DestacadasUpShow

Daredevil 168, el inicio de una nueva era en los comics de la mano de Frank Miller.

Hace 40 años, el comic escrito y dibujado por el “incipiente” creador, Frank Miller, tomó a la industria por sorpresa. Este llegó a los puestos de revistas, farmacias y tiendas, el 7 de octubre de 1980.

.

Otra millonaria franquicia tuvo su génesis tomando su inspiración: The Teenage Mutant Ninja Turtles, o las Tortugas Ninja y fue en gran parte gracias a la influencia de Miller en la industria y sus lectores.

Los distintos trabajos de Frank Miller han sido tomados como base para adaptaciones en cine y televisión, tales como en la serie y película de Daredevil, la versión animada de Batman: The Dark Knight Returns, así como muchos elementos tomados para la trilogía de Batman de Christopher Nolan, entre otras. También se han llevado al cine comics de la propiedad de Miller, como 300 y Sin City (que codirigió junto con Robert Rodriguez). Frank Miller es, sin duda, uno de los autores de comics más considerados para otros medios.

Todo comenzó con el citado Daredevil #168, en el que el dibujante se estrenó como escritor de comics tras la salida de su titular, Roger McKenzie, con quien hizo una buena temporada en Daredevil. McKenzie comenzó a escribir el comic con el número 151, con fecha de portada de marzo de 1978. Miller se integró con el #158 (mayo de 1979).

.

McKenzie y Miller introdujeron una época más madura en Daredevil. El héroe no era el más popular de Marvel ni el que más vendía. Carecía un poco de desarrollo y, sobre todo,  de una galería de villanos importante. Conscientes de ello, los creadores decidieron tomar algunos “prestados”, así como al periodista Ben Urich, quien trabajaba con Peter Parker en el diario The Bugle. Urich eventualmente descubre la identidad del héroe.

.

La dupla hizo pelear a Daredevil contra el oponente más improbable: The Hulk, con resultados obvios. Como uno de los personajes de apoyo, recurrieron a su exnovia, The Black Widow y dieron más fuerza a oponentes como Bullseye.

.

Cuando McKenzie dejó el título, se le dio la oportunidad a Miller de continuar haciendo ambos trabajos, el de escritor y dibujante. La gente lo había recibido muy bien, sobre todo tras la salida del ilustrador insignia en Daredevil, Gene Colan. Otra pieza importante se mantuvo en el equipo creativo, el entintador Klaus Janson, quien precedía tanto a McKenzie como a Miller, habiendo asumido la tarea de manera regular en Daredevil #147 (su primer número fue el 124), con fecha de portada de julio de 1977 y quien trabajó con el propio Colan, dando continuidad visual.

La mancuerna Miller/ Janson es reconocida como una de las mejores en el comic y se mantuvieron juntos otros proyectos. Janson incluso terminaba los lápices bocetados de Miller, dando más tiempo al escritor para enfocarse en las historias. Ambos colaboraron en Batman: The Dark Knight Returns.

Por su parte, Miller introdujo un estilo más novelístico, sombrío, realista y noir a Daredevil. Sus exhaustivas y ricas descripciones creaban toda una atmósfera en el título, complementando el arte a la perfección, dando una sensación tanto literaria como cinemática.

En ese importante Daredevil #168, Miller introdujo a uno de los personajes más representativos del título y de Marvel en sí: Elektra, exnovia de Matt en la universidad, su primer amor y cuya trágica historia los había llevado a la separación forzada. No sólo eso, el destino se había encargado de reencontrarlos sólo para ponerlos en lados contrarios de la ética. Ambos debían elegir si debían sacrificar su amor latente en pos de sus convicciones.

Stick, maestro de Murdock, así como la organización secreta conocida como The Hand, fueron otros elementos introducidos por Miller. Por otro lado, Bullseye se convirtió en némesis del también llamado “Hombre sin miedo”.

.

La acción, el desarrollo de los personajes y el romance eran elementos primordiales. Además, la influencia del comic japonés, manga, y las cintas de oriente tuvieron fuerte presencia en el comic.

.

Kingpin, villano presentado originalmente en The Amazing Spider-Man #50, fue apropiado por Miller para este comic, que ostentaba un tinte más urbano y en el que el “Rey del crimen” encajaba a la perfección. Fue el propio Kingpin quien proporcionaría la peor derrota en la vida de Matt Murdock, de la que tardaría mucho tiempo en reponerse.

.

El último título de Frank Miller en Daredevil fue el número 191, con fecha de portada de marzo de 1983. El creativo se enfocó en otros proyectos, como la primera miniserie de Wolverine (con Chris Claremont) y Ronin (su primer título propio) para DC Comics.

.

Frank Miller regresó a Marvel para escribir la serie conocida como Daredevil: Born Again (Nacer de nuevo), que se desarrolló del número 227 al 231 con el gran ilustrador David Mazzuccheli. Ambos creadores hicieron la historia de cuatro partes en la que se narran los inicios del Caballero de la noche, Batman: Year One (Año Uno, de los números 404 al 407).

Miller regresó a su creación con la serie Elektra Assassin (con arte de Bill Sienkiewicz) y Elektra Lives Again, así como la miniserie de cinco números escrita a manera de screenplay para una posible película de Daredevil (improbable en los años 90), titulada Man Without Fear (con los artistas John Romita junior y Al Williamson).

.

Daredevil, a cargo de Frank Miller en trazos y argumento, es uno de los comics más reconocidos en la industria y se cumplen 40 años de su inicio.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close