DestacadasUpShow

Jamie Cullum presenta su disco Taller.

El crooner llega más alto y más lejos.

Jamie cullum es uno de esos músicos considerados por muchos como One-Hit-Wonders, pues lo escuchamos en 2005 con Get Your Way en una interesante mezcla de jazz clásico y contemporáneo con sampleos  de Get Out Of My Life, Woman, de Allen Toussaint. Pero fue tan común encontrarle en los canales después de eso.

Sin embargo, con el tiempo, el cantante, pianista y compositor inglés de casi 40 (cumple años el 20 de agosto) se ha convertido en un ser interesante, parte de esa mini generación de crooners, en el que incluiríamos a Michael Bublé e incluso a Robbie Williams. Las personalidades de la música “antigua” –los Sinatras, los Dinos, los Davis jr’s.- hacían más que cantar ante una audiencia: convivían con ella, la hacían parte y se entregaban unos hacia a otros.

Ahora, Cullum presenta su octavo material de estudio: Taller. Y si bien se podría tomar como un elegante sentido figurado, diciendo que se trata de un título aspiracional, no es así –o no del todo-. Como el resto del disco, es un conjunto de canciones personales, introspectivas en el que Jaime comunica y conecta con su audiencia.

 

Decíamos, Taller es una canción compuesta por él, para él y para su esposa, en la que intenta apropiarse del hecho que es más bajo que Sophie Dahl que le ha valido algunas burlas y críticas. Jamie capitaliza sentimientos y los cocina en un excelente crisol. “Quisiera ser más alto para poder estar a tu altura”.

 

El resto del material, tiende a la nostalgia, aborda temas varios. Por ejemplo, la ansiedad  que vivimos constantemente: “He estado escarbando en el lodo, buscando significado en la fría tierra para reunir lo que queda de tu autoestima. Porque solamente amor es lo que sobrevive de nosotros. Porque me aferro a ti y tú te aferras a mí; una pequeña victoria en esta época de ansiedad”. Una frase nos remite a las vivencias del inglés: “Espero que la banda no me haga cantar con ellos”. ¿Quién no se identifica con esos momentos en que te sientes más abajo del suelo y debes poner una sonrisa, intentando que esta no se desmorone? De eso trata The Age of Anxiety”.

 

Melancolía, tonos menores con orquesta y piano son lo que revisten el mensaje de Drink, un recordatorio de que no todo es eterno, de que lo ideal es no dejarse vencer, de que hay que actuar pues la vida es pasajera.

 

Diez canciones compuestas por Jamie Cullum llegan a nosotros en este 2019 y colocan al músico como un gran compositor que no necesariamente tiene que estar en el número uno de ventas para trascender. Con dejar una canción en cada uno de sus fans es más que suficiente.

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button