DestacadasUpShow

Art Blakey a 30 años de su muerte.

En el mundo del jazz es común encontrar bateristas que, además de ser destacados en sus instrumentos, son líderes de su propia banda. Tal es el caso de gente como Buddy Rich o bien, el personaje que es nuestro motivo del día de hoy: el gran Art Blakey.

Blakey falleció el 16 de octubre de 1990, por lo que se cumplen 30 años del triste suceso. Más también es motivo de celebración el que podamos escuchar su obra en distintos medios. Además, conforme pasa el tiempo, más gente lo descubre y se enamora de sus composiciones, lo cual también es bueno. El legado de Blakey continúa disponible para las nuevas generaciones.

Arthur Blakey, también conocido por un tiempo como Abdullah Ibn Buhaina, tras haber adoptado el islamismo en la década de los 40, nace el 11 de octubre de 1919 en Pittsburgh, Pennsylvania, Estados Unidos. Como la mayoría de los grandes músicos, Blakey se fogueó en distintas bandas de jazz y trabajó con gente como el Monje, Thelonious Monk y Dizzy Gillespie.

A su vez, después de su emancipación musical, Art (diminutivo de Arthur y muy Ad Hoc, ya que en inglés quiere decir literalmente “arte”), fundó la banda por la cual sería conocido toda su vida, The Jazz Messengers, misma que sirvió como escuela para futuros virtuosos de la música. Algunos de ellos fueron Wynton Marsalis, Woody Shaw, Keith Jarrett, Chuck Mangione y Chick Corea, entre otros.

La especialidad de “los mensajeros del jazz” de Blakey fue el bebop y el hard bop, aunque también iban con facilidad hacia corrientes más ligeras. En sus 5 décadas de trayectoria, el músico dejó casi 100 materiales discográficos, tanto con su banda como en colaboraciones y conciertos.

Otro de los logros del músico fue, precisamente, la de uno de los desarrolladores del estilo del bebop como subcorriente del jazz, mismo que cobró importancia a finales de la década de los 40 y en los años 50. Su fina intuición musical le facilitaba la experimentación, además de que tenía una técnica de ejecución maleable que lo llevaba a intentar nuevas cosas, desde cambiar la empuñadura de las baquetas hasta el cambio de tiempos a la hora de interpretar, básico para un buen baterista.

Uno de los últimos experimentos del compositor, fue como parte del trío Bluesiana Triangle, de corta duración y que alcanzó a editar un disco de mismo nombre que salió a la venta en 1990. En este lo acompañaban otros dos grandes músicos: Dr. John y David “Fathead” Newman. La producción incorpora funk y blues, con agradables resultados.

Art Blakey falleció hace 30 años, 5 días después de haber cumplido 71 años de edad y no hay mejor manera de recordarlo que escuchando su vasta obra musical.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close