DestacadasUpCareUpFoods

A puro, ajo, cebolla y sal o ¿cubos de caldo?

Es muy común que en cada cocina haya una pizca de sal, pero es más común encontrar en las alacenas cubos de caldo de pollo, res, camarón o verduras, ¿sabes realmente qué le estás poniendo a tu comida?

¿Qué le sucedió a la cocina? Mi abuela siempre me dijo que aprendiendo a sazonar con sal, cebolla y ajo, no necesitaría ningún menjurje extra, y es cierto, hay que perderle el miedo a usar los menos químicos posibles y poder explotar los sabores que desde nuestros antepasados se usan.

La idea no es desacreditar ningún producto de tu canasta básica, sin duda su creación fue para algo, potenciar el sabor,  funciona y te resulta práctico usarlo, pero abusar de él, como cualquier otro ingrediente, puede no ser tan beneficioso.

Sin embargo, este producto estrella de muchos hogares tiene a penas el 1% de pollo, lo demás es 99% de aditivos químicos para que tus platillos sepan mejor, ¿y la nutrición dónde queda?, contienen en sos aditivos, mucha sal, grasa animal, glutamato se sodio (que además de incrementar el buen sabor,  suprime la sensación de ansiedad) y claro, no podía faltar el azúcar, que aunque es mínima su cantidad, es necesaria en este tipo de productos, como acentos de sabores, a ello agrégale también un poco de espesantes, colorantes y otras sustancias que se procesan para su integración y práctica presentación.

¿Entonces es bueno o malo?

La respuesta la tienes tú, más bien, ¿por qué no enseñarse a consumir alimentos sin fórmulas para potenciar sabores, sazonar con ajo, cebolla y sal, dale acentos con cilantro o hierbas finas, atreverse a experimentar o hasta a realizar tus propios caldos en cubo, que al final quizá te pueden ayudar a descubrir formas más prácticas para cocinar, con tu propia cocina de autor.

 

 

Etiquetas

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Back to top button
Close
Close