DestacadasUpShow

Kick-Ass, la película, cumple 10 años.

Uno de los escritores cuyas propiedades han sido adaptadas mayor cantidad de veces al cine, es el escocés Mark Millar, quien se dio a conocer por su trabajo en editoriales como DC Comics y Marvel, con títulos como The Authority, The Flash, Ultimates, Civil War y Judge Dredd (para la revista semana inglesa 2000AD), entre otros.

Cuando se hizo de renombre, Millar comenzó a crear proyectos propios. Su peculiaridad es que invitaba a dibujantes para ser cocreadores de los personajes y repartir así las ganancias. Esto, además de darle buena fama, hizo que los más grandes nombres quisieran trabajar con él, debido a que sus proyectos estaban pensados para venderse a las productoras de cine, ávidas de conseguir comics para adaptar.

Así llegaron comics –y películas- como Wanted, publicada en 2003 junto con el artista J. G. Jones y adaptada en 2008 para cine con Angelina Jolie, James McAvoy y Morgan Freeman. Kingsman, de 2012 con el cocreador de Watchmen, Dave Gibbons, y adaptada en 2015 con Colin Firth, Tager Egerton, Samuel L. Jackson y Michael Caine.

Incluso, en 2017, el gigante del entretenimiento, Netflix, compró los derechos de las propiedades de Millar, conocidas como Millarverse, para futuras versiones de películas y series. El escocés y su esposa también tienen como plan iniciar la publicación de sus comics con el apoyo de la compañía. Estos habían sido publicados en Marvel, Image Comics y otras editoriales.

La venta para Netflix excluye proyectos que ya están comprometidos con otras compañías, como Kingsman y Kick-Ass.

Precisamente, el motivo de este artículo es para hablar del primer proyecto cinematográfico de Mark Millar y que tuvo tanto éxito que incluso generó una secuela. Kick-Ass tuvo su estreno en cines hace 10 años, el 16 de abril de 2010.

Kick-Ass, el comic, fue publicado de inicio por Marvel Comics en febrero de 2008. Era tal la importancia del autor, que la editorial creó un sello independiente de los demás personajes del Universo Marvel, llamado Icon, donde los creadores de mayor importancia tendrían la facilidad de publicar sus propias ideas y retener los derechos intelectuales.

Mark Millar recurrió a uno de los dibujantes de comics más importantes, tanto de Marvel como de la industria en sí, John Romita Jr., cocreador de personajes como Dazzler, Forge, Fenris, Nimrod, The Marauders, personajes de X-Men. Para Spider-Man: Madame Web, Morlun, Hydroman y Hobgoblin, así como la segunda versión de Captain Marvel, Monica Rambeau.

Millar y Romita Jr. crearon la historia de Dave Lizewski, un adolescente que intenta copiar a sus héroes de comic e impartir justicia callejera. En un mundo real, esto puede resultar fatal. Inspirado por seres como Spider-Man y Batman, Dave crea su propio traje e identidad secreta.

La premisa del comic resultaba bastante atractiva, ¿Cómo sería en la vida real un justiciero de este tipo? Los peligros son verdaderos y las consecuencias lo son aún más. Sin embargo, en algún momento del comic, este se volvió demasiado violento e irreal, abandonando la idea original de estar situado en un mundo cotidiano. Pese a la introducción de héroes interesantes como Hit-Girl y Big Daddy, la historia perdió su brújula.

Para cuando se adaptó al cine, se intentó mantener la misma tónica. Y lo consiguieron. La historia también llega a caer en el exceso, es irreverente, violenta, sexual y escatológica. Kick-Ass consiguió buenas vistas en el cine y una aceptable recaudación de taquilla, por lo que se generó una segunda parte en 2013. Además, puso a Mark Millar en el mapa como uno de los escritores de comics con mayores adaptaciones de sus trabajos al cine y la televisión, como Alan Moore, Neil Gaiman y Frank Miller.

La cinta de Kick-Ass contó con la participación del entonces famoso actor, y amante de los comics, Nicholas Cage. El histrión llegó a tener una de las colecciones de comics más importantes del mundo, en la que se incluía una copia en buen estado de Action Comics #1, la primera aparición de Superman, el primer superhéroe. Cage también pujó para interpretar a Johnny Blaze en la película de Marvel, Ghost Rider, haciéndolo en dos ocasiones. Y, por si fuera poco, su nombre real es Nicholas Coppola, sobrino del renombrado director Francis Ford Coppola. Al querer hacerse nombre por sí mismo, Nick adoptó el apellido de otro personaje de Marvel: Luke Cage.

Nick Cage interpretó a Damon Macready/ Big Daddy en Kick-Ass, padre de Mindy/ Hit-Girl. El papel de la pequeña asesina fue el despunte para Chloë Grace Moretz. Por su parte, Dave Lizewski / Kick-Ass, hizo lo propio para Aaron Johnson, quien también interpretó a una versión de Quicksilver en Avengers: Age of Ultron.

El reparto fue aderezado con participaciones de Evan Peters (quien interpretó al “otro” Quicksilver en las cintas de X-Men) como el amigo de Kick-Ass, Todd.

Mark Strong hizo el papel de Frank D’Amico (el propio Strong participó también en Kingsman de Millar), padre del villano Chris D’Amico/ Red Mist (Christopher Mintz-Plasse).

El filme de Kick-Ass es divertido, bastante subido de tono. No apto para niños. Obtuvo status de culto y sigue siendo recordado por sus seguidores, por lo que hoy lo mencionamos al cumplir 10 años de su estreno.

Etiquetas

Iñigo Pérez

Casi 25 años en medios de comunicación, fanático del comic (desde antes de que fueran "cool"), de la música (desde cuando escucharla caminando por la calle era todo un lujo), de la televisión y del cine (desde que, para poder ver tu película favorita, tenías que grabarla de la tele con pedacitos de comerciales de Gansito o Lili Ledy).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Back to top button
Close