DestacadasUpShow

El “deseo” de Bob Dylan.

Para 1976, Bob Dylan ya era una leyenda. Tal como lo sigue siendo al día de hoy. El cantautor había pasado algunas etapas turbulentas tanto a nivel personal como profesional. Su radical cambio de lo acústico del folk a lo eléctrico le había valido una enorme cantidad de críticas duras. Sin embargo, sus fans verdaderos sabían que la esencia de Dylan permanecía, sin importar la manera en que transmitía sus mensajes. Dylan no era un poeta, ni un activista, ni un rockero, ni un músico trovero (o folk). Era ninguno de los anteriores y todos a la vez.

.

En 1976, Bob Dylan continuaba contando historias urbanas, reclamando injusticias y la complacencia. El 5 de enero de ese año, hace 45 años, dio a conocer Desire, disco número 17 en su carrera profesional.

El álbum consiste de 9 canciones, en las que participan Eric Clapton, la violinista Scarlet Rivera y otros músicos connotados. Es por estas colaboraciones que Desire se escucha como un material más “lleno”, con mayor producción musical. En el aspecto lírico, Dylan se mantiene con las historias y la denuncia.

.

Desde el primer track, “Hurricane”, el compositor de peculiar voz acusa la condena sin pruebas del boxeador Rubin Carter por homicidio. Según Dylan, Carter fue condenado por el hecho de ser afroamericano. Décadas después, la historia del boxeador fue llevada al cine por Denzel Washintgon en la cinta de 1999, Hurricane (Huracán). Carter fue absuelto por falta de pruebas -y tras reabrirse su caso en 1975-, después de haber pasado 20 años preso.

.

Por otro lado, la canción de 11 minutos, “Joey” habla la historia del gánster “Crazy Joey” Gallo. A Dylan se le acusó de hacer apología de la mafia.

“Mozambique”, pese a coincidir en fechas con la emancipación del territorio reclamado por Portugal, habla específicamente del idilio de pasar algún tiempo vacacional en el territorio.

.

Desire cierra con “Sara”, dedicada a su entonces esposa. Y mientras que funcionó momentáneamente como reconciliación, la pareja se daría un “adiós” definitivo en 1977. La composición, sin embargo, está considerada como una de las más románticas de Bob Dylan. Esta, por cierto, fue escrita en solitario por el guitarrista y armonicista, a diferencia del resto, en las que tiene coautoría con Jaques Levy.

.

En esta placa también destaca la aportación vocal de Emmylou Harris, quien le imprime sentimiento y un estilo country a las canciones en las que participa.

Desire es otro gran material de Bob Dylan y merece ser recordado en su cumpleaños número 45.

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button