DestacadasUpShow

El comic X-Men #66 cumple 50 años.

Llegaba así el fin para los mutantes de Marvel.

El género de superhéroes en cine debe mucho a la franquicia de X-Men, que debutó en el año 2000 bajo la dirección de Brian Singer y que nos dio grandes actuaciones como las de Hugh Jackman (Wolverine), Ian McKellen (Magneto) y Patrick Stewart (Charles Xavier). Antes de eso, los proyectos de Marvel tenían fama por su mala suerte. De manera similar, en los comics también han sido importantes los títulos de mutantes. Pero no siempre fue así.

(Poster para X-Men, película del año 2000)

 

En 2020 se cumplen 50 años de que fuera cancelado el comic The X-Men, título que años después llegaría a ser el más vendido en la historia. Y penar que estuvo a punto de desaparecer.

The X-Men es un concepto creado por Stan Lee y Jack Kirby. El primer número salió a la venta el 2 de julio de 1963, con fecha impresa en la portada del mes de septiembre (al igual que Avengers #1).

(Ilustración de X-Men por Brent Anderson, con el equipo original de 1963 y el segundo, de 1975)

 

Kirby y Lee eran los creadores principales de Marvel y generaban un título tras otro. Marvel comenzó a tomar la delantera en popularidad en ventas sobre su competidor más cercano, DC Comics, quienes habían revitalizado la industria del comic en 1956 y el lanzamiento del nuevo Flash (Barry Allen) en la revista Showcase #4.

De todos los proyectos de Lee y Kirby, el que menos éxito tuvo fue The X-Men. Supuestamente, Lee tuvo la idea de crear personajes que nacieran con sus poderes y los desarrollaran durante su crecimiento. Charles Xavier tendría una escuela para estos seres, mutantes, donde los ayudaría a desarrollar y controlar sus actividades.

(X-Men # 1, septiembre de 1963)

 

En el primer número se presentan al Professor X y sus estudiantes: Cyclops (”Slim” Summers), Angel (Warren Worthignton III), Beast (Henry McCoy) y el más joven de ellos, Iceman (Bobby Drake). En ese primer número llega Jean Grey a la academia (donde adopta el nombre clave de Marvel Girl) y enfrentan a Magneto.

Sin embargo, debido a la enorme cantidad de títulos que hacían Lee y Kirby cada mes, dejaron pronto a X-Men en las manos de Roy Thomas y Werner Roth. Jack Kirby dejó de dibujar en el número 11. Después de eso, sólo hacía los bocetos de cada número y otro dibujante terminaba los lápices. Posteriormente se entintaba, coloreaba y rotulaba. Kirby contó con la ayuda de otro extraordinario ilustrador, Alex Toth en el #12, el debut de Juggernaut, medio hermano de Xavier y uno de los villanos clásicos.

(X-Men # 12, primera aparición de Juggernaut)

 

Del número 13 al 17, los lápices de Kirby fueron terminados por Jay Gavin (seudónimo de Werner Roth), quien se convirtió en el dibujante oficial con el #18. Por su parte, Stan Lee escribió hasta el #19. Roy Thomas tomó su lugar.

Con el cambio, el título tuvo problemas para encontrar audiencia. Pese a ello, continuó relatando las aventuras de los mutantes de Marvel. Lee y Kirby habían dejado los elementos principales, como el conflicto de humanos contra mutantes, la Hermandad de Mutantes Malvados de Magneto (con Scarlet Witch, Quicksilver, Mastermind, Blob), The Sentinels y Bolivar Trask, Juggernaut, The Stranger, la reintroducción de Ka-Zar y otros.

Creadores importantes hicieron historias para X-Men, como Arnold Drake (cocreador de Deadman y The Doom Patrol) y Jerry Siegel (cocreador de Superman y The Spectre). Sin embargo, este el movimiento no tuvo mejoría en las ventas.

(X-Men # 56, regresa el escritor Roy Thomas y se une el dibujante Neal Adams)

 

En X-Men #56, se integra el dibujante Neal Adams a la revista, junto con el escritor Roy Thomas, quien había regresado en el #55. Juntos crearon una gran –y muy corta- corrida en X-Men. Por desgracia, las estadísticas de ventas tardaban mucho en llegar a las oficinas, por lo que el fin de X-Men se decretó como inminente.

Se planeó que la revista fuera cancelada con el número 66, donde se presentó una historia por Thomas y el dibujante Sal Buscema. Cuenta con un “final feliz”. Este salió a la venta el 13 de enero de 1970.

(X-Men # 66, último número de la serie)

 

Durante la primera etapa de X-Men, también se crearon personajes que permanecerían y hasta llegarían a formar parte del equipo, como Banshee, Havok (hermano de Cyclops), Polaris (hija de Magneto), Sunfire, Mimic y Changeling; así como los enemigos Erik The Red, el dinosaurio vampiro Sauron y otros.

Como las ventas de X-Men eran de regulares a malas (además, las historias de Thomas y Adams generaron un nuevo interés), tampoco ameritaba una cancelación definitiva. Se optó por reimprimir números antiguos que iniciaron con el número 67 (a la venta el 22 de septiembre de 1970, presentaba los números 12 y 13). Esta práctica siguió hasta el #93 (14 de enero de 1975). De esta manera, el público seguía leyendo X-Men y Marvel no tenía que pagar a gente que hicieran nuevos relatos.

(X-Men # 66, última página con “final feliz”)

 

Los personajes hacían apariciones individuales o en equipo en otras revistas, como Amazing Spider-Man o Avengers, así que no estaban en el total olvido.

(Los X-Men hacían apariciones en otras revistas tras la cancelación de su propio título)

 

El 1 de abril de 1975 todo cambiaría para los mutantes y para Marvel en sí, con la llegada del nuevo equipo de X-Men, que incluía personajes como Storm, Wolverine, Nightcrawler y Colossus, iniciando un camino que los convertiría en el título de más ventas en la industria, llegando al record en 1991 al vender 8 millones de copias del entonces nuevo título, X-Men #1 (y cinco portadas distintas, a cargo de Chris Claremont y Jim Lee).

(Portada especial para X-Men # 1, de 1991, por Chris Claremont y Jim Lee)

 

Si la cancelación de X-Men en 1970 hubiera sido definitiva, la industria del comic sería muy distinta hoy en día. En 2020 se cumple medio siglo de que las historias originales en el título de X-Men llegaron a su fin con el #66.

 

Etiquetas

Iñigo Pérez

Trabajando en medios de comunicación desde hace rato. Suena bastante trillado pero... apasionado del mundo del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo) y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lily Ledy- sí, ya sé, estoy ruco-).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close