DestacadasUpShow

Doble aniversario para el iconoclasta Peter Gabriel.

En realidad, este año hay varios aniversarios “cerrados” para el músico británico emanado del grupo Genesis en la década de los 70’s, pero hoy nos centraremos particularmente en uno de ellos además de mencionar otro.

Peter Gabriel ha sido un visionario desde que su grupo comenzó el acenso. La teatralidad y buena música, la experimentación y búsqueda de nuevos ritmos lo ha convertido en un artista completo. El medio audiovisual es lo suyo. Su sello discográfico, Real World Records, también ha sido importante para dar a conocer nuevos músicos, sobre todo del continente africano, tan culturalmente rico y tan necesitado de difusión. Gabriel es cofundador del festival de arte WOMAD (World of Music, Arts and Dance), en el que se celebra la música del mundo.

Precisamente fue la necesidad creativa lo que llevó a Gabriel a emprender carrera por sí solo y dejar a sus compañeros. En 1977 debutó con su disco llamado “Peter Gabriel”. En 1978 continuó con su segunda producción titulada “Peter Gabriel”. En 1980, presentó su tercer disco: “Peter Gabriel”. Y en 1982 dio a conocer su cuarta placa denominada… bueno, ya tienes la idea.

El hecho de nombrar sus discos igual tenía la finalidad de que estos fueran algo así como números nuevos de una revista. Más tras la cuarta palca, cambió su idea. Aun así, son estos cuatro discos considerados como parte del mismo concepto.

Los fans comenzaron a identificar a los discos por sus portadas, según la efigie que representaran. El tercero se conoce como “Melt” (derretir). Este salió a la venta el 30 de mayo de 1980, por lo que celebramos sus 40 años. Las icónicas fotografías fueron tomadas por el estudio Hipgnosis, a cargo del artista ya desaparecido, Storm Thorgerson, a quien conocemos por su trabajo con grupos y discos legendarios, como la portada del Dark Side of The Moon de Pink Floyd.

También conocido como Peter Gabriel 3, el material contiene canciones imprescindibles en la carrera y conciertos del compositor, tales como “Intruder”, “Self Control”, “Family Snapshot”, “Games Without Frontiers” y “Biko”. Esta última, merece un análisis por sí misma, pues es un himno a la igualdad entre razas.

“Biko” está basada en la vida real de Stephen Biko, joven sudafricano asesinado cobardemente por la policía en septiembre de 1977. La canción se convirtió en himno contra el famoso –e infame- Apartheid. Stephen era activista y cofundador de un grupo estudiantil de protesta en Sudáfrica. Las autoridades lo tenían en la mira y cuando pudieron, fue aprendido y asesinado en su custodia. Cuando Gabriel se enteró, compuso el tema e inició así su influencia de la música africana. También ayudó a dar voz a sus músicos.

Por otra parte, Peter Gabriel colaboró con la música para la película dirigida por Alan Parker, Birdy, de 1985. El disco fue puesto a la venta en 18 de marzo de ese año y es un excelente acompañamiento a la cinta de culto.

La placa se disfruta por sí sola, más si conoces la película, te hará recordar sus grandes momentos. La libertad de volar es casi equiparable a aquella provista por el arte de la música. Gabriel lo sabe y lo plasma con finura y dedicación, como el trabajo de un artesano.

Así recordamos dos de los trabajos de Gabriel, el 40 aniversario de su tercera producción (“Peter Gabriel”, “3” o “Melt”) y 35 de su primer trabajo en una banda sonora, Birdy.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close