DestacadasUpShow

El cuerpo y su musicalidad. Por Roger Waters.

Tal vez el disco más peculiar creado por cualquiera de los miembros de Pink Floyd es el que grabó Roger Water con Ron Geesin y que dieron a conocer el 28 de noviembre de 1970: Music from the Body. En 2020 cumple medio siglo.

.

El título no puede ser más literal: “Música del cuerpo” o “Música proveniente del cuerpo” es exactamente eso, compases armónicos en distintos géneros musicales acompañados por sonidos corporales de todo tipo. No se trata de algo experimental pues este proyecto tuvo un propósito.

.

The Body (El cuerpo) es un documental de 1970, dirigido y producido por Ron Battersby, quien también hacía series televisivas en Inglaterra. El programa era una exploración científica del cuerpo humano utilizando tecnología sofisticada como el uso de microcámaras para poder apreciar el funcionamiento de algunos órganos internos. El programa tenía duración de hora y media. Fue lanzado en DVD en el año de 2013.

En cuanto a la porción musical, esta fue compuesta por Roger Waters, cantante, compositor principal y bajista de Pink Floyd, junto, con Ron Geesin, compositor experimental quien había trabajado en 1970 con Floyd para el álbum Atom Heart Mother, su proyecto más ambicioso hasta ese momento, que incluía una suite instrumental de casi 24 minutos con cuerdas, metales y coros. Te dejo una liga para la nota donde hablo de dicha producción:

Geesin y Waters aceptaron la propuesta de hacer la banda sonora para el documental The Body, misma que fue editada en disco para su venta. La placa involucra la voz de los narradores del documental, Vanessa Redgrave, Frank Finlay, la del propio Waters, y hasta la del bebé de Geesin.

Music from the Body son 22 canciones en las que utilizan instrumentos convencionales, rudimentarios y sonidos corporales. Los géneros musicales son variados y los títulos, sumamente interesantes: “Pensamiento del embrión” (Pink Floyd ya contaba con una canción vista desde la perspectiva de un embrión, titulada aptamente “Embryo”). O bien, “Más de siete enanos en la Tierra-Pene”, “El baile de los corpúsculos rojos” y otras por el estilo.

.

El último track, “Give Birth to a Smile” (“Da a luz a una sonrisa”), es interpretado por todo Pink Floyd, aunque no aparecen acreditados, siendo una de las composiciones más obscuras del grupo. Por su parte, esta sería la única grabación de Waters como solista hasta su partida definitiva del grupo, cuando lanzó su producción The Pros and Cons of Hitch Hiking en 1984, en la que lo acompaña Eric Clapton.

Music from the Body es un álbum que se mantiene interesante a 50 años de su gestación, tanto por su composición como por la utilización de la música como herramienta narrativa y propositiva.

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button