DestacadasUpShow

American Idiot: 15 años

La protesta social de Green Day que se convirtió en un gran disco.

Las crisis mundiales, casi por regla, han tenido como consecuencia movimientos ideológicos que van de la mano con los musicales. Desde el famoso corrido mexicano que explotó con la revolución, hasta el rock and roll a consecuencia de la segunda gran guerra. El jazz y blues surgen como lamento del esclavismo afroamericano y la trova y el folk, como un llamado de atención ante distintas injusticias.

A su vez, muchas generaciones tuvieron grupos musicales como representantes de su rebeldía, un megáfono que expresaba lo que era necesario decir en el momento. Es exactamente eso, un megáfono, lo que representa el disco de 2004, American Idiot.

Green Day fue uno de los grupos de la generación de jóvenes de los años 90’s cuando el rock aún era el medio musical ideológico predominante. Y tal vez la máxima expresión del trío punketo llegó con esta placa que aterrizó en tiendas de discos de todo el mundo a partir del 20 de septiembre de 2004.

American Idiot es una respuesta directa a los atentados del 11 de septiembre de 2001, cuando cuatro aviones comerciales fueron tomados por terroristas e impactaron contra el Pentágono y las Torres Gemelas. Un cuarto, dirigido a la Casa Blanca, no consiguió su objetivo.

El impacto mundial que tuvo el triunfo terrorista de ese día llevó a Estados Unidos a buscar venganza contra el talibán, iniciando una guerra que cobraría más vidas que los propios atentados. Ese es uno de los temas de American Idiot, de la pérdida originada tras la pérdida.

Esta placa, séptima en la carrera del grupo, es un disco conceptual al más puro estilo Pink Floyd o Genesis, lo cual resulta curioso, pues una de las razones del surgimiento del punk en los 70’s fue como forma de protesta ante el género musical del progresivo. Cabe mencionar que la mezcla entre ambos suena bastante bien.

El track principal –y primer sencillo, American Idiot- es una rebelión en contra de la ignorancia, de la pérdida de criterio expresándolo de una manera incómoda denunciando la manipulación por parte de los medios en conjunto con gobiernos.

Una de las composiciones mejor logradas y más interesantes es Jesus of Suburbia, en la que el protagonista hace un reclamo ante la sociedad que busca falsas figuras simbolizadas por el consumismo para terminar aletargada. Consta de 5 partes en las que cambia el ritmo, aunque conserva su concepto. Esta fue promocionada como sencillo y resumida tres minutos para su comercialización.

Los otros tres cortes promocionales fueron Holiday, Wake Me Up When September Ends y Boulevard of Broken Dreams, todos de mensaje profundo -como el resto de la placa- significando también una de las producciones más relevantes de su tiempo y de la carrera de Green Day. Este año se cumplen 15 de su lanzamiento y su mensaje sigue siendo tan vigente como cuando se dio a conocer en ese no tan lejano 2004.

Iñigo Pérez

25 años en medios de comunicación, seguidor del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música, de la televisión y del cine. El arte se expresa de muchas formas. Sólo tienes que descubrir la tuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button