DestacadasUpShow

50 años de Easy Rider.

Nacidos para ser salvajes y andar en el camino.

El 14 de julio de 1969 se estrenó en el cine de Estados Unidos una película que se convertiría en un clásico casi inmediato: Easy Rider.

La actitud rebelde del joven que desea vivir sin ataduras fue tomada por toda una generación que ya reflejaba la insumisión en distintos frentes. Easy Rider toma esa visión y la proyecta de una manera natural y con sus consecuencias.

 

La generación que vivió Easy Rider en el cine ahora cuenta con sus propios nietos y viven otro tipo de rebeldía a través de sus ojos, siendo esta muy distinta a la de aquella época.

Dos motociclistas, Peter Fonda y Dennis Hopper, quienes interpretan a Wyatt y Billy (así, sin apellidos), respectivamente, emprenden un viaje en motocicleta de Los Angeles a New Orleans (unos 3000 kilómetros) con la intención de llegar al tradicional carnaval de Mardi Grass en menos de una semana.

 

Los excesos, la aventura y el riesgo son temas fundamentales en Easy Rider, con la libertad como meta y compañera, basta que recordemos su secuencia clásica, Wyatt y Billy manejando motocicletas al ritmo de Born To Be Wild (del grupo canadiense de rock Steppenwolf). Ya para entonces, se han topado con Jack Nicholson, quien interpreta a un abogado de nombre George Hanson, y quien hace un papel corto, pero memorable.

Pequeño paréntesis. El personaje de Wyatt usa un traje de motociclista con los motivos de la bandera estadounidense; su moto está pintada de la misma manera. Se refieren a él como “Captain America”, referencia muy bienvenida para todos los fans de comics.

 

La parte musical forma parte integral de la cinta y cuenta con excelentes canciones como la mencionada Born to be Wild de Steppenwolf -además de The Pusher, con ellos mismos-, If 6 Was 9 con The Jimi Hendrix Experience, The Byrds con Wasn’t Born to Follow y Roger McGuinn interpretando la canción de Bod Dylan, It’s Alright, Ma (I’m Only Bleeding), entre otras.

La cinta fue dirigida por el propio Dennis Hopper, coescrita por él, Peter Fonda y Terry Southern. La ácida visión de ese tiempo, de manera literal y figurada, es una fotografía perfecta de lo que se vivía. Si aún no ves Easy Rider, aprovecha estos 50 años que cumple para hacerlo, te dará una buena idea de cómo vivía también nuestro país la cuestión ideológica. Es en sí, una gran manera de ponernos en el contexto de la era. Después de todo, si bien México no fue a la guerra de Vietnam, vivió la propia en la Plaza de las Tres Culturas del conjunto multifamiliar en Tlatelolco, poco menos de un año antes.

Te dejo con esta gran secuencia:

Etiquetas

Iñigo Pérez

Trabajando en medios de comunicación desde hace rato. Suena bastante trillado pero... apasionado del mundo del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo) y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lily Ledy- sí, ya sé, estoy ruco-).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close