo ilustrar el primer número, mismo que se atrasó demasiado debido a compromisos laborales del ilustrador y puso al equipo editorial en severos apuros.

Para el segundo número el dibujante Joe Orlando (gran artista de la época) se unió a Lee para seguir relatando las historias de Matt Murdock, mas en el número 5 ingresa el gran Wally Wood como el dibujante regular. Y no sólo eso, sino que es él quien rediseña el traje de Daredevil. Cambia de amarillo, negro y rojo al que conocemos hoy en día. Esto sucedió en el número 7:

Sin embargo, una vez más, el dibujante asignado al título permanecería poco tiempo. Wood sólo colaboró en cinco ediciones de Daredevil. Para el 12, hace su debut como ilustrador de Marvel, otro grande: John Romita, en una historia de dos números con bocetos de Jack Kirby. Romita continuó por ocho números antes de cambiar a un título y personaje que ayudó a definir: Spider-Man. Por cierto, en Daredevil #16 y #17, hay un enfrentamiento entre estos dos héroes. Fue la primera vez que Romita dibujaba al arácnido.

Después, Stan hizo mancuerna con uno de los dibujantes más importantes de Daredevil (a partir del número 20): Gene Colan.

Savage She-Hulk #1 (febrero 1980).

Uno de los últimos personajes principales que Stan Lee cocreó para Marvel, fue She-Hulk, junto con John Buscema. Esto, debido a que ya casi no tenía tiempo para escribir y tenía que dirigir creativamente a la compañía. Tras la partida de Marvel por parte de Jack Kirby, Steve Ditko e incluso Wally Wood, esta iniciaba una transformación en algo distinto, más corporativo. El buen Stan se dio tiempo para regresar a contar la historia de Jennifer Walters, prima de Bruce Banner quien, tras una transfusión de sangre contaminada de su primo, se convierte en una versión femenina de Hulk. Lee y Buscema sólo produjeron el primer número.

Hasta aquí llego con la penúltima parte de la reseña con algunas de las historias más importantes de Stan Lee, en colaboración con otros grandes creadores, tales como Steve Ditko, Jack “The King” Kirby, John Romita y otros más. Este ha sido un rápido vistazo a la creación del Marvel de los 60’s. Espero que te haya gustado.

En la siguiente ocasión, revisaremos otros trabajos de Lee, como algo que hizo para Silver Surfer y el artista francés Moebius, su primer trabajo y un poema muy especial. Y lo que te comenté la vez anterior, acerca de la ocasión que Stan reinventó a todos los personajes del Universo DC.

Las imágenes son de carácter informativo y propiedad de su autor intelectual.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Trabajando en medios de comunicación desde hace rato. Suena bastante trillado pero... apasionado del mundo del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo) y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lily Ledy- sí, ya sé, estoy ruco-).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Close
Close