DestacadasUpShow

En 2015, termina el comic de Witchblade con el #185.

Hace poco hablamos de los 25 años del comic de Witchblade, publicado por Top Cow para Image en 1995. Hoy hablaremos de este gran personaje, pero en otro sentido: del final de su primer título con el #185, publicado hace 5 años, el 25 de noviembre de 2015.

(Portada reutilizada del #1 para la última publicación de Witchblade)

.

Aquí te dejo la liga para el artículo donde hablamos de su inicio:

Después de dicha cancelación inició un nuevo volumen, el 6 de diciembre de 2017 y es el más reciente. Sin embargo, la esencia del comic es bastante distinta a la original. La manera en que se narran los comics en general ha cambiado con respecto a la de los años 90, cuando los eran más llamativos y con grandes secuencias de acción.

En cuanto a Witchblade, desde 2017 la protagonista ya no es la detective de policía Sara Pezzini, sino la periodista Alex Underwood. El artefacto tiene un origen místico y milenario, eligiendo a sus huéspedes.

.

Sara Pezzini fue la poseedora más popular. Gran parte del éxito de Witchblade fue la inercia que ganó tras la explosión de su inicio, gracias al equipo creativo de Marc Silvestri, los escritores y editores, David Wohl y Brian Haberlin, así como del dibujante Michael Turner. La escritora Christina Z participó desde el inicio, aportando sus ideas.

Brian Haberlin presentó a Silvestri la idea de un “Rey Arturo” que fuera mujer y el Wichblade sería una especie de “Excalibur.

(The Witchblade surge de la idea de la mítica espada Excalibur)

.

Brian Haberlin presentó a Silvestri la idea de un “Rey Arturo” que fuera mujer y el Wichblade sería una especie de “Excalibur.

Fue tanta la popularidad de Witchblade que casi de inmediato se creó un segundo título, Tales of the Witchblade, donde se exploraba a las poseedoras del poder místico a lo largo de la historia con diferentes equipos creativos.

(Segundo comic de Witchblade donde se presenta a varias de las poseedoras a lo largo de la historia)

.

Los 90’s también fueron determinantes para la popularidad de las heroínas de las cuales, Witchblade fue una de las principales, una de las más representativas de Top Cow, de Image y de la industria en general. Sus comics eran muy cotizados, caros y difíciles de conseguir. Ahora son más accesibles, además de contar con recopilaciones. También se adquieren de manera digital.

Los lectores demandaban su presencia, por lo que también la pudimos ver haciendo equipo con otros personajes, varios de ellos pertenecientes a otras compañías, como Wolverine, Elektra, The Punisher, Aliens, Vampirella, Justice League, Red Sonja, Battle of the Planets, Medieval Spawn, Tomb Raider y otros más.

(Crossover entre Marvel Comics e Image/ Top Cow)

.

El dibujante y escritor Marc Silvestri fue uno de los fundadores de Image Comics en 1992, dándose a conocer tiempo antes como dibujante de X-Men y Wolverine para Marvel. Fue una de las grandes estrellas de la compañía y uno de los 7 que hicieron el éxodo para crear su propio lugar de trabajo.

Silvestri debutó en Image con Cyberforce, equipo con bastantes similitudes a X-Men. Poco después, creó Codename: Strike Force, pero tal vez su éxito principal fue Wichblade. Uno de los principales aciertos, fue la incorporación del dibujante Michael Turner, joven creador que llamó la atención en muy poco tiempo y que fue la manzana de la discordia entre Silvestri y Rob Liefeld, otro de los fundadores.

(Primer comic con arte por Michael Turner)

.

Con muy pocos números en su haber, Turner ilustró el #1 de Wichblade. Pocos meses después, Turner era una de las principales estrellas de la industria, mientras que Wichblade, uno de los principales comics. Sin embargo, Turner quería intentar otras cosas y dejó el título con el #25, publicado el 12 de agosto de 1992.

(Último número donde apareció el arte de Turner)

.

Encontrar un reemplazo fue sumamente difícil y se optó por otro joven artista, Randy Green, de estilo más caricaturesco, pero que dio buenos resultados por un tiempo. La escritora Christina Z se mantuvo a cargo del título. Sin embargo, tras la salida de Turner, las ventas bajaron. Para el #40, se restauró estilo visual inicial con el dibujante Keu Cha. El experimentado escritor Paul Jenkins se integró al título.

(El dibujante Randy Green sustituyó a Turner en el #26)

.

Cha no era un ilustrador muy veloz, por lo que tuvo que ser asistido de Francis Manapul, Brian Ching y hasta Michael Zulli.

Los equipos creativos fluctuaron hasta el #80, cuando se tuvo la acertada decisión de integrar al reconocido escritor Ron Marz quien se mantuvo prácticamente hasta el final del título.

.

El hecho de incorporar a escritores como Jenkins y Marz obedecía a la necesidad de generar buenas historias para conceptos que eran buenas ideas, pero carecían de desarrollo. Un escritor de trayectoria podría ver el potencial, pulir y eliminar los elementos que no sirvieran.

Por otro lado, existía el comic The Darkness, que se había creado como derivado de Witchblade y que contó en su inicio con el equipo de Garth Ennis y Marc Silvestri, siendo de los títulos más buscados. Top Cow (compañía de Silvestri) requería que Witchblade, su estandarte, se mantuviera al mismo nivel.

(Primer número de The Darkness, comic derivado de Witchblade)

.

Michael Turner siguió creando comics como Fathom y Soulfire, fundando su propia editorial. Por desgracia, el joven talento falleció a los 37 años a causa del cáncer en 2008.

(Fathom fue otra de las creadores de Mike Turner, dibujante convertido en escritor y empresario)

.

Las aventuras de Sara “Pez” Pezzini continuaron con altas y bajas hasta el mencionado #185, con lo que se dio fin a la etapa inicial del personaje. El número final se publicó el 25 de noviembre de 2015. Apenas 5 años han transcurrido del final del primer volumen y lo más seguro es que en algún punto regrese Sara Pezzini a las páginas de Wichblade. Pero mientras esto sucede podemos volver a recorrer sus aventuras clásicas.

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button