DestacadasUpShow

Blackstar, la estrella negra de David Bowie.

Los artistas… ¿Nacen o se hacen? En el caso de gente como Freddie Mercury, John Lennon y David Bowie, no hay duda: su genialidad no puede ser contenida y eventualmente emana como geiser, es la inspiración como una bomba de tiempo. Hace 5 años, se presentó el inicio de la despedida de David Bowie de este mundo. Lleva por título “Blackstar”.

Sin decirlo a nadie más que a su gente más cercana, Bowie hacía los arreglos para dejar una última producción, misma que llegaría al año siguiente, el 8 de enero de 2016, el mismo día del cumpleaños de David Bowie. 48 horas después, el genio había fallecido a causa del cáncer.

Es “Blackstar” el sencillo –y el disco- en el que el músico oculta mensajes y canaliza sus emociones. La composición de 10 minutos transcurre más rápido de lo que parece con sus constantes cambios de instrumentación y de métrica. La encriptación en la letra y la complejidad en su música le otorga una sensación de lúgubre misticismo. Eso, sin entrar a detalles en su video, cuyas imágenes son sencillas, estéticas, pero perturbadoras.

Saxofones tenores, flautas, guitarras y sintetizadores se mezclan perfectamente, no sólo en el track principal sino en todo el álbum que también tuvo canciones como “Lazarus”. Mientras esperamos que se cumpla el primer lustro del disco número 25 de David Bowie, recordamos la composición que le da nombre y que pone sobre la mesa todos los elementos con los cuales el británico habría de jugar una última vez.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close