DestacadasUpShow

Cuando Harry conoció a Sally: 30 años.

Billy Crystal y Meg Ryan en una de las mejores cintas del género.

Ahora –o mejor dicho, desde hace algunos años- se les conoce como “chick flicks”, películas románticas y de comedia ligera dirigidas principalmente al público femenino. Aunque, como en todos los géneros del cine, esta aseveración no sea totalmente cierta ya que muchos hombres utilizamos el nombre de la pareja, llámese novia, esposa, madre, amiga o hermana, para ir al cine a ver estas producciones. Y de las principales comedias de este tipo es una que se considera de “culto”. Me refiero a la que cumple 30 años: When Harry Met Sally… (Cuando Harry conoció a Sally).

 

Para empezar, el guion de este filme que llegó a las salas el 21 de julio de 1989, es espectacular. Y se debe en gran parte al genio de la escritora Norah Epton, quien también hizo los screenplays para: Sleepless in Seatle (Algo para recordar, 1993) y You’ve Got Mail (Tienes un e-mail, 1998), entre varias otras. Epton también dirigió estas dos últimas cuyo común denominador eran la pareja de Tom Hanks y Meg Ryan. Por desgracia, Norah Epton murió en 2012.

El director de When Harry Met Sally… tampoco era un amateur. Rob Reiner, además de ser actor, dirigió grandes clásicos entre las que se cuentan dos adaptaciones de libros y cuentos de Stephen King: Stand By Me (Cuenta conmigo, 1986) y Misery (1990); asimismo, A Few Good Men (Algunos hombres buenos, 1992), The Bucket List (Ahora o nunca, 2007) y la que le dio reconocimiento al inicio de su carrera como director: This is Spinal Tap (Esto es Spinal Tap, 1984).

 

La premisa de When Harry Met Sally… es sencilla e intrigante, ¿pueden hombres y mujeres ser sólo amigos? La historia comienza cuando Harry (Crystal) y Sally (Ryan) se conocen y tienen un intercambio ideológico. Aunque no llegan a nada, se van encontrando por coincidencia a través del tiempo. Se convierten en amigos; sus distintas formas de pensar los apartan uno del otro en el tema romántico, pero los acercan en amistad. Después de más de una década de vivir las experiencias del otro, se enfrentarán a la misma duda que ellos habían planteado.

 

Esta fue la película que lanzó a la fama a Meg Ryan, si bien Billy Crystal ya era reconocido. La actriz había tenido un papel reconocido en Top Gun, interpretando a Carole, novia de Goose (Anthony Edwards) y posteriormente haría un ascenso notable por películas como Joe contra el volcán (Joe Versus the Volcano, 1990) y The Doors (1991).

 

El intercambio y la química entre Meg Ryan y Billy Crystal es muy buena, por lo que resulta extraño que no hayan tenido más películas juntos. Sin embargo, nos quedamos con el filme de 1989 que es una muy buen producción en todos sentidos.

Cabe mencionar la gran participación de Carrie Fisher como Marie, personaje que llevaba algo de la verdadera Fisher impreso. Su actitud desparpajada e irreverente es una de las más fieles a su personalidad en la vida real y por la cual era tan querida y respetada, tanto por amigos y colegas, como por sus fans.

 

Y si bien podríamos catalogar Cuando Harry conoció a Sally como una “chick flick”, la verdad es que es un de esas cintas que bien vale ver varias veces y desmenuzar en sus distintos elementos: dirección, actuación, guion, música y producción en general. Este 21 de julio, cumple 30 año

Etiquetas

Iñigo Pérez

Trabajando en medios de comunicación desde hace rato. Suena bastante trillado pero... apasionado del mundo del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo) y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lily Ledy- sí, ya sé, estoy ruco-).

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button
Close