DestacadasUpShow

El fenómeno mundial llamado Harry Potter.

31 de julio de 1980. Nace uno de los personajes más importantes en la cultura pop mundial: Harry Potter, fruto de la creación de la escritora británica, J. K. Rowling. Su caso es un ejemplo de superación como lo es el del joven mago (ahora de 40 años). La escritora creó el universo de Hogwarts pensando en una audiencia joven, sin tener un mercado meta definido. Su idea evolucionó hasta convertirse en un modesto libro. Tras casi diez rechazos por parte de editoriales, este logró ser publicado y poco tiempo después, se convirtió en un suceso mediático mundial.

(Harry Potter y la pidera filosofal, 1997, edición inglesa)

La fiebre generada por Harry Potter contagió a millones de personas en todo el planeta. Además, creó un nuevo fenómeno literario que se había visto pocas veces. Así como la gente se congrega afuera de las tiendas listas para el Viernes Negro de Estados Unidos, los niños, adolescentes y adultos se apostaban en las inmediaciones de las librerías que estaban dispuestas a abrir sus puertas a la medianoche del día del estreno del nuevo libro de Potter. Muchos de ellos, incluso, leían el libro esa misma noche y lo comenzaban tan pronto lo tenían en sus manos; de ser posible, antes de salir de las tiendas.

(Harry Potter y la cámara de los secretos, 1998, edición norteamericana)

Algunos critican a Rowling por su técnica en la escritura, detalles en los que no ahondaremos. Sin embargo, si algo logró su obra es que miles de niños adquirieran el amor por la lectura, tan falta hoy en día. Es verdad, conforme avanzan los libros podemos apreciar la evolución como escritora de J. K. Esto, lejos de ser en detrimento del aficionado, nos ayuda a entender la visión de Harry, su evolución y crecimiento, como si todos maduráramos juntos en la travesía de siete libros: escritora, estudiantes de Howgarts y lectores.

(Harry Potter y el prisionero de Azkaban, 1999, edición mexicana)

El 26 de junio de 1997 se publicó la primera edición de Harry Potter. A la fecha, se han vendido más de 500 millones de ejemplares, lo que lo convierte en el trabajo de ficción con mayores ventas en la historia, y el tercer lugar en general, sólo por detrás de la Biblia y el Libro Rojo de Mao Tse-Tung. El primero ha vendido más de 3,900 millones de copias y el segundo, 820 millones.

(Harry Potter y el cáliz de fuego, 2000, edición española)

En Reino Unido, la editorial Bloomsbury, accedió a adquirir el libro de Joanne Kathleen Rowling, mientras que, en Estados Unidos, fue Scholastic. El título fue diferente para cada continente. En su país de origen, lleva por nombre Harry Potter and the Philosopher’s Stone (Harry Potter y la piedra filosofal); sin embargo, el criterio estadounidense decidió cambiarlo para hacer más evidente que se trataba de un libro que involucra la magia, dejándolo como Harry Potter and the Sorcerer’s Stone (Harry Potter y la piedra del hechicero).

(Harry Potter y la Orden del Fénix, 2003, edición rusa)

10 años fueron los que se llevó la publicación oficial de la serie de Potter, llegando a su conclusión con el séptimo volumen el 21 de julio de 2007. Harry Potter and the Deathly Hallows narra la esperada batalla final entre el bien y el mal y da un final satisfactorio a la saga.

(Harry Potter y el príncipe mestizo, 2005, edición francesa)

Harry James Potter nace el mismo día que su creadora, pero con una diferencia de 15 años. Rowling vio la luz del día el 31 de julio de 1965 en Yate, Gloucestershire, mientras que Harry, según lo establece el libro Chamber of Secrets, en 1980. Si tomamos en cuenta que el epílogo de la saga en Deadly Hallows ocurre 19 años después, tenemos como resultado que el final se llevó a cabo en 2018. Números más, números menos, es tiempo de seguir celebrando los primeros años de un nuevo clásico literario.

(Harry Potter y las reliquias de la muerte, 2007, edición alemana)

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close