DestacadasUpShow

David Bowie… Las sucias lecciones del corazón, el futuro y los asesinos en serie.

David Bowie creó muchos discos interesantes y muy distintos entre sí. Hoy hablaremos de Outside, con motivo de su 25 aniversario, pues fue liberado al mundo el 25 de septiembre de 1995.

Los álbumes conceptuales son algo común, sobre todo en el rock, el pop y otras corrientes. Constan de historias que se desarrollan a los largo de las canciones y que suelen llevar una secuencia. Los tracks por separado también tienen significado y pueden llegar a ser promocionados como sencillos para radio.

Algunos ejemplos muy comerciales son The Wall y Dark Side of The Moon de Pink Floyd, Quadrophenia y Tommy de The Who, o incluso algunos menos integrados como O.K Computer y Kid A de Radiohead.

Bowie no era foráneo a los álbumes conceptuales, teniendo algunos muy famosos como Ziggy Stardust and The Spiders From Mars. Pero en los 90’s, se dio a la tarea de componer una historia policiaca en Outside.

La cuestión musical se cuece aparte, cada uno de los tracks mantiene una coherencia con su estilo, a la vez que incorpora diferentes géneros para crear distintos entornos y momentos. Es la música como narración y como escenario.

1. Outside (The Nathan Adler Diaries: A Hyper-cycle) es el título completo del álbum que se sitúa en el futuro distópico – del entonces no muy lejano 1999- y que narra la historia del detective Nathan Adler, quien debe descubrir a un homicida serial.

Outside transcurre de manera no lineal e intervienen varios personajes, como Leon Blank, Ramona Stone y la pequeña Baby Grace Blue, así como el protagonista Nathan Adler. Todos son interpretados por el propio Bowie.

El arte del disco es parte de la narración, de estilo surreal, muy noventero, pero que mantiene su encanto hasta la fecha. Es en el libreto donde podemos ver a los personajes que participan (protagonista, víctimas y victimario) y cuyos puntos de vista nos ofrecen una pieza más en el rompecabezas. Parte del arte es pintado por el propio Bowie, como la portada que es un autoretrato titulado “The Dhead – Outside” (“Los muertos afuera”).

Outside es un disco “sandwich”; Bowie trataba de regresar a su carrera como solista tras el proyecto de Tin Machine, al cual invirtió mucha creatividad y esfuerzo. Por el otro lado, representó el regreso de su compañero, el también prolífico Brian Eno, quien toca, compone y produce junto con Bowie. Esta reunión fue la primera desde la “trilogía de Berlín” a finales de los 70’s.

Uno de los track más famosos de Outside es el tercer sencillo, “Hallo Spaceboy”, que cuenta con un remix hecho por el dueto británico de synth-pop, Pet Shop Boys y que constituye su versión más recordada; también existe otra por Tren Reznor de Nine Inch Nails.

Los otros dos singles de promoción fueron “The Hearts Filthy Lesson”, track que sirve como introducción formal a la historia policiaca en Outside, así como “Strangers When We Meet”. El primero se incluye en los créditos finales de la película Se7en, de la cual hablamos hace unos días.

Outside era la primera parte de una serie de discos que contarían una historia (o varias entrelazadas). El plan no continuó más allá de esta producción, pues en la siguiente, el británico se fue de lleno al electrónico (con Earthling), mientras que este, si bien contiene algo de electrónico, también incluye rock, industrial, blues y jazz.

Los diarios de Nathan Adler quedaron inconclusos, más es uno de los grandes discos de los 90’s de David Bowie.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close